El desconsuelo de Marina Calabró por su separación: “Mi hija me dijo que pare de llorar”

La periodista, que rompió con Martín Albrecht luego de diez años de pareja, contó cómo la contuvo Mía, la adolescente que tuvo con Martín Virasoro

Compartir
Compartir articulo
El desconsuelo de Marina Calabró por su separación

El viernes pasado tomó estado público la separación de Marina Calabró y Martín Albrecht luego de que lo revelara Rodrigo Lussich en su cuenta de Twitter. La pareja, que llevaba 10 años juntos, finalizó de común acuerdo según la periodista le contó a Teleshow. Así las cosas, este lunes se quebró al aire mientras daba un móvil para Entrometidos en la tarde (Net TV) al recordar un consejo que le dio su hija Mía, la cual es fruto de su vínculo con Martín Virasoro.

Durante la conversación con Carlos Monti, conductor del ciclo, primero contó cómo fue que reaccionó Aída Picardi, más conocida como Coca, su madre y mujer del recordado Juan Carlos Calabró. “Coca es tan canchera que siempre ve el vaso medio lleno y siempre cree que lo mejor está por venir, que la vida es rosa y que está llena de bendiciones. Ella es la que no dramatiza nada y siempre empuja para que uno no se caiga”, dijo Marina.

A continuación, y cuando desde el panel le preguntaron cómo se tomó la noticia su hija, Calabró se quebró. “Ésa es una gran pregunta...”, comenzó diciendo la columnista de Lanata sin filtro (Radio Mitre) y conductora de 8 AM (La Nación +), hasta que se le cerró la garganta. “Dieron en una tecla muy sensible”, pudo agregar después, con lágrimas en los ojos y tratando de tomar algo de aire.

“Mía me encaró, porque me vio llorando por todo esto... Quiero aclarar algo: lloro, soy llorona, no se asusten. El público ya sabe. No es una puesta en escena, estoy vulnerable”, dijo luego, interrumpiendo su relato. “Mía me dijo algo que me partió. Me dijo: ‘Mamá, hace un año que no hago más que verte llorar. Te pido, por favor, que trates de estar bien y no llorar más’”, pudo decir finalmente Calabró.

Marina Calabró, Martín Albrecht y un beso en 2018 (Verónica Guerman / Teleshow)
Marina Calabró, Martín Albrecht y un beso en 2018 (Verónica Guerman / Teleshow)

“La verdad es que me dio como una puñalada y me hizo tomar conciencia de que tiene razón. Me dijo: ‘Me angustia mucho verte así, a veces no sé cómo decírtelo, no sé qué hacer para ayudarte’”, prosiguió con su relato a la vez en que destacó la entereza y la claridad de la adolescente al darle esas palabras de aliento en tan duro momento. “Mía ya me ayuda con el sólo hecho de existir. Y cuando me dijo eso, ahí tomé consciencia de que basta. Me dije: ‘Paro de sufrir. Basta. Porque es muy fuerte que una hija diga eso’. Es la sabiduría de los 14 años”, destacó Marina. Y de cara a su futuro inmediato, agregó: “Mi desafío y compromiso con ella es estar bien, dejar de llorar y recomponerme”.

“Un beso grande a mi amiga, Marina Calabró quien, tras diez años de relación, se separó de Martín Albrecht. Te quiero amiga, lo mejor está por venir”, había twitteado Rodrigo Lussich el último viernes por la tarde noche para revelar la separación entre Marina y Albrecht.

Veníamos charlando mucho porque los dos sentíamos cierta desconexión y cierta distancia. Y a los dos nos empezó a pasar esto de sentir que adoramos al otro, pero que había algunas cosas que como pareja empezaban a no estar”, le confesó Calabró a este medio acerca de su separación. Y, a pesar de estar muy angustiada por la ruptura, reconoció: “Fue todo muy charlado, tomándonos mucho tiempo. Y fue muy armónico porque nos adoramos y eso no cambia. Yo lo siento familia y me siento familia. Sé que cuento con él y él sabe que cuenta conmigo. No hubo enojos”.

“Él es una persona que tiene un equilibrio y una paz interior que nunca vi. Así que no hubo discusiones, no hubo tonos elevados. Lo que hubo fue una decisión de dos personas adultas, después de sentarse a charlar largamente, de pasar a otra etapa de la relación. Y de tenernos el uno al otro pero desde otro lugar. Esta es la verdad. Estoy segura de que si le preguntaran a Martín, diría las mismas palabras. Pero no porque nos hayamos puesto de acuerdo, sino porque es así”, recalcó.