Sonsoles, ahijada de Sandra Mihanovich, necesita un tercer trasplante de riñón: el actor famoso que ofreció donárselo

La mujer volvió a entrar en lista de espera por su cuadro renal y un artista, íntimo amigo de ella, se puso a disposición aunque finalmente no podrá ser posible

Compartir
Compartir articulo
Sonsoles Rey espera un trasplante y un famoso se ofreció como donante (Video: Instagram)

Hace exactamente diez años, Sandra Mihanovich le donó un riñón a Sonsoles Rey, su ahijada e hija de su pareja, Marita Novaro. En aquel entonces, la joven padecía síndrome nefrótico y ese trasplante le salvó la vida. “Gracias a Dios voy a poder volver a jugar con mi hijo”, había dicho en esa oportunidad, luego de recibir el alta médica. “Mi diálisis fue terrible. Llegué a pesar 44 kilos y eso aceleró la decisión, pero no me la hicieron fácil. Investigaron todo: fotos, vínculo, hubo psicólogos, médicos forenses. A Sandra le preguntaron si era consciente que se iba a quedar sin un órgano y ella respondió: ‘lo que vos recibís, es más de lo que das’”, había contado en esa ocasión.

Sin embargo, en junio del año último, una noticia sorprendió al mundo del espectáculo: Sonsoles reveló que debía someterse a un tercer trasplante. “No estoy pasando un buen momento con mi salud de nuevo... lo cuento porque muchos me preguntan qué me pasa. Gracias siempre por sus mensajes”, comenzó escribiendo en sus stories de Instagram por aquellos días. Y agregó: “Voy a darlo todo como siempre, pero se me viene una complicada, jamás abandonaré la batalla. Gracias, gracias, gracias”.

“Pude 1 vez, pude 2 veces, voy a poder 3″, señaló en referencia a que antes del trasplante que se hizo gracias a la cantante, en el año 2001 había recibido un primer órgano. Esa intervención, si bien resultó exitosa en un principio, en el 2011 el riñon comenzó a fallar nuevamente y tuvo que volver a ser trasplantada. “Sigo contando porque no puedo contestar todos los mensajes. Hace dos años que vengo peleándola. No sabemos por qué este riñoncito que tanto amo no quiere andar más”.

En esa línea, expresó, junto a una imagen suya, mientras se mostraba feliz en una playa: “¡Yo soy esto que ven en esta foto! ¡Así que voy a poder! Hoy me ponen un catéter en el cuello (qué lindo) para poder ir a diálisis y prepararme para un nuevo trasplante”. Y destacó: “Tengo que poner de nuevo el cuerpo, pero todo lo que sea oscuro lo llenaré de luz porque así soy. Me gusta la vida y, cuando termine esto, fiestón”.

Finalmente, en los últimos días, había comenzado a abrirse una luz de esperanza. Ella misma, a través de un vivo en su cuenta de instagram relató las novedades: “Lo que les quería contar a todos es que parece que apareció mi riñón, es compatible”, llegó a decir antes de quebrarse por la emoción. “No quiero decir nada porque puede fallar en un último instante, porque no es mi familia, es un amigo y hay que hacer un amparo legal y que la ley apruebe, como el de Sandra”, afirmó.

Sonsoles contó que necesita un nuevo trasplante (Video: A la Barbarossa, Telefe)

“Hoy fui a ver a un abogado muy conocido que no lo voy a nombrar porque después se van a enterar, y la persona que me va a donar es una persona muy conocida también”. Según revelaron en las últimas horas en Socios del espectáculo, quien se ofreció como donante fue el humorista Pachu Peña, amigo de Sonsoles y quien hace un año se encuentra haciendo estudios de compatibilidad.

Según reveló Rodrigo Lussich, a la vez que avanzaba clínicamente, también se hacía por vía judicial en paralelo para lograr el amparo que permitiera realizar el trasplante. La fecha prevista para tal intervención había sido estipulada para fines de noviembre ya que el actor en el verano tiene temporada teatral en la ciudad de Mar del Plata.

Sin embargo, al momento de presentarse ante el equipo médico, se truncó la posibilidad del trasplante porque los cirujanos consideraron que no era lo ideal realizarlo. Los especialistas dijeron que, pese a la compatibilidad existente, había riesgos no solo para Sonsoles sino también para Peña, debido a sus antecedentes familiares de diabetes, que en este momento no padece, pero sí su madre.

Cabe recordar que Sonsoles se enteró de que tenía problemas en el riñón cuando tenía 16 años y desde entonces debió someterse a diferentes tratamientos, hasta que recibió su primer trasplante a los 24 años. “Siempre me culpé por estar enferma, pero ahora mi hermana está con lo mismo. Ella me sacó la culpa, porque en verdad es una unión entre padre y madre, unos ADN malos que le joden los riñones a las mujeres de la familia”, explicó la ahijada de Sandra en mayo último.

Pese a ser un tema del que habla poco, en su último vivo en Instagram, también se refirió al tema: “De mi hermana no quiero hablar nunca porque ¿viste cuando uno puede con lo de uno y cuando te tocan un hijo no podés? A mi hermana se le despertó a los 50 años y está en la misma que yo hoy, que se me despertó a los 16. Pero que mi hermana esté en la misma que yo es tan fuerte para mí que no puedo ni hablar del tema porque me quiebro, porque no lo puedo resistir. Porque no, porque no quiero que le pase, porque con mi hermana no te metas ni vos ni nadie. Está en la misma que yo, está en diálisis esperando un riñón, pero está mucho más contenta y más sabia, entonces ella me enseña a mí”, reflexionó visiblemente emocionada.