PNP desarticula banda ‘Roba Cobre’ tras enfrentamiento armado en subestación eléctrica de Tumbes

Los malhechores tenían un cargamento de cuatro toneladas de cobre, valorizados en 28 mil dólares, listos para ser sustraídos.

Compartir
Compartir articulo
El material que iba a ser sustraído estaba valorizado en 28 mil dólares. (Foto: Andina)
El material que iba a ser sustraído estaba valorizado en 28 mil dólares. (Foto: Andina)

En un dramático enfrentamiento, ocho miembros de la banda delictiva conocida como “Roba Cobre” fueron capturados por la Policía Nacional del Perú (PNP) mientras intentaban saquear una subestación de energía eléctrica en el distrito de Papayal, provincia de Zarumilla, en la región Tumbes.

Los delincuentes, armados y ocultos con pasamontañas, ingresaron a la subestación con la intención de robar el preciado metal, utilizado en la elaboración de utensilios de cocina, joyas, instrumentos musicales y objetos de arte, con un mercado activo entre Perú y Ecuador.

Enfrentamiento a balazos

El general PNP Manuel Gonzales Novoa reveló que el viernes 1 de diciembre a las 21:00 horas, los asaltantes sorprendieron al vigilante Luis Arévalo Vílchez en la subestación eléctrica “Nueva Alipio Rosales”. Tras golpear fuertemente el portón, los criminales se identificaron falsamente como policías.

Sin embargo, la situación dio un giro inesperado cuando, después de ingresar para reducir y amenazar al vigilante, se encontraron con una sorpresiva resistencia.

Una balacera estalló en otro sector de la instalación eléctrica, revelando la presencia real de agentes policiales, previamente alertados sobre las actividades de la banda “Roba Cobre”.

El material que iba a ser sustraído estaba valorizado en 28 mil dólares. (Foto: Andina)
El material que iba a ser sustraído estaba valorizado en 28 mil dólares. (Foto: Andina)

Mientras tanto, otro grupo de policías se aproximó al portón desde donde se escuchaban disparos. El enfrentamiento, que duró más de 10 minutos, obligó a los agentes del orden a resguardarse y repeler el ataque con sus propias armas de fuego.

En el interior, rodeado de torres de alta tensión, hallaron un camión azul con placa de rodaje ACO-737, ocupado por Jorge Alberto Jaramillo Gonzales (52), Carlos Marchán Urbina (35) y Jorge Jeanpiere Jaramillo Noriega (25), todos residentes de Tumbes.

Según el relato del vigilante, uno de los detenidos había trabajado anteriormente en la empresa, lo que le proporcionaba conocimiento detallado de las instalaciones y los horarios en que no había personal trabajando. Las circunstancias de la intervención señalan a los sujetos como presuntos responsables de delitos contra el patrimonio y robo agravado con armas de fuego, quedando en calidad de detenidos.

Cuatro toneladas de cobre

El material que iba a ser sustraído estaba valorizado en 28 mil dólares. (Foto: Andina)
El material que iba a ser sustraído estaba valorizado en 28 mil dólares. (Foto: Andina)

Tras ingresar al local, los agentes descubrieron una camioneta Nissan con placa BRG-819, repleta de material cableado destinado al robo. Cuatro toneladas de cobre, valorizados en aproximadamente 28 mil dólares, estaban listos para ser sustraídos.

En medio de la confusión, algunos de los detenidos afirmaron que no estaban al tanto del plan de robo, argumentando que simplemente acudieron al lugar como personal contratado para recoger material de chatarra con destino a Sullana, Piura. Sin embargo, la evidencia encontrada dentro de la subestación y la presencia de armas sugieren una participación activa en la planificación y ejecución del delito.

Además de los sujetos escondidos en la camioneta azul, la Policía Nacional detuvo a Carlos Alfredo Vílchez Medina (30), Cristian Luciano Benites Ramos (22), Jorge Luis Peña Lama (37), Adderlyn Melquiares Flores Juárez (34) y Oswaldo Andrés Maceda Marchán (33).

El Ministerio Público abrió una carpeta fiscal en donde inició una investigación que permitirá esclarecer más detalles sobre las operaciones de esta presunta organización criminal, sus conexiones y otros posibles cómplices.

La captura de estos individuos representa un golpe significativo contra esta banda delincuencial, que había perpetrado robos similares en la misma ubicación días antes.