Robo y tiros en Barracas: un sospechoso muerto y otro herido tras la intervención de un policía de la Ciudad

Ocurrió en el cruce de la avenida Iriarte y Pedriel, a unos 300 metros de la Iglesia del Sagrado Corazón. El presunto cómplice del fallecido fue derivado al hospital General de Agudos José María Penna

Guardar

Nuevo

El auto robado por los delincuentes (captura Eltrece)
El auto robado por los delincuentes (captura Eltrece)

Otro hecho de inseguridad ocurrió este jueves en el barrio porteño de Barracas. Un policía de la Ciudad que estaba de franco de servicio advirtió el robo del vehículo blanco a una mujer que estaba con su hijo e intercedió. Como consecuencia, uno de los presuntos delincuentes murió y su cómplice resultó herido: fue derivado al hospital General de Agudos José María Penna por el SAME, según pudo saber Infobae.

Según las primeras informaciones oficiales, todo sucedió en el cruce de las calles Pedriel y la avenida Iriarte este jueves a las 19, cuando un inspector de la Policía de la Ciudad, que estaba de civil y junto a un menor, escuchó los gritos de auxilio de una mujer que había sido abordada por unos malvivientes mientras cargaba elementos a su Volkswagen Bora. La víctima del robo se encontraba con su hijo.

Las fuentes consultadas por este medio explicaron que, ante esto, el inspector “se identificó y, al notar que los sujetos podrían estar armados, repelió la eventual agresión con su arma reglamentaria”. No se informó si hallaron armas en la escena del hecho y si hubo un tiroteo.

En consecuencia, uno de los sospechosos se subió al vehículo de la mujer y escapó, mientras que su cómplice quedó herido en el lugar al recibir dos balazos: uno en la clavícula y otro en el abdomen. Luego, el SAME lo trasladó al hospital Penna, donde era operado esta noche. No fue informada la edad del presunto delincuente, pero había versiones no oficiales que indicaban que podría ser menor de edad.

El auto gris en el que viajaban las dos mujeres que fue embestido por el robado por el delincuente
El auto gris en el que viajaban las dos mujeres que fue embestido por el robado por el delincuente

En tanto, siempre según la información oficial a la que pudo acceder este medio, el prófugo siguió camino con el coche robado por unos 300 metros, en el que viajaba el hijo de la damnificada. Al llegar al cruce de las avenidas Iriarte y Vélez Sársfield, a metros de la Iglesia del Sagrado Corazón, “impactó contra un Ford EcoSport tripulado por dos mujeres, que están fuera de peligro”, añadieron las fuentes consultadas.

“El delincuente descendió del auto en el que huía y, a los 70 metros del choque, cayó sobre el asfalto sin vida”, se indicó en un primer momento oficialmente. Tiempo después, las autoridades informaron que también poseía un impacto de bala.

En paralelo a esta escena, el niño que se encontraba en el vehículo fue auxiliado por los vecinos de la zona, retirándolo del lugar. Una vez que llegaron las ambulancias del SAME, también recibió asistencia médica, tal como precisó el Alberto Crescenti en un diálogo con TN.

Tras una breve investigación, se conoció que los delincuentes vivían en la zona en la que se produjo el ilícito; incluso, sus familiares y conocidos se hicieron presentes en el lugar una vez que tomaron conocimiento de lo que había sucedido.

El cruce de las avenidas Iriarte y Vélez Sársfield, a metros de la Iglesia del Sagrado Corazón
El cruce de las avenidas Iriarte y Vélez Sársfield, a metros de la Iglesia del Sagrado Corazón

Más robos

Este miércoles, a 25 cuadras de donde le robaron el auto a la mujer que estaba con su hijo, en el corazón céntrico de Barracas, una empleada doméstica saltó por la ventana al encontrar a un ladrón en el departamento en el que trabajaba.

Todo se descubrió cuando personal de la Comisaría Vecinal 4D fue desplazado a la calle Azara al 300, en la esquina con Wenceslao Villafañe, a una cuadra de la avenida Montes de Oca y a tres de Martín García, por varios llamados de vecinos de un edificio en el que pedían auxilio, explicaron las fuentes consultadas por este medio.

Al arribar, los oficiales se entrevistaron con los denunciantes: manifestaron que escucharon gritos de una mujer desde uno de los departamentos, pero no sabían desde qué piso provenían. Finalmente, lograron dar con la víctima, de 49 años y nacionalidad paraguaya.

Azara al 300, donde un ladrón sorprendió a una empleada doméstica en su lugar de trabajo
Azara al 300, donde un ladrón sorprendió a una empleada doméstica en su lugar de trabajo

Se trata de una empleada doméstica que llegó a trabajar a uno de los departamentos este jueves y, al ingresar, “se encontró con un hombre junto a dos valijas con varios elementos de valor”, contaron los informantes.

Y explicaron: “El delincuente la amenazó y ella, asustada, saltó desde la ventana al inmueble lindero”. Los policías recorrieron las inmediaciones de ambos inmuebles, pero no encontraron al delincuente. Las cámaras de seguridad serán clave.

“La paciente ingresó a la guardia del hospital Argerich, traslada por el SAME, tras haber sufrido una caída en altura”, indicaron fuentes del caso. Tras ser revisada y medicada fue dada de alta.

Guardar

Nuevo