Cuáles son los súper alimentos recomendados en tiempos de pandemia

En referencia al Día Mundial de la Alimentación, el próximo sábado, especialistas del Hospital de Clínicas recalcaron la importancia de una dieta variada y dieron las claves de los alimentos a consumir

Compartir
Compartir articulo
La quinoa regula el pasaje de glucosa a la sangre. Esto evita los picos de glucemia y favorece a las personas con diabetes (Foto: Red Accion)
La quinoa regula el pasaje de glucosa a la sangre. Esto evita los picos de glucemia y favorece a las personas con diabetes (Foto: Red Accion)

Es sabido que los nutricionistas recalcan la importancia de una dieta variada para bienestar de nuestro organismo. La alimentación cumple una función mucho más abarcativa que la de saciar el hambre. Es la energía que necesita el cuerpo para cumplir sus funciones, la inmunidad para defenderse de enfermedades y es, por sobre todas las cosas, lo que nutre a cada célula para que lleve a cabo su tarea a la perfección.

Y si apuntamos a los alimentos necesarios que deben ser la base de nuestra alimentación, nos encontramos con las frutas y verduras. Pero en ese rubro, nuestro país no se destaca precisamente por su consumo. En Argentina sólo 6 de cada 100 personas consume las cinco porciones diarias recomendadas de fruta y verdura y el consumo de sal duplica lo recomendado por la OMS. Para contrarrestar esta tendencia negativa, los expertos han sugerido la incorporación de los llamados súper alimentos.

El valor nutricional del arándano es entre bajo y libre de grasas y sodio, libre de colesterol y rico en fibras, refrescante, tónico, astringente, diurético y con vitamina C (Foto: Klaus-Dietmar Gabbert/dpa)
El valor nutricional del arándano es entre bajo y libre de grasas y sodio, libre de colesterol y rico en fibras, refrescante, tónico, astringente, diurético y con vitamina C (Foto: Klaus-Dietmar Gabbert/dpa)

“Constantemente surgen alimentos de moda, este fenómeno se puede dar por creencias culturales, nuevos hallazgos científicos de beneficios para la salud o como resultado del marketing de la industria alimentaria. Uno de estos grupos son los súper alimentos, cuyo término fue acuñado por el médico Steven Pratt autor de numerosos libros sobre esta temática. La connotación de la palabra súper sugiere que sobresalen con respecto a otros alimentos.

Algunos de los alimentos estudiados como “súper alimentos” son: arándanos, bayas de goji, frutillas, ajíes, ajo, jengibre, chía, lino, quinoa, cacao, maca, espirulina, pasto de trigo, acaí y polen entre otros. Sin embargo, cuando se analizan los estudios científicos que abordan esta temática, se puede identificar rápidamente que muchos alimentos saludables como otras frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, etc. quedan fuera de los llamados “súper alimentos”. Otro punto a tener en cuenta es que algunos de los alimentos mencionados, no son de consumo habitual en nuestra población, no se producen de forma local y por eso presentan precios elevados”, dice la licenciada Alexa Gómez, Jefa de residentes del Departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clínicas.

“Lo primero que hay que tener en cuenta es que si bien algunos de estos alimentos pueden aportar sabor a las preparaciones como el cacao amargo en polvo y el ajo, vitaminas y minerales como en el caso de los arándanos, las bayas de goji, la espirulina y las frutillas, o fibra como la quinoa, la chía y el lino, eso no significa que no podamos reemplazar estos alimentos por otros productos locales, accesibles y cuyo consumo nos sea familiar. Una revisión de la bibliografía disponible realizada por van den Driessche concluye que, si bien hay múltiples estudios que buscan relacionar el consumo de “súper alimentos” con la prevención del síndrome metabólico, todavía falta información para poder establecer esta relación. Es importante no pensar que el consumo de un único alimento puede tener beneficios para la salud ya que debemos contemplar la alimentación en su totalidad. No hay un alimento mágico pero la suma de hábitos alimentarios saludables puede ayudarnos a mantener la salud y prevenir la aparición o progresión de enfermedades crónicas no transmisibles como el sobrepeso, la obesidad, la diabetes y la hipertensión arterial”, advierte Gómez.

