Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri junto a Diego Santilli (Presidencia)
Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri junto a Diego Santilli (Presidencia)

Horacio Rodríguez Larreta terminó con el misterio: las elecciones porteñas generales y el eventual ballotage serán en la misma fecha que las nacionales, el 27 de octubre y el 24 de noviembre, respectivamente.

De esta manera, el jefe de Gobierno de la Ciudad cortó con las especulaciones que se habían acrecentado en las últimas semanas en torno a un supuesto desdoblamiento de la segunda vuelta respecto del calendario nacional, que según pudo confirmar este medio estuvo bajo estudio de los equipos legales de Rodríguez Larreta.

Es que, hasta ahora, los comicios de la ciudad de Buenos Aires fueron siempre separados de los nacionales. Recién la aprobación del nuevo Código Electoral, el año pasado, facultaron a la administración municipal a elegir la fecha electoral.

Con la modificación, desde el PRO empezaron a especular desde fines del año pasado con la fecha en la que Rodriguez Larreta buscaría su reelección. La crisis política y económica que sacudió al Gobierno nacional y golpeó la popularidad de la figura de Mauricio Macri alimentaron esas especulaciones.

En las próximas horas el Gobierno de la Ciudad publicará en el Boletín Oficial que la suerte electoral del jefe porteño estará atada a la del Presidente, y que si hay una segunda vuelta, y accede a la misma, al igual que Macri, buscará ser reelecto el último domingo de noviembre.

La semana pasada, el jefe de Gobierno había convocado a primarias en la misma fecha que Macri: el domingo 11 de agosto.

Incluso en el entorno de Larreta habían estudiado la posibilidad de votar con voto electrónico, como en el 2015, lo que hubiera separado en los hechos su boleta con la del jefe de Estado.

Es que la crisis del programa económico obligó a los principales actores de la coalición de gobierno a estudiar todas las alternativas para preservar los distritos. La gobernadora María Eugenia Vidal, de hecho, planteó seriamente la posibilidad de desdoblar su elección de la nacional, impulsada por la creciente impopularidad de Macri en la provincia de Buenos Aires, en especial en el Conurbano bonaerense.

Los gobernadores Alfredo Cornejo y Gerardo Morales, de la UCR, si separaron los comicios de Mendoza y Jujuy de la elección presidencial.

Ahora, el jefe de Gobierno porteño resta que decida a su compañero de fórmula: Diego Santilli es el principal candidato. Es casi un hecho que volverá a acompañar a Rodríguez Larreta en el binomio local.

Seguí leyendo: