Niña de 8 años supera con éxito una operación crucial: vuelve a hablar y comer con normalidad

La menor experimentaba graves problemas para abrir la boca a causa de un trastorno que afectaba su alimentación y bienestar general

Guardar

Nuevo

La pequeña volvió a casa para disfrutar de sus seres queridos - Créditos: Gobierno del Perú.
La pequeña volvió a casa para disfrutar de sus seres queridos - Créditos: Gobierno del Perú.

Carlita, una niña de 8 años, salió de alta del hospital Alberto Sabogal de Essalud, tras una exitosa operación que le devolvió la capacidad de hablar y comer normalmente. Con visible alegría, vuelve a casa después de semanas muy complicadas, pero durante ese tiempo sus seres queridos siempre estuvieron presentes para apoyarla.

La pequeña enfrentaba serias dificultades para abrir la boca debido a una condición que comprometía su nutrición y salud general. Dependía de una dieta líquida y necesitaba asistencia para comunicarse, una situación desafiante para una niña de su edad. Su condición llevó a sus papás a buscar ayuda al centro médico, donde un equipo de especialistas tomó su caso.

El diagnóstico reveló que la osificación había restringido en un 50 % el movimiento de su quijada, por lo que era necesaria una compleja cirugía de artroplasia.

“La cirugía tuvo como objetivo desprender la mandíbula, despegarla de la base del cráneo para darle nuevamente movilidad. Sin embargo, para que este tratamiento sea exitoso, el 50 % es la intervención quirúrgica y el otro 50 % es la terapia física que debe hacer la paciente. Con esto, la pequeña debe hacer ejercicios de abrir y cerrar la boca”, explicó el doctor Hiroshi Concha, cirujano maxilofacial del hospital.
La pequeña continuará con su rehabilitación - Créditos: Gobierno del Perú.
La pequeña continuará con su rehabilitación - Créditos: Gobierno del Perú.

El médico detalló que el origen del problema de la niña fue un accidente que sufrió hace cuatro años y resultó en una fractura en la quijada. Con el tiempo, esta condición se agravó debido a la osificación progresiva de la mandíbula y este problema le causaba dolores cada vez más intensos y pérdida total del movimiento.

Si bien la operación tuvo un resultado positivo, la menor debe continuar con terapia física que incluye ejercicios de abrir y cerrar la boca para consolidar su recuperación. Esta rehabilitación es vital para el éxito a largo plazo de la intervención quirúrgica. Además, el especialista le recomendó a la pequeña seguir una dieta blanda y ya no líquida, pues le permite utilizar la masticación para procesar los alimentos.

En unas semanas, Carlita deberá volver al hospital para un control de seguimiento. Mientras tanto, su mejoría es motivo de celebración para los médicos y el personal que la atendió, quienes han visto con orgullo los avances logrados por su joven paciente.

El profesional de la salud explicó que la causa de la dolencia de la niña se debió a un accidente ocurrido hace cuatro años, el cual provocó una fractura en su mandíbula - Créditos: Agencia Andina.
El profesional de la salud explicó que la causa de la dolencia de la niña se debió a un accidente ocurrido hace cuatro años, el cual provocó una fractura en su mandíbula - Créditos: Agencia Andina.

¿Qué es la artoplasia?

De acuerdo con la página oficial del Hospital Brigham and Women’s de Estados Unidos, la artroplastia consiste en un procedimiento quirúrgico diseñado para recuperar la funcionalidad de una articulación mediante la modificación o sustitución de las superficies que se unen o, en determinados casos, la implantación de una prótesis. Este tipo de intervención se considera cuando las opciones médicas convencionales ya no logran mitigar el dolor y la limitación funcional derivada de condiciones articulares.

El sitio especializado indica que quienes se someten a esta cirugía experimentan una significativa reducción del dolor y una mejora en su capacidad para realizar actividades diarias, lo que conlleva a una mejoría en su calidad de vida. Las caderas y las rodillas son las articulaciones sujetas a este tipo de cirugías con mayor frecuencia, aunque el procedimiento también puede aplicarse en tobillos, codos, hombros y dedos, aunque con menor incidencia.

Además, señala que la principal razón para realizar una artroplastia es tratar la artrosis, una afección degenerativa que causa la pérdida de cartílago en las articulaciones, lo que conduce a dolor y discapacidad. Antes de considerar la cirugía, existen varios tratamientos como medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, limitación de actividades dolorosas, uso de dispositivos de asistencia, fisioterapia, inyecciones de cortisona para mejorar la lubricación articular, además de la pérdida de peso y el ejercicio para optimizar el estado físico.