La CGT, en Olivos, luego de reunirse con el Presidente
La CGT, en Olivos, luego de reunirse con el Presidente

Una veintena de dirigentes de la CGT volverá a reunirse este jueves por la tarde, pero no mediante una videollamada como en sus dos últimos encuentros, sino de manera presencial: con los recaudos de seguridad necesarios, la mesa chica de la central obrera y un puñado de invitados se verán cara a cara (o barbijo a barbijo) en la sede de la UOCRA, en la avenida Belgrano 1870, en la Capital, para intentar unificar posiciones sobre temas que causaron cortocircuitos internos, como el acuerdo firmado con la UIA.

También se debatirá sobre la crisis del empleo durante la pandemia, el pedido al Gobierno de que extienda la prohibición de los despidos, la cuestión salarial, la caída en la recaudación de las obras sociales y la necesidad de agilizar los reclamos y trámites que se hacen a los funcionarios nacionales.

Respecto de las obras sociales, se hablará de cómo garantizar que la Superintendencia de Servicios de Salud distribuya de manera equitativa la plata adeudada del Fondo de Redistribución porque en marzo y en abril los sindicalistas lograron revertir el reparto dispuesto por ese organismo que preside Eugenio Zanarini luego de que enteraron que había privilegiado a la obra social de Camioneros y a las que triangulan sus aportes con las prepagas en desmedro de aquellas que tienen más afiliados.

Además, se esperan novedades acerca del DNU que elabora el Gobierno para disponer una ayuda adicional a las obras sociales que cubra la drástica caída que hubo la recaudación.

Las últimas reuniones se la CGT se hicieron por videollamada
Las últimas reuniones se la CGT se hicieron por videollamada

Otro tema será el demorado Consejo Económico y Social: el presidente Alberto Fernández prometió nuevamente que se iba a crear mediante un proyecto de ley que enviaría cuanto antes al Congreso. La idea es fijar una posición conjunta del sindicalismo que sirva de elemento de presión para que se cumpla esa promesa sin demoras. El Presidente ya había anunciado el Consejo Económico y Social en el discurso ante la Asamblea Legislativa cuando asumió la Presidencia, el 10 de diciembre.

Por otra parte, hay dirigentes que quieren empezar a definir los plazos para la elección de las nuevas autoridades de la CGT: estaba previsto que el congreso de la central obrera iba a realizarse en agosto, pero el coronavirus trastocó los planes y ahora se habla de convocarlo para abril de 2021.

Antes de esa fecha será imposible: el Ministerio de Trabajo suspendió las elecciones, asambleas y congresos en los sindicatos hasta el 30 de septiembre para evitar el movimiento de personas en la pandemia e incluso prorrogó por 180 días, a partir del 30 septiembre, los mandatos de los miembros de los cuerpos directivos, deliberativos, de fiscalización y representativos”. Es decir, los seis meses de mandatos extendidos por la cartera laboral se cumplen precisamente a fines de marzo.

Allí ya se asoman dos contendientes para liderar la central obrera: por un lado, Héctor Daer (Sanidad), uno de los actuales cotitulares, respaldado por el resto de “los Gordos” (Armando Cavalieri, de Comercio) y los independientes (Gerardo Martínez, de la UOCRA; Andrés Rodríguez, de UPCN, y José Luis Lingieri, de Obras Sanitarias); por el otro, Pablo Moyano (Camioneros), a quien apoyarían el moyanismo, obviamente, y la Corriente Federal (encabezada por el bancario Sergio Palazzo).

Gerardo Martínez, Carlos Acuña, Héctor Daer y Andrés Rodríguez
Gerardo Martínez, Carlos Acuña, Héctor Daer y Andrés Rodríguez

Todavía no está claro a quién apoyará el resto de las fracciones sindicales, como el barrionuevismo, los Sindicatos En Marcha para la Unidad Nacional (SEMUN, que lidera el ferroviario Sergio Sasia) y Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA, que pilotea el taxista Omar Viviani).

Más allá de estos temas internos, la conducción de la CGT quiere reprocharle esta tarde a algunos colegas que hayan criticado el acuerdo con la UIA para suspender trabajadores, aunque se espera que algunos sindicalistas aprovechen para quejarse por quedar al margen de esas negociaciones.

El cuestionamiento de Hugo Moyano al acuerdo UIA-CGT no sorprendió porque el Sindicato Camionero abandonó la central obrera en 2008 y se convirtió en un opositor de la conducción cegetista, sobre todo de Daer. Pero sí llamaron la atención las posturas críticas de dirigentes cercanos a la conducción de la CGT como Omar Viviani (peones de taxis) y Sergio Sasia (Unión Ferroviaria).

Héctor Daer y Pablo Moyano, posibles rivales para liderar la futura CGT
Héctor Daer y Pablo Moyano, posibles rivales para liderar la futura CGT

El taxista dijo que “es el peor momento para bajarle el sueldo al trabajador” y que “si no hay mercado interno, no hay reactivación de la economía”, mientras que el líder ferroviario se quejó de que en ningún momento fue convocado para “participar u opinar” sobre ese acuerdo y reclamó a “los sectores que estén en condiciones” que abonen “el 100% de los salarios de los trabajadores”.

En medio de este clima, en la reunión de la UOCRA algunos prevén una fuerte discusión: hay dirigentes molestos porque, según afirman, el grupo que maneja “no brinda mucha información sobre sus movimientos ni permite el debate interno”. En la práctica, la central obrera está piloteada por sus cotitulares, Daer y Carlos Acuña (del personal estaciones de servicio y alineado con el barrionuevismo), más los tres independientes (Martínez, Rodríguez y Lingeri), a quienes se sumaron en las últimas semanas el metalúrgico Antonio Caló y Cavalieri (otro miembro de “los Gordos”).

Al encuentro de esta tarde irán dirigentes que no integran el consejo directivo cegetista, como Sasia, Viviani, Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Guillermo Moser (Luz y Fuerza), además de sindicalistas que sí tienen cargos en la central pero no integran la mesa chica que toma las decisiones, como Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Fernández (UTA) y Hugo Benítez (textiles), entre otros.

Seguí leyendo: