Los errores de Dina Boluarte y un gobierno que no puede detener protestas y paralizaciones en el sur del Perú

A la luz de los hechos, hay una serie de factores que han desencadenado el caos que se vive en el país. Analistas señalan los errores del Ejecutivo y las posibles salidas

Compartir
Compartir articulo
Dina Boluarte asumió la Presidencia de la República el 07 de diciembre del 2022.
Dina Boluarte asumió la Presidencia de la República el 07 de diciembre del 2022.

Con poco más de 40 días en el poder, Dina Boluarte ha tenido un agitado gobierno. Lo más resaltante de su gestión, son los casi 50 muertos producto de los enfrentamientos al interior del país, por marchas que precisamente piden su salida. Recordemos que su fortuita llegada se dio tras la vacancia de Pedro Castillo, quien intentó dar un autogolpe. La vicepresidenta juramentó ese mismo día y se puso la banda presidencial.

Lejos de conciliar, la respuesta del Ejecutivo ha buscado ser firme, aunque en muchos casos se ha llegado a una brutal represión de las fuerzas del orden. No es casualidad que en la lista de decesos haya varios menores de edad, y la mayoría por arma de fuego.

En las próximas horas, se estima que las manifestaciones van a escalar y podrían tornarse más violentas, teniendo en cuenta que así como hay ciudadanos que protestan, también hay azuzadores que buscan generar el caos. ¿Cómo llegamos a esta situación? ¿Por qué Dina Boluarte no puede controlar esta crisis?

Te puede interesar: Dina Boluarte sobre Marcha de los 4 suyos en Lima: “Han dicho que correrán ríos de sangre, no lo queremos”

Para el antropólogo Carlos Monge, la primera gran falla de la presidenta fue pretender quedarse hasta el 2026, tal como lo dijo en su discurso de asunción. Pero no tuvo una buena lectura del momento, ya que semanas antes, las encuestas decían que si el Congreso botaba a Castillo, el público también quería que ellos se vayan.

Manifestantes se agrupan para protestar en contra del gobierno de Dina Boluarte. Fotógrafo de AFP capta el momento cuando un policía lanza gas lacrimógeno para dispersarlos. . ERNESTO BENAVIDES / AFP
Manifestantes se agrupan para protestar en contra del gobierno de Dina Boluarte. Fotógrafo de AFP capta el momento cuando un policía lanza gas lacrimógeno para dispersarlos. . ERNESTO BENAVIDES / AFP
“El primer error es no darse cuenta de lo que debían haber hecho esa misma tarde para adelanto de elecciones. Lo que hace es ignorar las encuestas. Y se genera esta reacción. Su segundo error, es no ofrecer empatía, les ofreció bala. En lugar de ir a la zona de conflicto y conversar, su respuesta fue estado de sitio, estado de emergencia, sacar a las Fuerzas Armadas con los excesos que eso trae”, señala el experto al canal Nativa.

Afirmó como una posible salida que lo primero es presionar al Congreso para adelantar las elecciones lo más que se pueda. Lo segundo que tiene que hacer Boluarte, explica Monge, es ir a los departamentos donde ocurrieron las muertes y pedir disculpas. Y abrir una investigación seria e independiente para que se sancione a los responsables. Asimismo, anunciar que se va cuanto antes de la presidencia.

Te puede interesar: César Hildebrandt cuestiona el discurso de Dina Boluarte: “Habla en nombre de Fuerza Popular, Renovación Popular y hasta de La Resistencia”

Por su parte, el politólogo Alberto Vergara, precisa que lo que se ha podrido en el Perú es la representación política. “Todo hace indicar que [la jefa de Estado] no va a llegar al 2024. En realidad, desde el inicio dejó en claro una suerte de frivolidad, de oportunismo, de conchabamiento con el Congreso para ver si se quedaba hasta el 2026″.

Manifestantes se agrupan para dirigirse a Lima a la convocatoria de este jueves 19 de enero. ERNESTO BENAVIDES / AFP
Manifestantes se agrupan para dirigirse a Lima a la convocatoria de este jueves 19 de enero. ERNESTO BENAVIDES / AFP

Agrega que la presidenta es alguien que a todas luces no vio el volcán que tenía al frente. Y cuando lo vio no pudo entenderlo. Apunta que Boluarte creyó que la forma de lidiar con el volcán era bajo el marco analítico teórico del conflicto, de la guerra, que hay que pensar en la situación como una guerra. Recordó también que cuando asumió, una encuesta del IEP señalaba que más gente se movilizaría por el Congreso que por ella.

“Ha tratado de hacer un gobierno desde las coordenadas de la guerra, con un primer ministro [Alberto Otárola] que pareciera creer que lo han nombrado brigadier de alguna tropa y su comprensión de la política es lanzar arengas. Mientras tanto, el país ha ido descendiendo a la violencia más espantosa”, aseveró en canal N.

Para Vergara, la presidenta debería considerar la renuncia, lo que podría servir para que los ánimos se tranquilicen. Obviamente, dice que habrá un sector radical que seguirá protestando, pero por lo menos podría desactivar la parte ciudadana más amplia de la protesta. Y en la renuncia “debe quedar como precedente en la democracia peruana que cuando alguien encabezó una represión que generó cuarentaitantos muertos, hubo costos políticos, hubo responsables”.

Te puede interesar: Dina Boluarte señala que las comunidades altoandinas están siendo chantajeadas para que protesten

Algo que le preocupa al politólogo es que, a mediano o largo plazo, la sensación de impunidad va a ser una grieta muy difícil de resanar. Y para ello la renuncia también podría ayudar.

Adelanto de elecciones ya

Alberto Otárola en el Congreso de la República
Alberto Otárola en el Congreso de la República

El analista político Fernando Tuesta coincide en que las elecciones deben darse cuanto antes. Sostiene que el gobierno y el Congreso podrían no tener el combustible suficiente para 18 meses más. “Muchos han planteado que es demasiado tiempo. En los tiempos peruanos, es un larguísimo plazo”, indica.

“Si la premura es el adelanto de elecciones, yo proponía que se puede entregar o nacer un nuevo gobierno juramentando el último día de este año. Si eso es así, ¿cuándo se podría plantear la primera vuelta? El domingo 15 de octubre. Y la probable segunda vuelta el domingo 26 de noviembre”, propuso.

SEGUIR LEYENDO