La frutilla brinda beneficios prebióticos al intestino (Getty)
La frutilla brinda beneficios prebióticos al intestino (Getty)

Un alimento considerado como “súper alimento” cuyo consumo está creciendo en nuestra población es la quinoa. La misma se puede reemplazar por otros cereales como el arroz. Es importante lavar bien este pseudocereal antes de cocinarlo. Algunas de las preparaciones que se pueden hacer con este pseudocereal originario de Perú son: ensaladas, quinoa con vegetales y pollo, como relleno de vegetales y en hamburguesas a base de plantas.

El ajo es otro alimento que se puede utilizar para darle sabor a preparaciones como: pasta de garbanzos o “hummus”, salsa pesto, salsa de tomate casera y vegetales al horno. Mediante este tipo de alimentos se puede buscar controlar la cantidad de sal que le agregamos a las comidas, ya que en Argentina el consumo promedio por persona es de más del doble de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud”, dice la especialista del Hospital de Clínicas.

“Si bien algunos súper alimentos pueden ser promocionados como beneficiosos para mejorar nuestras defensas, debemos tener cuidado con estas recomendaciones más aún en los tiempos de pandemia en los cuales nos encontramos más vulnerables a este tipo de publicidades. Una alimentación variada que incluya todos los grupos de alimentos como lo proponen nuestras Guías Alimentarias para la Población Argentina es la más recomendada.

Dentro de estos grupos podemos resaltar el de frutas y verduras que nos aporta diversos nutrientes importantes para mantener un adecuado funcionamiento de nuestro sistema inmune. Tampoco se puede dejar de lado, que mantener un peso adecuado, contribuye a nuestro estado de salud general incluyendo nuestro sistema inmune”, recomienda la licenciada, quien además aclara que “otro aspecto importante a tener en cuenta es que aunque algunos “súper alimentos” tengan una publicidad específica sobre algún beneficio para la salud, nunca va a reemplazar la utilización de un medicamento ni de una alimentación saludable”.

El jengibre acelera la quema de grasas y es un poderoso anti inflamatorio (Getty Images)
El jengibre acelera la quema de grasas y es un poderoso anti inflamatorio (Getty Images)

Tener cuidado de las dietas

“El término dieta muchas veces se relaciona con dietas de moda que no están adaptadas al individuo que las hace, a períodos de restricción de alimentos que tiene un principio y un fin incluso pudiendo favorecer el incremento de peso posterior como consecuencia de las restricciones impuestas durante este período”, afirmar Gómez.

Por eso desde el Departamento de Alimentación del Hospital de Clínicas trabajan en elaborar en conjunto con los pacientes planes de alimentación saludables que les permitan modificar hábitos, contribuyendo a mantener una alimentación saludable a largo plazo. “Este plan de alimentación va a estar adaptado a cada paciente. A nivel poblacional las encuestas nacionales muestran, por ejemplo, un bajo consumo de frutas y verduras lo que es un problema de la mayoría de los argentinos. Una alimentación que incluya por lo menos 5 porciones entre frutas y verduras va a tener beneficios para la salud ya que nos aportan vitaminas, minerales y fibras que contribuyen con el cuidado de nuestra salud y tratamiento de enfermedades”, sostiene.

Por último, la licenciada del Hospital de Clínicas hace una recomendación sobre los precios de los considerados súper alimentos ya que pueden variar ampliamente. “Por ejemplo, en cuanto a las frutas y verduras se deben preferir aquellas de estación en vez de querer consumir todo el año solamente aquella que esté de moda. Todos aquellos “súper alimentos” que requieran ser importados van a implicar un gasto extra para el consumidor. Por eso la recomendación del Departamento de Alimentación y Dietética del HCJSM va a ser evitar el consumo de alimentos de moda o que tenga publicidad que promete beneficios importantes para la salud, sin antes consultar a un licenciado en nutrición”.

Y concluye: De esta manera podemos evitar generar gastos innecesarios, tener una alimentación equilibrada y adecuada a nuestras necesidades nutricionales individuales. Una alimentación variada que incluya alimentos de todos los grupos y asegure un adecuado aporte de fibra aumentando el consumo de frutas y verduras crudas favorece la salud y la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles”.

SEGUIR LEYENDO: