Carmen Barbieri le preguntó a Jorge Porcel Jr de qué vive y se sorprendió con su respuesta

Un momento emotivo y plagado de recuerdos se vivió cuando el hijo del cómico se reencontró en vivo con quien fue la pareja de su padre

Compartir
Compartir articulo
Jorge Porcel Jr reveló de qué vive (El Trece)

Era enero de 1977, y el rumor que circulaba en el ambiente daba cuenta de que Jorge Porcel y Carmen Barbieri mantenían un romance secreto. Nadie lo podía creer. Aquella relación nació en la noche de Buenos Aires. Si bien pocas veces trabajaron juntos, el ambiente los unía: frecuentaban los mismos lugares y tenían amigos en común. Pero en realidad, se conocían desde hacía muchísimos años, ya que el cómico había sido compañero de Don Alfredo, y conocía a la entonces vedette desde que era una beba. Y todo estalló cuando Barbieri supo del romance del cómico con su hija.

Pese a todo, la relación continúo, aunque de manera muy conflictiva. Carmen y Porcel no se mostraban en lugares públicos, frecuentándose solo a escondidas. Ella lo mimaba, lo cuidaba y hasta lo bañaba. Por aquel entonces muchos pensaron que el rumor del romance era, en realidad, una operación de prensa movilizada por la bailarina en ascenso. Lejos de molestarse, Carmen se habría sentido a gusto con estas sospechas: al fin, manteniéndose en la más absoluta reserva, protegía a su amado.

El Gordo estaba casado con Olga Gómez y tenía un hijo de seis años, fruto de una extensa relación con la empleada de una peluquería llamada Norma De Mauricio. A Carmen esto tampoco parecía importarle. Sin embargo, el compañero inseparable de Alberto Olmedo, mujeriego incansable y habitué de la noche, tampoco le era fiel a ella: mantenía relaciones furtivas con muchas otras mujeres del medio.

Llegaría el momento: Carmen puso un ultimátum, o blanquear el romance o todo llegaba a su fin. Según cuentan, Jorge le habría propuesto matrimonio, algo que, por supuesto, nunca pensaría concretar. Finalmente, se terminó la relación.

Carmen Barbieri, mano a mano con Jorge Porcel Jr (Mañanisima)

En una entrevista en televisión, Carmen Barbieri reconoció: “Yo con ese hombre hubiese tenido hijos. Si él no me hubiera dejado, porque volvió con su mujer, yo hubiese armado una familia con Porcel. Él tenía todo lo que yo necesito para enamorarme: cantaba bien, era un gran músico, un buen escritor, un buen director, un excelente cómico”.

Pasó mucho tiempo y mucha historia, y en las últimas horas, quienes se encontraron cara a cara fueron la propia Carmen y Jorge Porcel Jr, justamente el hijo que el cómico tuvo con Norma, quienes hablaron del pasado, de lo vivido en cada uno de sus recuerdos y en los puntos que se encuentran reflejados.

La vida de mi papá era muy desordenada, por decirlo de alguna manera”, expresó Jorge, ante lo que Carmen rememoró: “Él tenía una mujer, la tuvo siempre, y con ella se fue a Miami, que es donde termina su vida, pero nunca abandonaba... bueno, cuando se fue a vivir conmigo, sí, dos años abandonó su hogar, pero después volvía”. Fue allí que el ahora artista plástico expresó: “A mí me contaron que vos lo cuidabas mucho, que lo bañabas. Porque no cualquier persona, cualquier mujer, comprende la obesidad. Más allá de la fama o el dinero. Yo estoy solo, nunca tuve una novia. Y eso también es por el dinero porque cada nivel de relación que tenés es un presupuesto”.

Carmen Barbieri y Jorge Porcel fueron una de las parejas clandestinas más impactantes de la farándula
Carmen Barbieri y Jorge Porcel fueron una de las parejas clandestinas más impactantes de la farándula

Sobre ese punto ahondó: “Si yo saco a una chica a pasear es una plata, después si hay un noviazgo es otra plata. Si vamos a vivir juntos, es otro presupuesto. Nos casamos, es otra guita; vienen los pibes, es otra plata. Y lógicamente vivimos en una sociedad capitalista”.

Respecto de la ausencia de su padre durante su infancia, reconoció: “No es que no lo quería ver, es que tenía un carácter muy bravo. Ahora de adulto uno entiende unas cosas, pero el dolor que uno arrastra de la infancia a uno lo sigue. O sea, ahora yo puedo entender, pero la herida en el corazón se mantiene, y es algo que curan el tiempo, la educación y la vida espiritual”.

En ese momento del relato, Carmen destacó: “Él sufría muchísimo, yo lo vi llorar, y no haciendo un personaje, a solas. Llorar mucho porque no te podía ver porque por momentos no sé qué pasaba”, ante lo que éste explicó: “Estaba mi mamá, y yo era menor de edad y no podía decir nada. Me acuerdo que una vez le dije a mamá que quería ver a mi papá y le agarró un ataque que me encerró en el baño, y no porque no era mala, sino porque emocionalmente no supo manejar la relación. Yo de chico, 4 años, lo que quería es que estemos todos juntos. porque cuando uno es chico está entre dos mayores”.

El día que Crónica anunciaba en el diario el "inminente casamiento entre Jorge Porcel y Carmen Barbieri"
El día que Crónica anunciaba en el diario el "inminente casamiento entre Jorge Porcel y Carmen Barbieri"

Tras ello, expresó: “Si vos me preguntaras cuáles son las tres grandes penas del corazón, fueron el tema con mi mamá, el tema con mi papá, el abandono de mi papá. Y es un tema que dicen los médicos, todas mis historias clínicas dicen ‘abandono del padre’”, y fue en ese momento en que Carmen lo interrumpió: “¿Puedo decirte algo? Yo estuve cuatro años con tu papá, yo iba todos los meses, y él no bajaba, porque tu mamá no quería que te viera, entonces bajaba yo a dejar un sobre que él me daba y yo se lo daba en mano a tu mamá. Ella abría la puerta, me ponía la mano y yo le daba el sobre”.

En lo que respecta a su presente laboral, destacó: “Estuve mucho tiempo en el programa que El Turco García tiene en YouTube y ahora la productora me pidió de hacer un programa también por streaming, así que estoy con eso”, además de su regreso a estudiar teatro: “Retomé por ese lado porque en su momento había hecho cinco años y después dejé, cuando me enamoré de las artes visuales”.

Yo vivo de mi pensión de discapacitado, la jubilación de mi mamá… Los que tenemos derivada somos los que no tenemos familia y tenemos un grado de discapacidad importante. Estoy viviendo en Olivos, como siempre, y trato de llevarla como puedo, como todos”, cerró, para sorpresa de Carmen.