Con más de 50 artistas invitados, Gerardo Rozín fue homenajeado en La Peña de Morfi: lágrimas, anécdotas y mucha música

Estuvieron presentes Jesica Cirio Zaira Nara y Julieta Prandi, sus compañeras en la conducción a lo largo de las diferentes temporadas. Eugenia Quibel, su última pareja; el periodista deportivo Ariel Rodríguez y los cocineros Santiago Giorgini y Rodrigo Gascón, entre otros

El homenaje a Gerardo Rozín en la apertura de La Peña de Morfi

“Celebramos a Rozín con recuerdos y canciones”, decía el primer zócalo acompañado por el tema Juntos de Abel Pintos que se vio en La peña de Morfi, con fotos e imágenes de archivo del recordado productor y periodista fallecido a el viernes 11 a los 51. Desde las 11 y hasta pasadas las 16 el ciclo realizó un emotivo homenaje al creador y conductor del ciclo durante más de cinco años.

Con un programa especial en la pantalla de Telefe que contó con Jesica Cirio, Zaira Nara y Julieta Prandi a cargo de la emisión. Esta vez, el set de La Peña recibió a quienes fueron sus compañeras al frente de la pantalla y a diversos artistas, colegas y amigos del productor, quien murió a los 51 años producto de un tumor cerebral detectado el año pasado. Durante su carrera, el conductor y periodista rosarino había alcanzado, con su característico y personal estilo, una gran relevancia gracias a Morfi, todos a la mesa y La Peña, donde recuperó la música popular tocada en vivo en la TV abierta.

La palabras de Jésica Cirio para recordar a Gerardo Rozín

“Morfi es una palabra que se usa cuando comes con amigos y con gente querida”, se lo escuchó decir en uno de los fragmentos del video homenaje con el que arrancó el programa, en el que lo recordaron colegas y amigos. “Es el que más hizo por la música”, lo despidió la Sole y Daniel Hadad agregó: “De los mejores tipos de la industria”. “Gracias por los que dejaste en tus hijos y la gente que te amo, tus amigos, gracias por ser un ser humano, gente”, sumó Cris Morena.

Luego abrió oficialmente el programa en el estudio. “Es un día difícil, pero somos parte de una gran familia que creó Gerardo, cada músico y artista que pasaba por La Peña era celebrado y es lo que vamos a hacer nosotros. Cincuenta artistas van a decir presente con una canción, que era lo que mas amaba él que para mi fue un amigo”, presentó Jesica Cirio.

Ariel Rodríguez contó que su primera reacción este domingo fue ir a buscarlo al camarín como cada semana: “Yo quería aprender de él y aprendí mucho, fue un maestro”. “Gran compañero, maestro, hoy domingo 20 de marzo va a ser la mejor peña”, agregó entre lágrimas Santiago Giorgini y le dio voz a Eugenia Qubel, locutora y pareja de Gerardo, quien no pudo hablar demasiado por la emoción: “Mi compañero, nos elegimos hace muchos años”.

“No hay mejor manera que celebrarlo y recordarlo con canciones y así somo el primer tema”, presentó Cirio y comenzó a sonar “Cuando”, de la mano de la banda del programa, Dos más uno. Minutos después pasaron un video inédito que grabó hace unos meses en el que se lo ve interpretando el tema “Me voy quedando”.

Gerardo Rozín, inédito: "Me voy quedando"

De manera simbólica, fueron tomando las llaves de “los tesoros” de Gerardo. El primero fue Rosario, que vino de la mano de la canción “El témpano”, de Juan Carlos Baglietto. “Él y la Peña fueron una especia de refugio de guarida de la música popular argentina en vivo, vuelva a pasar que se va alguien que de alguna forma deja huérfana a la comunidad artística, ojalá alguien tome esa posta”, lo describió el cantautor.

El Témpano, uno de las canciones favoritas de Rozin, interpretada por Baglietto

Infaltables dentro del “tesoro Rosario”, estaban sus amigos lugareños. “Esta ciudad era una nostalgia permanente para él”, dijo Alejandro, compañero de vida a quien vio por última vez en el Monumento a la Bandera. Y todos lo definieron como un “embajador de Rosario”. De fondo, la música de Fito Páez y fotos de su infancia y adolescencia a la rivera del Paraná.

El fútbol ocupaba un lugar importante en su vida y como hincha de Central, lucía la camiseta y la banderea de su equipo siempre que podía. “Hasta siempre Rozín”, decía la bandera con la que esta semana salieron los jugadores. “Agradezco que él siempre nombró a Central, fue a Buenos Aires y nunca se sacó la camiseta”, dijo Ángel di María y Mario Kempes explicó que se trata de un sentimiento que no se puede explicar.

Zaira Nara que trabajó durante años en la conducción de Morfi, también formó parte del homenaje y destacó la cantidad de músicos que lo querían y a los que él le dio espacio: “El amor que le tenía la gente del medio y el público, esto es para él y lo que más me cuesta es que no lo está disfrutando”.

“Se prendió fuego como es la tradición todos los domingos y afuera está el equipo completo que le hace siempre el aguante”, dijo la conductora y presentó a todos los cocineros que pasaron por el programa, entre los que además de Santiago estaban Rodrigo Gascón y Chantal Abad y se sumaron Roberto Peloni, Alejandro Gardinetti, Pato Munzio y Toti Ciliberto, los humoristas que están o estuvieron en Morfi.

La “segunda llave de tesoros” la presentó Zaira: “Es la radio y se hace presente con Alejandro Lerner cantando ‘Después de ti’”. “Él no quería que lo compararan con Badía, pero él fue un grande, de esos hombres comunes que crean cosas extraordinarias, él creó como Juan Alberto, y siempre que uno vino acá se sintió como en casa”, dijo el intérprete. “El equipo que hizo este homenaje fue encontrando cosas que parece que Gerardo produjo apropósito”, agregó la hermana de Wanda.

“Fue una arbitrariedad que no haya estado toda su vida haciendo radio, era conductor, generaba tema, yo lo recomendé en cada lugar porque era un bicho de radio que no ejerció como hubiera querido y gente como él no sé si van a aparecer más, con todo lo que leyó, vivió en Rosario, aprendió de Fontanarrosa o de Fito, era su oyente”, dijo Beto Casella.

“Amigo de la casa”, como lo definió Cirio, Diego Torres lo recordó como “un tipo que amaba la música y dar espacio y generar momentos” y le dedicó el tema “Tratar de estar mejor”.

Y fue justamente en la radio donde conoció a Eugenia Quibel, a quien luego llevó a televisión y que fue su última pareja: “Nos conocimos en la radio, nos encantaba hacer radio juntos, ahí era un tipo diferente. Hacía programas inolvidables y la audiencia lo seguía, ponía el corazón sobre la mesa, estudiaba igual que lo hacía para el programa y siempre con a pregunta adelante, ‘¿para qué venimos?’ si no le cambiamos un poco la vida al que está del otro lado, no tenía sentido”.

Las emotivas palabras de Eugenia Qubel, la locutora de Morfi y pareja de Gerardo Rozín

“Lo conozco hace trece años y aprendí un estudio distinto, cuando me convocó para el off de la Peña me dijo ‘quiero hacer radio en al tele’ y fue de las experiencias profesionales más hermosas. Hoy es difícil para mí y para todos estar acá y hacemos este homenaje porque es lo que él quería”, agregó emocionada. De inmediato le dieron lugar a Rolo, de La Berisso, que tocó “No me olvides” y más tarde fue el turno de Jorge Drexler.

También participaron del homenaje y pusieron su voz artistas emergentes que Gerardo había llevado al ciclo para ofrecerles una ventana para mostrarse, como Cata Raybaudy y Javier Montalto. “El creía más en nosotros que nosotros mismos”, dijo la cantante agradecida.

La tercera llave la abrió Julieta Prandi, que hizo Gracias por venir con el productor. “Se siente hermoso estar acá homenajeándolo y celebrando su vida, todos los que están acá lo amaron. Los tesoros eran al alma mother del programa que hacíamos y este es uno de los más importantes para él, el de la amistad y lo abre su amigazo y padrino de La Peña: Jairo”.

Estar acá es una gran emoción, cantar acá y ser nombrado padrino de La Peña es importantísimo y acá uno podía cantar lo que quería, lo mejor que podía hacer y un ingrediente que no faltaba nunca era el emocional, a través de las letras”, dijo el músico antes de interpretar “El valle y el volcán”.

Entre sus amigos del medio están Reynaldo Sietecase y Luis Rubio, su “familia en el exilio porteño”. Además de Roberto Moldavsky, Romina Manguel, Alejandro Tantanian, Tomas Pashkus. Con todos en algún momento (gráfica, radio o televisión) trabajó.

Claudio Belocopitt era uno de sus mejores amigo y socios y lo acompañó durante los últimos meses: “Nos conocimos porque en una editorial hablaba a de los empresarios de la salud, lo llamé y le dije que hablaba boludeces y me invitó al programa, de ahí hicimos una amistad terrible. Yo en lo último hablaba mucho y no se imaginaba tanto, el reconocimiento de todos superó todo y se lo merecía”.

“Estuve con él en los últimos momentos e hizo chistes hasta el último minuto y se preocupaba y ocupaba de pensar en cómo hacer el programa”, dijo emocionado al recordar al productor.

Desde España, Joan Manuel Serrat también despidió al conductor, muy emocionado. “Se me hace difícil pensar que voy a Buenos Aires y no volveremos a sentarnos y a compartir una conversación y un café, su energía, su humor mientras se hace un asado para disfrutar La Peña. Chau querido amigo, te fuiste dejándonos un poco más huérfanos, cuánto te voy a extrañar Rozín”.

Y si estuvo el padrino de La Peña, tenía que estar la madrina: Sandra Mihanovich. “Debe estar diciendo, ‘mirá cómo siguen cantando’, y así es, porque la música es sanadora, que siga sonando la música para Gerardo”, dijo la artista.

El recuerdo de los Montaner a Gerardo Rozín

Ricardo Montaner, amigo desde hace años, lo despidió también junto con su familia: “Ahora me doy cuenta que Gerardo no está, que cuando vayamos a Buenos Aires no va a estar para hacernos la gira gastronómica, pero aprendimos mucho de él, entre las cosas que aprendí, es esa manera de respetar y estar cerca aunque no tuviéramos creencias similares”. Por su parte Ricky contó que el productor había sido una de las primeras personas en saber que él quería invitar a salir a Stefi Roitman.

Juanse cantó y luego presentaron la cuarta llave de los recuerdos: la Televisión. Para eso, desde Rosario estuvo la Sole: “Es un privilegio estar acá y en La Peña de hoy, están todas las peñas. Quería estar allá pero esta noche tengo que trabajar acá. Valoro este espacio para los músicos, no es casualidad que todos hayan querido estar acá. Cuando iba a conducir La Peña, en muchas ocasiones parecía que él no iba a estar porque dependía de cómo estuviera y creo que faltó una sola vez, y ese amor que ponía, era un ejemplo a seguir”.

Y en este tesoro, no podía faltar una mención para el ciclo Gracias por venir. “Es el programa más lindo al que fui”, dijo Cris Morena y Guillermo Francella recordó que había sido una invitación “muy linda y única”. Cerró el segmento Nahuel Penissi, entonando uno de los temas preferidos del rosarino, “Ojalá” de Silvio Rodríguez.

Nanuel Pennisi, el artista por el que apostó Gerardo Rozín

“La gente buena nunca se tiene que ir, y despido a un amigo, que acompañó a mi familia, el encuentro con mi nieto. Un hombre bueno con un sentimiento profundo, y le digo gracias Gerardo por haber existido, nunca te vamos a olvidar”, saludó Estela de Carlotto. Y minutos más tarde Elena Roger, una de las artistas preferidas de él, cantó “Azúcar del Estero”.

Siempre invitado a La Peña, Luciano Pereyra también le dejó unas palabras, así como lo hicieron Ariel Puchetta y Flor Paz. “El mejor anfitrión”, definió la Sole y sus colegas lo definieron como “un soñador”, dijo Manuel Wirzt, y “un amigo” agregó el Negro Rada. Patricia Sosa entonces llegó al escenario de Telefe y entonó “Aprender a volar”, con la particularidad de que la cantó en pasado. “El más allá está más acá, no hay que tener prejuicio de hablar con el que ha desencarnado”, dijo la artista y pidió “recordarlo siempre”.

Una canción con todos los artistas para Gerardo Rozín: "Oración del remanso"

“Piensa en mí”, fue la canción que eligió el Paz Martínez para despedir al productor: “Los artistas tenemos diferentes épocas, subimos alto pensamos que no vamos a caer y momentos en los que eso no sucede y en el momento en que me cerraban las puertas, Gerardo me las abrió, siempre, en todos los programas”.

Bajo la melodía de Lito Vitale, diferentes artistas como Soledad, Abel Pintos, Luciano Pereyra, Ulises Bueno, Hilda Lizarazu, Karina La Princesita, Jorge Fandermole, Ruben Cacho Deicas, Ahyre, entre otros, entonaron “Oración del remanso”, una de las canciones más queridas por Gerardo Rozín. De inmediato León Gieco cantó “Búsquenme”.

Desde Salta en vivo, el Chaqueño Palavecino dijo “presente” con su canción “La Taleñita” y “Mi ponchito en tu hombro”. “Siempre tuve el privilegio de estar en sus programas y creo que hemos hecho una linda amistad, en los últimos tiempos ya estaba muy mal y es una tristeza, alguien que ha dado mucho, que Dios lo tenga en la gloria”, dijo el músico.

"Yo me quedo", la canción que cantó Gerardo Rozín junto a Dos más Uno

Para cerrar, volvieron a pasar un video de Gerardo cantando con Dos mas uno, esta vez el tena “Yo me quedo”, de Pablo Milanés. “Yo me quedo quiere decir ‘para mí es acá'”.

¿Con qué se quedan de Gerardo?

Roberto Peloni: “Con la gran inteligencia, buen gusto y gentileza con la que me abrió las puertas”.

Chantal Abad: “Con su sensibilidad, capacidad para llorar, emocionarse e inteligencia”.

Pato Munzio: “Me quedo porque no abandono y él se queda hasta el final”.

Santiago Giorgini: “Con el maestro”.

Julieta Prandi: “Sacar belleza a todo y la mejor versión de quien sea”.

Alejandro Gardinetti: “Agradecerlo, lo que me ayudó”.

Rodrigo Gascón: “Con sus consejos”.

Toti Ciliberto: “Era un bastión en cultura, sumamente inteligente, me qudo con su cariño y tranquilidad para laburar”.

Ariel Rodríguez: “Con su imagen y mirada”.

La emoción de Zaira Nara, Jesica Cirio, Eugenia Qibel y Julieta Prandi al recordar a Gerardo Rozín

Soledad: “Con la intensidad con la que saboreó todo en su vida y con el tiempo que nos regaló a cada uno”.

Dos más uno: “Con el momento hermoso que nos regaló esa tarde que nos juntamos a grabar”.

Zaira Nara: “Nos cuidó a todos, de sus noticias, de todo”.

Jesica Cirio: “Era un amigo, confidente y alguien con quien podía contar todos los días. Me quedo con la última charla, quería estar bien para un video para hoy, para el arranque de La Peña que no lo pudo hacer”.

Eugenia Quibel: “Lo busqué hoy todo el programa y lo encontraba en las pantallas nada más y no me alcanza, me quedo con sus abrazos, cuidado, contención, experiencia, consejos, viajes, charlas y su amor”.

El último tesoro y más importante, su orgullo: sus hijos Elena y Pedro. “Lo único que hacía que el mundo se parara eran ellos, primero ellos y después todo lo demás”. “No sabemos qué hacer con los hijos, si llorar de emoción o no delante de ellos, hay mucho que no sabemos que hacer como padres y sale un silencio, un beso. Se sintetiza con un minuto, cuando a la noche pasás por el cuarto de ellos y los ves durmiendo, no lo podés creer. El grande que es largo, o la chiquita que se le cae el chupete y no llora. Y decís, ‘tan boludo no soy, está contento, sano’ hay un orgullo papá del que me gusta hablar a mí”.

El cierre llegó de la mano de Dos mas uno y el tema “Un poco loco”, de Sergio Denis.

SEGUIR LEYENDO: