En su último día como diputada, Elisa Carrió publicó un audio en el que les pidió “perdón” a los que la “odiaron” durante su carrera parlamentaria, ratificó que era su “deber” actuar de la forma en la que lo hizo, cuestionó a la “dirigencia política que carece de vergüenza” y aseguró que seguirá “luchando como siempre”, aunque desde otro lugar.

A primera hora de este de domingo, fecha en la que se hizo efectiva la renuncia a su banca, la dirigente de la Coalición Cívica compartió el mensaje a través de las redes sociales y se despidió así de su cargo en el Congreso, lugar en el que estaba desde 1995.

“Hoy cumplo 25 años de estar al servicio de la representación que parte del pueblo de la nación me dio, tanto en la provincia del Chaco como en la Capital Federal y como en todo el país. Muchas gracias por toda esa confianza de muchos, de pocos, de millones, de 500 mil”, comenzó diciendo la referente de Juntos por el Cambio.

En un audio de poco más de un minuto, Carrio explicó que este fue su “último día de diputada nacional”, pero sostuvo que se sigue sintiendo "profundamente responsable de los destinos de la Argentina”, por lo que va a continuar “todos los días luchando como siempre, a lo mejor enseñando otras cosas”.

Elisa Carrió durante el debate del proyecto de Restauración de la Sostenibilidad y la Deuda Pública Interna, una de sus últimas apariciones. Foto: (Víctor Carreira/Télam)
Elisa Carrió durante el debate del proyecto de Restauración de la Sostenibilidad y la Deuda Pública Interna, una de sus últimas apariciones. Foto: (Víctor Carreira/Télam)

“Porque un país que no puede responder con vergüenza, que no tiene vergüenza, una dirigencia política que carece de vergüenza y que es convalidada muchas veces por la sociedad, solo puede ser solucionada desde una cultura distinta”, agregó.

La fundadora de la Coalición Cívica terminó la grabación diciendo que a partir de ahora es “Lilita nadie”, pero que confía en que “ha cumplido” durante el tiempo que ocupó el cargo legislativo y detalló que espera publicar en mayo próximo “18 tomos de 600 páginas” en las que va a estar representada “la coherencia de una vida, equivocada o no, al servicio de los valores” que siente “desde el corazón, desde el alma, desde Dios y desde las propias convicciones".

“Muchísimas gracias por el afecto, por el cariño, y mil disculpas a los que me odian, pero era mi deber hacer lo que hice. Un beso enorme. Solo Lilita”, cerró el audio la -ahora- ex diputada nacional.

En octubre del año pasado, Elisa Carrió visitó al entonces saliente presidente Mauricio Macri
En octubre del año pasado, Elisa Carrió visitó al entonces saliente presidente Mauricio Macri

Carrió renunció a su banca a fines de octubre del año pasado, aunque en la nota que le envió al entonces presidente del cuerpo, Emilio Monzó, aclaró que la misma se haría efectiva a partir del primero de marzo de 2020.

Hasta último momento, la dirigente opositora participó de muchas de las sesiones que se dieron en el recinto: su última aparición fue hace unos días, en el debate del proyecto que modifica las jubilaciones de privilegio para jueces y diplomáticos, que fue aprobado sin el apoyo de Cambiemos.

Nacida en Resistencia, fue diputada de forma ininterrumpida entre 1995 y 2003. Estuvo dos años sin cargo y regresó al Congreso en el 2005. Desde aquel entonces, siempre ocupó una banca por distintos distritos y partidos. La última vez que se sometió al voto popular fue en 2017, en la elección legislativa en la que obtuvo más del 50% de los votos en la ciudad de Buenos Aires. Le quedaban dos años de mandato.

Su reemplazo en el recinto fue tema de discusión y hasta abrió una batalla judicial a fines del año pasado por el tema de la paridad de género. Finalmente, la Cámara Nacional Electoral (CNE) falló a favor de José Patiño, quien le seguía a Carrió en la lista de candidatos de Vamos Juntos que se presentó en los últimos comicios, en detrimento de Patricia Holzman, quien reclamaba el lugar que quedaba vacante y que, según ella, correspondía que fuera ocupado por otra mujer.

Seguí leyendo: