Villa Azul: aumentaron los casos sospechosos de coronavirus y reforzaron el bloqueo

El Ministerio de Salud provincial aumentó la cantidad de agentes sanitarios y desde el gobierno nacional ya se enviaron 8.000 kilos de alimentos. Hay un fuerte operativo de seguridad con 300 agentes federales

mdinatale@infobae.com
infobae-image

Bajo la orden del presidente Alberto Fernández de “hacer un seguimiento estricto” de Villa Azul y cumplir las normas sanitarias de aislamiento total allí donde explotaron 173 casos de COVID-19 y hoy se registraron 53 nuevos sospechosos de contagio, el Gobierno decidió reforzar en las últimas horas la asistencia alimentaria, la seguridad y los testeos en una de las villas miseria más pobladas del conurbano.

El Ministerio de Desarrollo Social ya llevó 8.000 kilos de alimentos para este barrio que se encuentra plenamente bloqueado, la municipalidad de Quilmes aportó en las últimas horas 12 kilos de módulos alimentarios por familia, más de 150 empleados del Ministerio de Salud bonaerense se encuentran haciendo chequeos de contagio en cada cuadra y unos 300 agentes de la Policía Federal o Gendarmería custodian Villa Azul desde que el fin de semana se decretó el aislamiento absoluto.

Durante el operativo Detectar que se realizó este miércoles los agentes sanitarios bonaerenses encontraron 53 casos sospechosos de coronavirus y el Ministerio de Salud de la provincia explicó a Infobae que “el barrio Villa Azul está sumamente reforzado en control sanitario y se están haciendo hisopados al 100% de los pacientes con criterios”, es decir, aquellos que son realmente sospechosos de tener coronavirus.

Desde el municipio que conduce la kirchnerista Mayra Mendoza también destacaron que de las 133 camas que hay en el centro de aislamiento situado en la Universidad de Quilmes sólo para Villa Azul, 80 están ocupadas con pacientes en observación. A aquellas personas que se encuentran en una situación de mayor gravedad se los deriva a los Hospitales Antártida o centros de atención en Wilde. Aunque en los últimos días el Ministerio de Salud provincial instaló tres centros móviles de asistencia sanitaria para acelerar el trabajo de detección de contagios.

Toda esta tarea de detección de casos en Villa Azul la llevan adelante más de 150 agentes sanitarios provinciales y un apoyo de equipos de vacunadores del Ministerio de Salud de la Nación.

“Se está trabajando muy bien en un contexto difícil, ha habido asistencia alimentaria, se han hecho los testeos, la provincia de Buenos Aires hizo un trabajo fuerte para identificar los lugares críticos. En el caso de Avellaneda, se hizo un trabajo fuerte en materia de primera infancia. Y asistimos en tiempo récord con los alimentos y vamos a acompañar, constantemente, no solo con alimentos sino también con pañales y medicamentos”, dijo el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, en una recorrida que hizo hoy por Villa Azul.

infobae-image

En esa visita al barrio del conurbano que está totalmente bloqueado por el brote de contagios de COVID-19 participaron además los funcionarios de Desarrollo Social Laura Alonso y Gustavo Aguilera.

A este barrio que comparten los municipios de Quilmes y Avellaneda y que se encuentra a apenas 7 kilómetros del Obelisco llegaron hasta ahora 8.000 kilos de alimentos de Desarrollo Social y se prevén más refuerzos no sólo de la Nación y del municipio sino también del sector privado.

Un funcionario de la Municipalidad de Quilmes explicó a Infobae que la situación explotó por el brote ocasionado en la cancha de fútbol del lugar ya que si no se contabiliza este barrio el municipio de Quilmes tiene menos casos de COVID-19 que muchos otros municipios del conurbano.

En tanto, la seguridad sigue siendo un tema esencial en el bloqueo del barrio. Si bien los funcionarios del Gobierno y la comuna de Quilmes que estuvieron en Villa Azul en las últimas horas aseguraron que no hubo casos de violencia, la Policía Federal y la Gendarmería decidió reforzar el lugar con 300 agentes que se turnas en tandas de 150 cada 12 horas.

Desde la Casa Rosada dijeron que el presidente Alberto Fernández ordenó avanzar aceleradamente con 72 obras construcción de viviendas e infraestructura en Villa Azul. Así, con el apoyo de Nación y provincia se trabajará para urbanizar el barrio Villa Azul, comenzando por las obras que según la intendencia de Quilmes fueron abandonadas en la gestión de Cambiemos.

Por otra parte, en el marco del operativo “Detectar”que se realizó en Isidro Casanova, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, recorrió el barrio San Alberto junto a Martín Sabatella, presidente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR). “Hace 9 días empezamos esta segunda etapa que consiste en testear en barrios populares, yendo casa por casa, visitando a cada vecino y chequeando si tienen síntomas”, aseguró durante la visita.

La logística comienza varios días antes de llegar a los barrios e incluye el contacto con referentes del lugar. En palabras de Espinoza: “primero se hace una reunión días antes con los referentes barriales, en este caso con las fuerzas vivas, como dice el Presidente, con la sociedad de fomento, el centro de jubilados, directoras de las escuelas y con los vecinos representativos. A todos ellos se les informa que es lo que se va a hacer, se les avisa con tiempo de anticipación para que lo puedan transmitir al barrio, porque si no el barrio se asusta con semejante movimiento”.

La Matanza es un distrito que hoy está muy por debajo de la media nacional y provincial en la cantidad de contagios en relación con la cantidad de población.

Seguí leyendo:

Pese a la cuarentena, se dictaron más de 300 sentencias en el máximo tribunal porteño gracias al teletrabajo

Coronavirus en Argentina: el plan económico y social que Juan Grabois le presentó a Alberto Fernández

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos