Marita Barreto pide medidas cautelares a la CIDH para suspender remoción dispuesta por Patricia Benavides

Defenestrada fiscal también pide que el Estado peruano desplegue las acciones necesarias para salvaguardar su integridad y la de su familia

Compartir
Compartir articulo
Marita Barreto fue removida en horas de la madrugada del lunes 27 de noviembre.
Marita Barreto fue removida en horas de la madrugada del lunes 27 de noviembre.

La fiscal Marita Barreto solicitó medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se suspenda la resolución de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, que la remueve de la coordinación del Equipo Especial contra la Corrupción en el Poder.

Además de la reposición en el cargo, Barreto requiere que el Estado peruano “adopte las medidas necesarias” para proteger su vida y la de su familia toda vez que “en estos últimos tiempos ha venido siendo “pasible de seguimientos, reglajes, hostigamientos, presiones y hostilizaciones”.

“(La fiscal de la Nación) Me cesa en el cargo de fiscal superior provisional y Coordinadora del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder (Eficoop) en un momento en el cual obtuve una medida judicial de detención provisional contra el principal asesor de confianza de la fiscal de la Nación, Doctora Liz Patricia Benavides Vargas, como parte de una presunta organización criminal liderada —nada más y nada menos— que por ella misma, advirtiéndose presuntas componendas con algunos miembros del Poder Legislativo a fin de favorecerla”, se lee en el escrito.

Solicitud de Marita Barreto ante la CIDH
Solicitud de Marita Barreto ante la CIDH

Benavides retiró a Barreto en la madrugada del lunes 27 de noviembre, tras tomar conocimiento de que se llevaría a cabo un operativo en el que su asesor Jaime Villanueva sería detenido por presunta organización criminal y tráfico de influencias.

La organización criminal, de acuerdo con la hipótesis del Eficoop, estaría liderada por el titular del Ministerio Público para lograr la impunidad en las investigaciones disciplinarias que se le sigue en la Junta Nacional de Justicia (JNJ). Para lograr ello, habría, a través de su asesor, coordinado ilícitamente la designación de Josué Gutiérrez como defensor del Pueblo, la inhabilitación de Zoraida Ávalos y la remoción de la JNJ.

Apeló remoción

El último martes 28 de noviembre, la fiscal Marita Barreto presentó un recurso de apelación sobre la resolución de Patricia Benavides que la remueve del cargo de coordinadora del Equipo Especial contra la Corrupción en el Poder.

Marita Barreto apelará a su remoción de la Fiscalía, informó su abogado. Canal N

Barreto solicita que la decisión de Patricia Benavides sea evaluada por la Junta de Fiscales Supremos, integrada por la fiscal de la Nación y los fiscales supremos Pablo Sánchez y Juan Carlos Villena.

Justamente, Sánchez Velarde y Villena Campaña le exigieron a la titular del Ministerio Público renunciar por los “hechos graves sometidos a investigación penal”.

“(Hechos) que no se condicen con un desempeño debido a su cargo como máximo representante del Ministerio Público, le exigimos que renuncie al cargo de fiscal de la Nación, a fin de no afectar la investigación que realiza nuestra institución”, se lee en el escrito que remitieron los fiscales a Patricia Benavides.

Reemplazan a Barreto

Tras la remoción de Marita Barreto, la fiscal de la Nación reemplazó sin éxito a Marita Barreto en la coordinación del Equipo Especial contra la Corrupción en el Poder.

Puso en su lugar al fiscal José Cuya, quien declinó a la encargatura por “motivos personales” a horas de haber sido nombrado por Patricia Benavides.

Luego, la fiscal de la Nación designaría a Daniel Jara, un fiscal adscrito a su despacho. Es decir, un fiscal de su confianza.