Luis Malvido, presidente de Aerolíneas Argentinas
Luis Malvido, presidente de Aerolíneas Argentinas

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Luis Malvido, cargó duro contra los gremios aeronáuticos y advirtió que "algunos sindicatos están haciendo cosas que ponen al límite del aguante a nuestros clientes". La semana pasada una sorpresiva asamblea –que duró más de 10 horas– obligó a la compañía a suspender más de 250 vuelos, lo que perjudicó a 30 mil personas que no pudieron volar.

El ejecutivo advirtió que la postura intransigente de los gremios aeronáuticos parece ir creciendo, ante la posible realización de una asamblea el próximo viernes, en el comienzo del fin de semana largo. Sin embargo, Malvido dijo que no fueron notificados.

"No tenemos ninguna evidencia ni información oficial sobre la realización de una asamblea de tres horas. Pero estamos viviendo momentos tensos donde algunos sindicatos están haciendo cosas que ponen al límite del aguante a nuestros clientes", enfatizó Malvido en un reportaje con Luis Novaresio en radio La Red.

En las últimas dos semanas, los gremios vienen realizando medidas de fuerza. La última obligó a cancelar 258 vuelos en un día. "No entendemos qué tiene que ver Aerolíneas Argentinas; primero argumentaron un despido en FlyBondi, luego que había problema de devolución de aviones en otras aerolíneas y la semana pasada que no habíamos pagado los sueldos y eso no es cierto. Evidentemente hay algo que excede a Aerolíneas Argentinas pero lo sufren los pasajeros", lamentó.

Malvido recordó que las paritarias terminaron en septiembre y que sus empleados tuvieron un 34% de aumento, ajuste muy por encima del resto de las compañías. Incluso, comentó, en algunos casos tuvieron incrementos salariales del 40%, "de los mejores del país".

"El año todavía no terminó, estamos negociando. Desde el primer día los invitamos a conversar, teniendo en cuenta los problemas financieros de la compañía. Pero estamos convencidos de que hemos cumplido", agregó el ejecutivo en este sentido.

El titular de la aerolínea de bandera destacó el profesionalismo de los pilotos: "Son de los técnicos más capacitados y entrenados de la Argentina. No solo sobresalen a nivel local, son los mejores de Latinoamérica y el mundo. Por lo tanto merecen un tratamiento diferente. Me preocupa que estén formados y atendidos porque de ellos dependen cientos de personas", enfatizó Malvido.

Al ser consultado sobre los rumores de un posible achicamiento de la compañía o, incluso, de la posibilidad de privatizarla, Malvido lo descartó. "No he escuchado de ninguna de las autoridades del gobierno la voluntad de privatizar, es más, lo han negado en varias ocasiones. No está en agenda y a mí no se me ha comentado nada. La voluntad del ministro (Guillermo Dietrich) es que los argentinos vuelen más, a más destinos y no tengan que dar la vuelta al mundo para ir de Córdoba a Comodoro Rivadavia", agregó.

Asimismo, Malvido descartó también la posibilidad de prescindir de rutas aéreas. "Nuestra vocación es que la compañía sea sustentable, no tenga déficit y que sea la mejor para los argentinos".

"Estamos volando con dificultades económicas por la caída de demanda, pero no hay rutas en peligro. Por eso invitamos a los pilotos y a los gremios a encontrar una forma nueva de trabajar pensando en el largo plazo, porque los aviones nuevos son más costosos y hay que sacarle el mayor provecho posible", agregó.

Respecto a la medida de fuerza que anunció ayer el gremio de aeronavegantes, Malvido reiteró que no tiene información oficial de lo que va a pasar el viernes. "Tenemos todo previsto, las rutas, los horarios, la gente preparada, pero lamentablemente estamos expuestos a que un grupito decida que ese día no trabajan y hacen bajar a las tripulaciones y retiran gente de las áreas operativas".

En este marco, el directivo explicó que cuando ocurre este tipo de cosas de manera sorpresiva, se reprograman los vuelos en el día. Sin embargo, alertó que "si se alarga, como ocurrió el otro día, la situación es más caótica y menos controlable".

Seguí leyendo: