Buena racha del bitcoin tiene corta vida: así cotiza este 5 de julio

Luego de un par de días ganando terreno, la criptomoneda vuelve a caer y se mantiene por debajo de los 20 mil dólares por unidad

(Ilustración: Jovani Pérez)
(Ilustración: Jovani Pérez)

El bueno inicio de semana no duró para la criptomoneda bitcoin que nuevamente cotiza a la baja durante las primeras horas de este martes 5 de julio.

La divisa digital había concluido la semana pasada y comenzado esta con tendencias positivas, incluso por unas cuantas horas llegó a rebasar los 20 mil dólares por unidad, sin embargo, volvió a caer.

Bitcoin fue presentada al mundo en 2009 por Satoshi Nakamoto y desde entonces se ha convertido en la criptomoneda más popular del mercado digital.

Esta criptomoneda sentó las bases para el surgimiento de muchas de las altcoins existentes en el mercado y marcó un momento crucial para las soluciones de pago digital.

Identificada con las siglas BTC, bitcoin no tiene un token físico, sus transacciones son transparentes y no se pueden censurar. Con esta criptomoneda se puede enviar dinero a cualquiera persona en el mundo.

Bitcoin es respaldado por cientos de computadoras en todo el mundo en lugar de depender de un único banco central o gobierno. Esto ha provocado que organizaciones financieras como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) cuestionen su confiabilidad.

Pese al escepticismo, hay quienes han apostado por el bitcoin: El Salvador se convirtió en el primer país en adoptar esta criptodivisa como moneda legal el 9 de junio de 2021 y Honduras Próspera, una zona especial autónoma centroamericana, también ha hecho lo propio. Mientras que distintos empresarios, como Elon Musk, han fomentado su uso.

Aunque esta y varias otras criptomonedas se encuentran en una crisis que las ha llevado a sus peores cotizaciones en mucho tiempo, el bitcoin ha llegado a cotizarse en 68789.63 dólares por unidad.

El precio del bitcoin

Bitcoin no pasa sus mejores momentos. (foto: TreceBits)
Bitcoin no pasa sus mejores momentos. (foto: TreceBits)

El precio del bitcoin es 19.534,20 dólares por unidad a las 12:30 horas (hora UTC) de este martes 5 de julio, lo que representa una pérdida de 275.36 dólares en la más reciente jornada, es decir, el 1.41% de su valor; así como una variación negativa del 1.11% en la última hora.

En las últimas 24 horas, la criptomoneda llegó a venderse en un máximo de 20.405,12 dólares por unidad y a un mínimo de 19.518,21 dólares por unidad.

Bitcoin se encuentra dentro de una crisis que la ha llevado a caer hasta su peor valor en más de 18 meses.

Actualmente, la criptomoneda más popular del mercado digital se encuentra muy lejos de los casi 40 mil dólares por unidad en los que se vendía antes de la crisis.

¿Por qué las criptomonedas están en crisis?

Criptomonedas en crisis (Foto: REUTERS/Dado Ruvic)
Criptomonedas en crisis (Foto: REUTERS/Dado Ruvic)

Bitcon y varias otras criptomonedas se encuentran en una crisis que comenzó a inicios de mayo y que se ha extendido hasta la actualidad. Este suceso, apodado como “criptoinvierno o “cripto crash” ha provocado importantes pérdidas a las divisas digitales.

Varios expertos, como Andrés Gómez, Country Manager de CryptoMarket, han explicado que esta crisis es una consecuencia del mercado global, el cual está pasando por un momento de crisis, inflación y de recesión. Lo que hace sufrir al mercado tradicional, puede ser una tortura para las criptomonedas.

Cuando los principales bancos centrales del mundo suben los tipos de interés para controlar la inflación, los operadores se deshacen de sus inversiones más arriesgadas, entre ellas las criptomonedas, lo que también impulsa la caída de su cotización.

Las medidas de las plataformas en las que se pueden adquirir estas criptomonedas tampoco han ayudado, como el congelamiento de los retiros de dinero por parte de Celsius Network o el paro de Binance de las extracciones de bitcoin a través de su red.

Congelar las transferencias significa que la gente no puede pedir préstamos de criptodivisas, pero también significa que los deudores no pueden devolver sus préstamos cuando los precios de las criptodivisas se desploman.

Estas medidas ocasionaron el caos en todo el mercado, principalmente por va en contra de la naturaleza descentralizada de las criptomonedas y porque mina la confianza de los inversores.

No es la primera vez que las principales criptomonedas caen en crisis, a mediados del año pasado vivieron algo similar para luego recuperarse y, muchas de ellas, cotizarse en sus mejores precios.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

¿Cómo funcionan las criptomonedas? (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración)
¿Cómo funcionan las criptomonedas? (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración)

Una criptomoneda es un medio digital de intercambio que no existe físicamente y que usa un cifrado criptográfico para asegurar la integridad en sus transacciones, al tiempo que mantiene un control en la creación de sus nuevas unidades.

El bitcoin fue el primero en ser lanzado al mercado y luego le siguieron otras que igualmente han tenido gran relevancia como Litecoin, Ethereum, Iota, Tether, Cash, Ripple, Decentraland, incluso unas nacidas de memes como Dogecoin.

Las criptomonedas tienen diversos elementos que las hacen únicas: el no estar controladas por ninguna institución; no requerir de terceros en las transacciones; y casi siempre usar bloques contables (blockchain) para evitar que se creen nuevas criptomonedas de forma ilegal o las transacciones ya hechas sean modificadas.

Sin embargo, al no tener reguladores como un banco central o entidades similares se les señala de no ser confiables, de ser volátiles, propiciar fraudes, no tener un marco legal que respalde a sus usuarios, permitir la operación de actividades ilegales, entre otras más.

Aunque podría ser una paradoja, a su vez las criptomonedas garantizan seguridad a sus mineros en cuanto a la red en la que se sitúa (entramado) y que implica un manejo de códigos; el romper esta seguridad es posible pero difícil, pues quien lo llegara a intentar tendría que contar con una potencia computacional superior incluso a la que tiene el propio Google.

Para comprarlas e intercambiarlas se puede a través de portales especializados. Su valor varía en función de la oferta, de la demanda y del compromiso de los usuarios, por lo que puede cambiar más rápido que el dinero tradicional, pero mientras más gente esté interesada y quiera comprar determinada divisa, mayor será su precio.

No obstante, quien invierte en este tipo de monedas digitales debe tener muy claro que esta forma trae consigo un elevado riesgo al capital, pues, así como puede haber un incremento, también puede tener inesperadamente un desplome y acabar con los ahorros de sus usuarios.

Para almacenarlas, los usuarios deben contar con un monedero digital o wallet, que en realidad es un software a través del cual es posible guardar, enviar y hacer transacciones de las criptomonedas. En realidad, este tipo de monederos únicamente guarda las claves que marcan la propiedad y el derecho de una persona sobre cierta criptomoneda, por lo que estos códigos son los que en realidad se deben proteger.

Seguir leyendo

TE PUEDE INTERESAR