Los médicos enriquecen su conocimiento también a través de la experiencia que viven con sus pacientes. En esa relación de confianza e intercambio estará basada la sanación y la transferencia de la claves de la prevención.
Los médicos enriquecen su conocimiento también a través de la experiencia que viven con sus pacientes. En esa relación de confianza e intercambio estará basada la sanación y la transferencia de la claves de la prevención.

Los expertos de la salud no aprenden solo de los libros. También -y mucho- aprenden de sus pacientes, de sus padecimientos y de la obsesión por ayudar a que mejoren. Y también de su entereza. Un profesional de la salud a lo largo de su carrera guarda recuerdos entrañables de sus pacientes que lo hacen seguramente mejor persona.

"Es muy enriquecedor cuando los pacientes nos dejan enseñanzas, que no sólo quedan en el tiempo para uno mismo, sino que también ayudan a los otros", expresó el doctor Daniel Stamboulian en su larga trayectoria que comenzó como médico pediatra hasta convertirse en un infectólogo emérito de reconocimiento internacional. "Creo y trabajo a lo largo de mis años como médico para que la gente disponga cada vez de más información, para que los pacientes tengan cada vez más acceso al saber. Así podrán incorporar la prevención en salud como el mejor "antídoto" contra las enfermedades".

Es importante ampliar el conocimiento de temas de salud que impactan en la población hacia el mayor número de personas para que se active un círculo virtuoso que termina “fabricando” prevención y buenos hábitos de higiene y salud. Ese es el espíritu  del ciclo de notas “Lo que los pacientes no enseñan”,  que firmará en Infobae el  doctor Stamboulian.
Es importante ampliar el conocimiento de temas de salud que impactan en la población hacia el mayor número de personas para que se active un círculo virtuoso que termina “fabricando” prevención y buenos hábitos de higiene y salud. Ese es el espíritu  del ciclo de notas “Lo que los pacientes no enseñan”,  que firmará en Infobae el  doctor Stamboulian.

La idea de este ciclo de notas que firmará el doctor Stamboulian es ahondar en la idea de "Lo que los pacientes nos enseñan". Se trata de repasar las últimas noticias, cifras, informaciones y actualizaciones académico-científicas sobre tendencias en el mundo de la salud y estadísticas útiles sobre epidemias, enfermedades y males que acechan al ser humano. Aquí, las últimas noticias sobre Hantavirus.

Infección por Hantavirus

El hantavirus es una enfermedad aguda infecto contagiosa que se transmite por roedores que portan el virus de la familia Bunyaviridae. Los roedores infectados actúan como huéspedes de la enfermedad manteniendo la infección en forma persistente y asintomática.

El contacto o la inhalación humana con las heces, orina o los roedores mismos provocan la peligrosa infección por Hantavirus. En Argentina aún es una enfermedad endémica en la zona sur, centro, este y norte del país y tiene una altísima y súbita mortalidad.
El contacto o la inhalación humana con las heces, orina o los roedores mismos provocan la peligrosa infección por Hantavirus. En Argentina aún es una enfermedad endémica en la zona sur, centro, este y norte del país y tiene una altísima y súbita mortalidad.

Si bien las infecciones por hantavirus tienen una baja incidencia, son de importancia para la salud pública por su mortalidad , por el riesgo de brotes y por el hecho de que no existe tratamiento específico disponible. Esto hace imprescindible adoptar medidas de prevención en las áreas donde viven roedores.

Se registran 150 mil casos humanos de esta infección en todo el mundo anualmente.

Cualquier persona que no haya padecido la infección es susceptible de contraerla. El sexo masculino y las personas jóvenes son las más afectadas. Diversos estudios de seroprevalencia en humanos realizados en la Argentina mostraron un amplio rango según las regiones estudiadas abarcando desde un 0.5% en las provincias del Sur a un 6% en Salta.

Situación epidemiológica de hantavirus en la Argentina.Distribución de casos notificados de hantavirus por departamentos. La provincia hasta el 2011 con más personas fallecidas es Entre Ríos. Fuente INEVH-ANLIS “Carlos G. Malbrán”, 2011.
Situación epidemiológica de hantavirus en la Argentina.Distribución de casos notificados de hantavirus por departamentos. La provincia hasta el 2011 con más personas fallecidas es Entre Ríos. Fuente INEVH-ANLIS “Carlos G. Malbrán”, 2011.

Formas de transmisión

-Por inhalación – es la vía más frecuente- al respirar el aire contaminado por el virus eliminado por el roedor infectado.
-Por contacto directo al tocar roedores vivos o muertos y sus heces u orina. -Y excepcionalmente se han demostrado casos de transmisión de persona a persona- durante los primeros días de los síntomas- únicamente con el virus Andes en el sur de la Argentina.

El roedor que transmite el virus se lo denomina Oligoryzomys ongicaudatus, conocido como roedor colilargo, uno de los principales portadores del virus que está presente en Argentina y también en Chile.

Es por eso que las secreciones y otros fluidos humanos deben considerarse potencialmente peligrosos en el caso de la atención de pacientes con infección por hantavirus.

 

Cualquier persona con cuadro febril de 38 grados C sin etiología definida acompañado de mialgias, escalofríos, astenia, cefaleas, o dolor abdominal y que en las seis semanas previas al inicio de síntomas pudo estar expuesto al contacto con roedores silvestres.

En las zonas endémicas, el diagnóstico debe sospecharse ante todo paciente con un síndrome febril inespecífico.

Durante su evolución la infeccción puede producir el síndrome pulmonar hantavirus (SPH) y Hepatorenal de muy mal pronóstico y altísima mortalidad.

"Los síntomas son falta de aire – similar a una neumonía complicada-  insuficiencia cardíaca y a veces, trastornos renales y de coagulación. Es necesaria una buena terapia intensiva", afirmó el doctor  Stamboulian.

Crear hábitos de salud e higiene en la sociedad en enfermedades tan terribles y endémicas como el hantavirus es el paso fundamental para luego erradicarlas con políticas públicas sostenidas.
Crear hábitos de salud e higiene en la sociedad en enfermedades tan terribles y endémicas como el hantavirus es el paso fundamental para luego erradicarlas con políticas públicas sostenidas.

Aunque no existe una droga específica para el tratamiento de infección por hantavisrus, ante síntomas debe comenzarse de inmediato un tratamiento de soporte: reposición hídrica controlada y entre otros, ventilación asistida temprana.

Se consideran grupos de riesgo de infección viral a los pobladores rurales, turistas acampantes, guardafaunas, guardaparques y convivientes de la persona enferma, como también personal de la salud sin la adecuada protección en la atención del paciente.

Medidas y hábitos de prevención 

Dentro de las medidas de prevención más importantes se encuentran              -mantener la vivienda limpia para evitar la presencia de roedores y descartar elementos en desuso, que puedan servir para la nidación de los mismos.

-El ingreso a galpones cerrados debe realizarse con equipo de protección personal: botas, barbijos, guantes , limpieza con agua y lavandina y ventilación de los mismos.

-Es importante evitar la acumulación de leña, alimentos o basura en el peri domicilio que los roedores puedan utilizar como nidos.

Contexto e historia 

Existe un evento natural que sucede cada 60 años denominado "floración de la caña colihue". La ultima aparición en Argentina de este evento sucedió durante el verano del año 2011. Al caer las semillas de esta planta comienza un aumento excepcional en la cantidad de ratones aumentando el riesgo de contagio de hantavirus. Luego al verano siguiente se produce el máximo riesgo de incendios forestales, normalizando la población de ratones.

La floración masiva de la caña colihue es “un evento natural que sucede cada 60 años”. Promueve la aparición en la zona de un gran número de roedores. En Argentina la última ocurrió en 2011.
La floración masiva de la caña colihue es “un evento natural que sucede cada 60 años”. Promueve la aparición en la zona de un gran número de roedores. En Argentina la última ocurrió en 2011.

Esta temible enfermedad mortal transmitida por roedores llegó a nuestro país y a los vecinos Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay con muertes confirmadas. Hoy sigue tomando protagonismo años después del primer brote registrado, en Estados Unidos, en el año 1993.

En 1996 en Argentina hubo 18 casos mortales en la ciudad andina de El Bolsón, Río Negro, entre el 22 de septiembre y el 5 de diciembre.

"Es fundamental ventilar antes de dormir o estar en una cabaña donde podría haber habido ratas", concluyó Stamboulian.

LEA MÁS