Marcela Kloosterboer se sinceró sobre su maternidad: “Pierdo mucho la paciencia con mis hijos”

La actriz contó intimidades de su rol como mamá y aseguró que “no es todo color de rosa”

Marcela Kloosterboer reveló que pierde mucho la paciencia con sus hijos (Foto: Instagram)
Marcela Kloosterboer reveló que pierde mucho la paciencia con sus hijos (Foto: Instagram)

Marcela Kloosterboer siempre mantuvo un perfil bajo en cuanto a su vida privada. Si bien la actriz empezó a estudiar teatro cuando tenía ocho años y su primera aparición en la televisión fue a los 12 cuando formó parte de Amigovios, nunca se vio involucrada en escándalos mediáticos.

Marcela desde muy jovencita creció ante las cámaras y desde 1995 protagoniza éxitos como Chiquititas, Verano del 98, Son amores, Valientes y en los últimos tiempos Las estrellas y Separadas, suele ser muy discreta para mostrar su mundo, sin embargo a través de sus redes y en las fotos que comparte deja entrever parte del espacio que habita.

La actriz junto a su marido, Fernando Sieling habitan una amplia casa de Nordelta con sus hijos Juana y Otto. El año pasado se embarcó en una gran obra para renovar su hogar de dos pisos. Según se puede ver en imágenes en la vivienda cuenta con revestimientos en piedra, cemento alisado, colores neutros que brindan armonía y paz a los espacios amplios y un estilo nórdico que muestra a través de su cuenta de Instagram.

Entre las reformas que hizo la pareja se encuentran las puertas de doble abertura, pintadas de color blanco, al igual que las paredes, donde se lucen cuadros con frases motivacionales, bibliotecas con recuerdos de sus viajes por el mundo y demás objetos con personalidad que la familia fue recolectando a lo largo del tiempo.

Preocupada por el planeta, Kloosterboer eligió materiales sustentables. Las ventanas son de PVC y explicó sus ventajas: “Son mucho más herméticas, por lo que se mantiene más la temperatura tanto en invierno como en verano, lo cual ya genera un ahorro energético importante. La aislación acústica es increíble también, cerrás y es como una burbuja donde no ingresan los ruidos exteriores; y los materiales son mucho más duraderos”.

En otro posteo la actriz se declaró “muy fan de la luz natural” y explicó que “por eso con la remodelación de mi casa pusimos una ventana en el techo de mi cuarto. Para ahorrar energía y desde la cama ver el cielo”.

Marcela Kloosterboer reformó su casa de Nordelta en la que vive junto a su esposo y sus dos hijos (Foto: Instagram)
Marcela Kloosterboer reformó su casa de Nordelta en la que vive junto a su esposo y sus dos hijos (Foto: Instagram)

A pesar de la vida apacible que tiene junto a su esposo, la actriz se animó a confesar parte de su intimidad en relación a la crianza de sus hijos. “Soy una mamá muy dedicada, pero la maternidad no es el rosa que te pintan. Pierdo mucho la paciencia, son edades complicadas”, aseguró en una entrevista que concedió a Gente. Y enseguida contó una anécdota que vivió hace pocos días mientras se trasladaba con los nenes adentro de su auto. “El otro día hice un vídeo en el auto, con mis dos hijos llorando a los gritos y no se quién me comentó diciendo: ¿Es verdad esto?. Y eso es así todos los días, pasa que a lo mejor no se muestra mucho esa parte. Pero soy canceriana, como muy mamá protectora de mis hijos y me gusta estar presente y atenta a ellos”, confesó la actriz.

Minutos después, la actriz contó que como mamá les pone límites claros a sus hijos aunque se trate de cosas que no le agraden. “En mi casa, con dos chiquitos no se ve mucho la tele”, confesó. Al respecto, Marcela relató cómo comparte su vida profesional como actriz con su vida familiar. “Yo siempre trato de dejarlos afuera de mi trabajo, pero ahora siento que van a poder estar ahí conmigo y entiendo que vivir la energía del teatro desde chiquitos, es bueno para ellos”, aseguró.

Marcela Kloosterboer contó que la maternidad no es color de rosa (Foto: Instagram)
Marcela Kloosterboer contó que la maternidad no es color de rosa (Foto: Instagram)

Además, la modelo habló sobre el avance de las redes sociales y la poca familiaridad con las mas actuales: “No tengo Tik Tok, mi hija el otro día me dijo: ¿Mamá sos tiktokera? No Juana, nada más lejos, le respondí. Creo que me voy aggiornando dentro de mi estilo, porque no soy de estar todo el día grabándome con el celular, como que me cuesta. Pero bueno, es una herramienta de trabajo y de comunicación directa con la gente”, afirmó.

Seguir leyendo: