Pedro Castillo: Poder Judicial reprograma audiencia para ver pedido de libertad del expresidente

El vacado expresidente solicitó poner fin a su prisión preventiva por el golpe de Estado del 7 de diciembre de 2022. Su defensa alega “nuevos elementos de convicción”, mientras la fiscalía insiste en la gravedad de sus actos

Compartir
Compartir articulo
Audiencia del lunes 4 de diciembre para ver la solicitud de cese de la prisión preventiva presentada por la defensa del expresidente Pedro Castillo, investigado por el delito de rebelión. | Justicia TV

El expresidente Pedro Castillo Terrones, cuya administración fue interrumpida abruptamente por su intento de golpe de Estado el 7 de diciembre de 2022, enfrenta un momento crítico en su proceso judicial. Para hoy, el Poder Judicial iba a llevar a cabo una audiencia clave que determinaría el futuro inmediato de Castillo Terrones, que busca revocar su prisión preventiva.

Sin embargo, el magistrado que iba a ver la causa pospuso la audiencia prevista para evaluar el recurso interpuesto por el exmandatario. La decisión del cambio de fecha fue a petición de la defensa de Castillo, argumentando la necesidad de su presencia en las audiencias de habeas corpus ante el Tribunal Constitucional. Tanto la fiscalía como la procuraduría no se opusieron al ajuste del calendario judicial.

En respuesta a la solicitud del abogado defensor de Castillo Terrones, el juez Juan Carlos Checkley comunicó que la nueva fecha para la audiencia se establecerá “lo antes posible”, con el fin de resolver el recurso presentado.

Repercusión del caso y medidas previas

Este escenario judicial se enmarca en un contexto de alta tensión política en Perú, donde el legado de Castillo y las circunstancias que rodearon su destitución continúan generando debate y división. La figura del vacado expresidente, un exprofesor de escuela rural que ascendió al poder con promesas de cambio profundo, se ha convertido en un símbolo de la agitada política peruana, y su situación legal es observada con atención tanto a nivel nacional como internacional.

Actualmente, Castillo cumple una orden de 18 meses de encierro en el penal de Barbadillo, impuesta en el marco de una investigación por los delitos de rebelión, conspiración, abuso de autoridad y grave perturbación de la tranquilidad, que expirará el 6 de junio de 2024. Esta situación se ve agravada por una segunda orden de prisión preventiva de 36 meses en otro caso, relacionado con actos de corrupción durante su gobierno, lo que lo sindica como líder de una presunta red criminal.

Fotografía de archivo, tomada el pasado 7 de diciembre, en la que se registró al destituido presidente de Perú Pedro Castillo, al ser detenido y trasladado en un vehículo policial, en Lima (Perú). EFE/Renato Pajuelo
Fotografía de archivo, tomada el pasado 7 de diciembre, en la que se registró al destituido presidente de Perú Pedro Castillo, al ser detenido y trasladado en un vehículo policial, en Lima (Perú). EFE/Renato Pajuelo

Audiencia había sido programada para las 10:00 a.m. de hoy

La defensa de Castillo había solicitado al Poder Judicial (PJ) el cese de su prisión preventiva, argumentando la aparición de “nuevos elementos de convicción” que, según ellos, demostrarían que no se cumplen los requisitos para mantenerlo privado de su libertad. Esta solicitud iba a ser evaluada en una audiencia virtual programada para hoy, lunes 4 de diciembre, a las 10:00 a.m.

“El juez Juan Carlos Checkley, del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, programó la audiencia tras la solicitud de la defensa de Castillo, que en su escrito argumentó existen nuevos elementos de convicción para sustentar el cese de esta medida coercitiva”, informó la Oficina de Imagen del Poder Judicial. El referido magistrado fue quien impuso al expresidente la prisión preventiva en diciembre del 2022.

Pedro Castillo desde el Penal de Barbadillo se defiende en audiencia
Pedro Castillo desde el Penal de Barbadillo se defiende en audiencia

La fiscalía, según se espera, se opondrá al pedido de la defensa. Según su tesis, Castillo y sus coinvestigados habrían acordado disolver el Congreso e instaurar un estado de excepción en Perú, sin cumplir con los presupuestos establecidos en la Constitución peruana. Esta parte del caso continúa bajo investigación preparatoria, con un plazo hasta abril de 2024.

Sin embargo, es importante señalar que, incluso si el juez acepta la solicitud de cese de la prisión preventiva por el intento de golpe de Estado, Castillo no quedaría en libertad inmediata debido a la segunda orden de prisión preventiva derivada por las investigaciones del caso Puente Tarata, que alcanzan a funcionarios del Ministerio de Vivienda y Petro-Perú, en el que se le señala como líder de una presunta red criminal de corrupción.

Imagen de archivo. Oficiales de policía afuera de la prisión donde está detenido el expresidente peruano Pedro Castillo. REUTERS/Sebastián Castañeda
Imagen de archivo. Oficiales de policía afuera de la prisión donde está detenido el expresidente peruano Pedro Castillo. REUTERS/Sebastián Castañeda

Castillo denuncia que fue víctima de “maltrato psicológico”

Durante la última audiencia judicial el 15 de octubre, el expresidente Pedro Castillo se refirió sobre el trato que recibió durante la detención tras su intento de autogolpe de Estado. Castillo Terrones describió su experiencia como un “maltrato psicológico” por parte de la Policía Nacional del Perú (PNP), alegando que fue amenazado y apuntado con armas.

“El 7 de diciembre no solamente fui amenazado, no solo he sido apuntado con metralleta. ¿Por qué no quieren que se visualicen los hechos, que se den las evidencias? (…) Dígame si eso no es tortura, no es un maltrato psicológico para acabar con su familia (sic) y traerla a un penal donde hasta el día de hoy no tengo siquiera acceso a la luz solar un minuto”, expresó Castillo en la audiencia.

Pedro Castillo está inmerso en una serie de investigaciones judiciales complejas. Se le vincula con diversos actos de corrupción, entre ellos la existencia de un ‘gabinete en la sombra’, el uso indebido del avión presidencial y acusaciones de falsedad genérica, casos que vienen siendo corroborados con las confesiones de su principal asesor Salatiel Marrufo.