El nuevo negocio de las polladas: ¿cuánto se logra ganar en este emprendimiento?

Un enfoque único en la economía culinaria peruana que subraya el ingenio y la adaptabilidad de su gente frente a las dificultades económicas

Guardar

Nuevo

Adentrándonos en historias de éxito que muestran el poder de la gastronomía peruana como motor de innovación y desarrollo económico.
Adentrándonos en historias de éxito que muestran el poder de la gastronomía peruana como motor de innovación y desarrollo económico.

La pollada, plato insignia de la gastronomía peruana, ha trascendido su rol culinario para convertirse en un interesante modelo de negocio. Originalmente adoptada por familias peruanas como una solución creativa ante apuros económicos, esta práctica ha evolucionado, demostrando su capacidad para generar ingresos y propiciar emprendimientos. Este giro en la percepción de la pollada, de ser una simple receta a un emprendimiento con potencial de lucro, refleja una transformación en la forma en que los peruanos abordan sus tradiciones culinarias y las posibilidades económicas que estas representan.

Ante este panorama, surgen interrogantes sobre la viabilidad y rentabilidad de las polladas como negocio. ¿Cuánto se logra ganar realmente en este tipo de emprendimiento? La exploración de esta pregunta no solo arroja luz sobre el valor económico de una de las tradiciones gastronómicas más arraigadas en el Perú, sino que también ofrece una perspectiva sobre cómo la innovación y el espíritu emprendedor pueden transformar prácticas tradicionales en oportunidades de crecimiento financiero.

¿Cómo funciona el nuevo negocio de las polladas?

En el mundo del emprendimiento peruano, el negocio de las polladas se perfila como una innovadora oportunidad económica, marcando un notable contraste con su tradicional función en actividades pro fondos. Un informe especial de Latina Noticias ha arrojado luz sobre esta transformación, a través de las experiencias de emprendedores que se han aventurado en este campo, vendiendo entre 5,mil a 7 mil platos semanales, un volumen de ventas impresionante que subraya la popularidad y el potencial lucrativo de este platillo.

Los protagonistas de este cambio, entre ellos Kissy Andrade, apodada la reina de las polladas, comparten detalles sobre la logística y rentabilidad de su negocio a Latina Noticias.

Polladas como un nuevo modelo de negocio familiar.
Foto: El chino
Polladas como un nuevo modelo de negocio familiar. Foto: El chino
A diferencia del pasado, donde la preparación de una pollada requería de horas de organización por parte de las familias, el modelo actual se enfoca en la venta al por mayor, simplificando significativamente el proceso. Los clientes adquieren un cuarto de pollo acompañado de papas por un precio que oscila entre 9 a 10 soles, generando un margen de ganancia de 3 soles por venta. Además, se ofrecen chichas al por mayor a 0.60 céntimos a partir de 100 unidades, complementando así la oferta y aumentando las posibilidades de ingreso.

Este modelo de negocio destaca no solo por su accesibilidad, con una baja inversión inicial requerida, sino también por la alta demanda, especialmente durante los fines de semana, donde los emprendedores pueden llegar a gestionar hasta 100 pedidos diarios. La narrativa de éxito en torno a las polladas al por mayor demuestra cómo la tradición puede reinventarse para generar oportunidades económicas sustanciales, redefiniendo este plato popular en un vehículo de emprendimiento y crecimiento financiero.

¿Cuál es el origen de las polladas en el Perú?

En la década de los setenta, el Perú se vio azotado por una severa crisis económica que afectó a gran parte de su población, sumándose a esto una etapa de conflictos políticos que llevó a muchos de sus habitantes a buscar refugio en la ciudad de Lima, esperando encontrar un entorno más seguro y oportunidades de mejora. Según datos recabados por el diario La República, estos migrantes internos, provenientes de distintas regiones del país, iniciaron la creación de agrupaciones sociales destinadas a reunir a individuos de orígenes similares. Utilizaban medios de comunicación como la radio y la televisión para convocar a sus paisanos, sobre todo los sábados, con el propósito de organizar eventos de confraternización que incluían parrilladas y cuyadas, en los que se preparaban y disfrutaban platos típicos, excluyendo el pollo, para el beneficio mutuo y como una forma de mantener el vínculo con sus raíces.

La historia se traslada a finales del siglo XX .
La historia se traslada a finales del siglo XX .
Los investigadores Magno Álvarez y Héctor Béjar, en su trabajo “Las polladas: una estrategia de sobrevivencia en época de crisis económica y política. Lima, 1980-2003″, detallan cómo estos eventos no solo reforzaban los lazos comunitarios y apoyaban económicamente a las familias involucradas, sino que también representaban una fuente de ayuda para sus comunidades de origen. No obstante, el agravamiento de la crisis económica y el aumento en los precios de la carne hicieron necesario el hallazgo de alternativas más económicas, como el pollo, así como la concepción de estrategias innovadoras para generar ingresos ante las circunstancias adversas que enfrentaba el país.

Es así que, respondiendo a estas nuevas necesidades y al contexto económico y social del momento, hacia finales de los setenta, hacen su aparición las primeras polladas. Inspiradas en las reuniones de los sábados organizadas por los migrantes provincianos en Lima, estas adaptaron la idea de las parrilladas a la realidad socioeconómica cambiante, convirtiéndose en una herramienta crucial de sobrevivencia y solidaridad comunitaria.

Receta de la Pollada al estilo Giacomo Bocchio

En el canal de YouTube del afamado chef peruano, Giacomo Bocchio, se destaca su propuesta culinaria única, que combina la clásica pollada peruana con un toque personal e innovador.

La pollada al estilo de Giacomo Bocchio este tradicional plato que se llevan los aplausos.
La pollada al estilo de Giacomo Bocchio este tradicional plato que se llevan los aplausos.

Ingredientes para la Pollada

  • 1 Pollo entero
  • Ají Panca
  • Ajos
  • Jugo de limón
  • Vinagre
  • Comino
  • Jugo de kion
  • Sal
  • Gaseosa negra
  • Cerveza negra
  • Pimienta

Preparación

  1. El primer paso consiste en trocear el pollo en cuatro partes. Resérvalo. Posteriormente, en un recipiente se añade pasta de ají panca, abundante ajo, una cantidad moderada de jugo de limón, comino, jugo de kion, sal al gusto, un toque de vinagre, algo de gaseosa negra y un poco de cerveza negra, culminando con pimienta al gusto. Procede a licuar la mezcla. Aparta una porción de esta marinada.
  2. El Chef sugiere que el pollo se marine por un período de 12 a 24 horas. Continúa impregnando cada pieza de pollo con la marinada asegurándote de que queden bien cubiertas. En una olla, lleva agua a ebullición con sal y unos dientes de ajo, e incorpora 3 cucharadas de la marinada que reservaste anteriormente. Introduce el pollo en el agua hirviendo y déjalo cocer durante 4 a 6 minutos.
  3. Una vez cocido, aplica una capa de la marinada sobre las piezas de pollo. Luego, fríe el pollo en aceite caliente. Sirve acompañado de papa, ensalada, arroz o lo que prefieras.
Revelando el secreto detrás del creciente número de emprendimientos basados en una de las recetas más emblemáticas de Perú, y su impacto más allá de la cocina.
Foto: Recetas Peruanas
Revelando el secreto detrás del creciente número de emprendimientos basados en una de las recetas más emblemáticas de Perú, y su impacto más allá de la cocina. Foto: Recetas Peruanas
Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS