Escándalo en la JNJ: advierten presunto copamiento de cargos dentro de la institución

La Dirección de Procesos Disciplinarios se encuentra conformada por siete trabajadores, que gracias a Frank Fernández, lograron hacerse de contratos CAS por miles de soles y durante todo el 2022 y 2023

Compartir
Compartir articulo
Frank Fernández habría ubicado a sus excompañeros de carrera de derecho en toda una dirección dentro de la JNJ. Composición Infobae.
Frank Fernández habría ubicado a sus excompañeros de carrera de derecho en toda una dirección dentro de la JNJ. Composición Infobae.

Una de las áreas más cruciales de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) se encuentra copada por al menos siete personas que habrían accedido a un puesto con los antecedentes laborales similares, y cuestionables. De estas siete, Frank Fernández Echeverría, trabajador de la Dirección de Procesos Disciplinarios, habría usado sus influencias con la encargada de dicha área, Marielka Nepo Linares, para ubicar en su misma área a sus compañeros de universidad.

El destape realizado por el dominical Punto Final precisó los movimientos realizados por Frank Fernández, mano derecha de Nepo Linares, y que se mantuvo en la JNJ ocupando diferentes puestos, para ubicar a personas de su círculo amical más íntimo. Algunos de estos incluso presentaron certificados de trabajo en los mismos lugares como justificación para acreditar tener experiencia en un puesto dentro de dicha institución.

Fernández Echeverría lleva ganando S/8.000 soles mensuales desde septiembre del 2022 y entre sus antecedentes laborales precisó haber trabajado en el área legal de dos negocios previos a su paso por la JNJ. El primero corresponde a una cevichería llamada “La Tremenda Corte”, en Independencia. El segundo antecedente es el gimnasio llamado “Millenium”, el cual está ubicado en Ate.

Esquema de presuntos implicados en el copamiento. Latina.
Esquema de presuntos implicados en el copamiento. Latina.

Los antecedentes laborales de Fernández

Estos dos centros de labores los comparten también otros miembros de la Dirección de Procesos Disciplinarios de la JNJ. Este es el caso de Johan Castillo de la Cruz y Linda Castillo de la Cuz, ambos hermanos que en algún momento acreditaron haber pasado por el negocio de cevichería. Respecto a Johan Castillo, este acreditó haber sido el administrador fundador de dicha cevichería, mientras que su hermana acreditó haber laborado en el área legal de dicho negocio de comida.

Con este antecedente, Johan Castillo, quien cuenta con estudios universitarios incompletos, se hizo acreedor de un contrato de órdenes y servicios de S/10.000 soles por 45 días de trabajo con la JNJ bajo el concepto de “revisión y armado de los expedientes que analiza la comisión”. En tanto, su hermana, Linda Castillo, quien es pareja de Fernández Echevarría; contrató con la JNJ por un contrato de servicio especializado por seis meses, que representó para la entidad un costo de S/ 36.000 soles bajo el concepto de “revisión y calificación de denuncias contra jueces supremos”.

Una estrategia similiar fue seguida por Claudio César Valdera Bohorquez, quien obtuvo una orden de servicios de S/10.000 soles por 45 días de trabajo bajo el concepto de “corroboración de que los expedientes físicos de la dirección de procesos disciplinarios tengan una versión digital”. La cercanía de Claudio Valdera con Frank Fernández data de otro de los certificados de trabajo que justificó Fernández para obtener su puesto en la JNJ.

Junto al certificado de la cevichería, Frank Fernández también acreditó haber formado parte del área legal del gimnasio “Millenium” en Ate, el mismo en el que Valdera Bohorquez acreditó haber ejercido la labor de administrador y cuya dueña es su madre. La misma labor de asesor legal también ha sido acreditada como experiencia previa para la contratación de Rayan Danny Calderón Bringas, a quien se le paga un total de S/6.000 soles mensuales, bajo la modalidad de contrato CAS por el concepto de Analista.

Todos excompañeros de carrera de Fernández

Foto: Andina
Foto: Andina

A excepción de Johan Castillo, todos los personajes han formado parte de la base universitaria de derecho en la que estudió Frank Fernández, en la Universidad Nacional Federico Villareal. Otros dos personajes cercanos a Fernández que también han accedido a esta dirección de la JNJ que también forman parte de este grupo son Milena Aguilar Valle y Edson Villarroel Veraún.

En el caso de Aguilar Valle, entre marzo del 2022 y agosto de este año accedió a esta dirección con la remuneración de 6 mil soles y con la responsabilidad de revisar y calificar denuncias a fiscales y jueves de niveles menores. Respecto a Edson Villarroel Veraún, a él se le ha asignado el sueldo CAS de S/6.500 soles, a fin de que “distribuya los expedientes de denuncias ante los miembros de la JNJ, así como redactar proyectos de calificación de las denuncias”.