Rogelio Frigerio: “Horacio tiene experiencia y una visión de país en línea con lo que yo creo”

El ex ministro del Interior apoyó al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Además, habló de su relación con Máximo Kirchner

Rogelio Frigerio habla sobre La Cámpora y Máximo Kirchner

Lejos del poder y sin funciones partidarias, el ex ministro del Interior, Rogelio Frigerio pregona el cierre de la grieta y busca alejarse de los extremos radicalizados. Y, sin dejar de reconocer la distancia entre su espacio de pertenencia y La Cámpora, el ex funcionario de Mauricio Macri destacó que con Máximo Kirchner “se puede hablar, pese a las diferencias”.

“¿Quién puede tirar la primer piedra, pasar factura y decir que no tiene nada que ver con que los argentinos vivamos como vivamos. Las responsabilidades no son todas iguales pero de alguna manera todos tenemos alguna cuota de responsabilidad en que estemos como estemos”, manifestó Frigerio señalando con ojo crítico las gestiones kirchneristas y la de Cambiemos de la cual fue parte.

En ese sentido pidió “sacarnos la idea” de que “todos los malos están de un lado y todos los buenos de otro”. “Eso también es falso”, consideró.

Tras la derrota electoral de 2019, Frigerio analizó que ahora “la oposición tiene una conducción más horizontal y probablemente hasta las próximas PASO no tengamos un único líder”. Al respecto comparó con el ex presidente: “Macri fue líder a partir de ganar la interna de 2015″. No obstante destacó que la oposición “tiene muchos posibles liderazgos”, pero señaló en particular al jefe de Gobierno de la Ciudad: “Sobresale Horacio (Rodríguez Larreta), tiene experiencia, preparación y una visión de país en línea con lo que yo creo que hay que hacer”.

Máximo Kirchner, jefe de bloque de diputados del Frente de Todos
Máximo Kirchner, jefe de bloque de diputados del Frente de Todos

En diálogo con TN, al ser consultado por La Cámpora manifestó que “desconocerla es un error”. “Quizás sea de los espacios políticos más organizados, con mayor vocación de poder y de despliegue territorial”, destacó, aunque aclaró que también reciben ayuda del Estado. Y puntualizó sus elogios en dos de sus máximos referentes: Máximo Kirchner y el actual ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

Al respecto del jefe de bloque de diputados del Frente de Todos, explicó que “se puede hablar”, pese a que “pensamos absolutamente distinto en términos de lo que hay que hacer en el país”. “Pero los problemas de la Argentina son tan viejos que lo peor que podemos hacer es negarnos a tratar de tender puentes con otros sectores de la política para ver si podemos superar algo que nadie pudo resolver en los últimos 50 años”, consideró.

“Trabajo en política para terminar con los revanchismos, con esta idea de aplastar al adversario. La Argentina tiene que encontrar puentes y lugares donde nos unamos para enfrentar estos problemas que se vienen repitiendo desde hace medio siglo y que no le encontramos la vuelta: inflación, incapacidad de crecer, inseguridad, educación, la salud. Necesitamos juntarnos o tener una masa crítica lo suficientemente grande para enfrentar con volumen político esos problemas”, analizó.

Rogelio Frigerio destacó el diálogo con Máximo Kirchner y Eduardo "Wado" De Pedro
Rogelio Frigerio destacó el diálogo con Máximo Kirchner y Eduardo "Wado" De Pedro

Consultado por el poder acumulado de Cristina Kirchner, respondió que “claramente hay un sector de la sociedad que se ve representada en ella”. “Por eso también es un error para mi la construcción política en base a la destrucción del adversario, hay mucha gente que comulga o se siente representada por Cristina y hay que entender que eso forma parte de nuestra Argentina”.

Sin cargos ni funciones partidarias, Frigerio cuida sus apariciones públicas luego de los cuatro años en los que tuvo mucha exposición al desempeñarse como ministro de la gestión de Mauricio Macri. Autocrítico, repasó que el de Cambiemos “fue un gobierno con minorías marcadas en el Congreso y en el territorio”, pero sin embargo “pudimos con un trabajo artesanal sacar muchas leyes”. “Después se nos complicó porque la situación económica era complicada de manera creciente. Sin volumen político, era imposible llevar adelante una agenda ambiciosa”, admitió. En ese sentido planteó que también la gestión de Alberto Fernández “se está encerrando en sí mismo”.

SEGUIR LEYENDO: