Una sorpresa para los fans de Charly García: salió a la luz un audio inédito de un viaje escolar de 7° grado

Una cinta conservada durante 60 años y un gran trabajo de rescate permitieron volver a escuchar esta reliquia. Los detalles de la recuperación del audio, hasta ahora desconocido, que emociona a los fanáticos

Compartir
Compartir articulo
Una sorpresa para los fans de Charly García: salió a la luz un audio inédito de un viaje escolar de 7° grado Crédito: RarezasSNM

Viernes 12 de abril de 2024. El canal de YouTube Rarezas Say No More (RarezasSNM) publicó un audio inédito de Charly García, hasta ahora, la grabación más antigua que existe. ¿Quién se animó alguna vez a afirmar que conocemos todo del ex Sui Generis?

Con los días, el registro se volvió viral y los fanáticos estallaron. Se trata de una cinta, hasta ahora desconocida, del momento en que “Carlitos” García Moreno realizó su viaje de estudio de 7° grado a la provincia de Córdoba, lo cual constituye una auténtica reliquia. El hallazgo fue posible gracias a Eduardo Blanco, compañero del músico durante su paso por la Escuela Aeronáutica Argentina, quien conservó esta joya sonora por más de seis décadas.

Uno de los encargados de la recuperación y digitalización de material fue Tomás Rojas quien, desde hace unos años, se dedica a la restauración de los más afamados equipos de grabación de las últimas décadas. Según contó Rojas, en diálogo exclusivo con Teleshow: “Originalmente, el propietario de las cintas (Eduardo), avisó en un grupo de Facebook, que las tenía en sus manos”.

El mensaje fue visto por Roque Di Pietro, periodista y escritor, entre cuyas obras figura Esta noche toca Charly, que de inmediato decidió contactar a Tomás. Luego, se sumó Alan Nuzzolese y, entre todos, revisaron los rollos de cinta en un grabador geloso hasta dar con el correcto. La emoción ante el redescubrimiento de la voz de García en sus años de juventud fue absoluta y proporcionó una ventana a la intimidad de la época. Ni hablar de la importancia del hallazgo, no solo por su valor histórico, sino también en lo que representa para el patrimonio cultural argentino.

“Para mí fue algo muy emocionante porque se trata del primer testimonio que existe de Charly como músico y compositor”, detalló Rojas. Y agregó: “Me resultó llamativo que la génesis de Vampiro fuera casi 30 años antes de la edición de Tango IV, cuando aún no había escuchado a Los Beatles, ni tampoco conocido al que luego sería su compañero de banda, Nito Mestre”.

En sintonía, Di Pietro sostuvo: “La aparición de este registro es un acontecimiento para el archivo sonoro de Charly García, que fue construido gracias al esfuerzo de fans y coleccionistas y, en consecuencia, para el patrimonio cultural argentino. Charly solía decir que ‘Vampiro’ era una canción que había compuesto en su niñez, igual que ‘Corazón de hormigón’. Este hallazgo (y tantos otros) viene a demostrar que la mitología García se construyó a base de episodios reales, que vinculan al protagonista de esta historia con alguna clase de genio precoz. Ahora resta por esperar que aparezcan grabaciones de Charly en su período de alumno de conservatorio y el rompecabezas sonoro de este artista único quedará bastante completo”, dijo.

Desde sus primeros años Charly García emocionó con sus interpretaciones
Desde sus primeros años Charly García emocionó con sus interpretaciones

Esta grabación no solo enriquece la discografía de Charly con una pieza antes desconocida por el público y los críticos, sino que también aporta al acervo cultural, al ofrecer nuevas perspectivas sobre la música y vida de uno de los íconos del rock en español. El esfuerzo de conservación y estudio detrás de la cinta demuestra la relevancia de preservar el material histórico para futuras generaciones, mientras celebra la prolífica carrera de García desde sus comienzos, algo de lo que siempre se jactó y, ahora, se encuentra disponible al público en general.

¿Qué se sabe del momento en que se grabó? Fue en 1964, cuando el ex Sui Generis realizó un viaje escolar con sus compañeros de 7° grado de la Escuela Aeronáutica Argentina a la provincia de Córdoba. Desde allí, los alumnos grabaron saludos para sus familiares de Buenos Aires. Al momento de hacer lo suyo, Charly se tomó el atrevimiento de cantar un tema al que llamó Vampiro.

Como se escucha en el audio, que encabeza esta nota, todo transcurrió en medio del barullo de una charla de adolescentes. En ese momento, un adulto tomó el micrófono y le preguntó: “Y, García Moreno, ¿qué tal esa guitarreada?”. Muy suelto, Charly contestó: “Toco la guitarra muy bien”. Acto seguido sus compañeros lo incentivaron para que cantara el tema nuevo que había creado. “¡El vampiro!”, gritaban exultantes.

De inmediato el joven Charly comenzó a entonar la canción: “Entrás a morder de noche, a la caza, ya lo sé, se te pega en el pescuezo y la sangre entra a correr... y nada más”, lo que provocó un aplauso generalizado de quienes allí se encontraban. Tras ello llegó el tiempo del saludo a sus familiares: “Espero que estén todos bien, yo estoy bien, acá se come. Un saludo, mamá. Chau, adiós, para toda la familia”, cerró provocando nuevas risas.

Charly García - Demo de Vampiro

La grabación continuó luego con la presentación a cargo del mayor responsable: “Bueno, hoy día domingo, luego de haber cenado, vamos a proceder a hacer un pequeño fogón, no sé si será del todo folclórico, pero va a ser un fogón en serio, ¿es así o no?”, ante lo que los menores no dudaron en responder a coro: “Sí, señor”.

Así, volvió a presentar a García Moreno que, antes de cantar Vampiro, afirmó que era una “creación propia”. Luego de repetir las estrofas de la grabación anterior, le sumó: “Vampiro, déjame dormir tranquilo. Deja de molestar, Vampiro. Escalofríos siento cuando te veo a ti. Después de esconder su rostro en iglesias y árboles. Déjame dormir tranquilo, muéstrame un poco su...”. Luego la cinta dejó de grabar.

Los años pasan, las agrupaciones también, pero en 1986, tal como ocurrió con otras obras de los primeros años de Charly, Vampiro también volvió a ser revisitada por el artista, aunque finalmente quedó afuera de Parte de la religión y recién vio la luz para el gran público en el trabajo en conjunto Tango 4, en el que compartió cartel con Pedro Aznar, y en el que incluso hasta Gustavo Cerati fue parte, ya que se hizo cargo de las guitarras en esa interpretación.

Al respecto, Di Pietro recordó que Charly nunca tocó en vivo Vampiro. “Una de las pocas veces que la interpretó fue en el Luna Park, en diciembre de 2003, junto a Cerati, invitado en aquel disco. El tiempo al fin puso en su lugar a Vampiro”, cerró.