Ethereum en un “sube y baja” interminable: precio del ether para este miércoles

La criptomoneda de ethereum parece haber encontrado su nueva realidad: una especie de bucle que le arrebata, en unos cuantos minutos, el valor que consigue obtener en varias horas

Ethereum es una de las criptomonedas más codiciadas del mercado digital (Ilustración: Jovani Pérez/Infobae)
Ethereum es una de las criptomonedas más codiciadas del mercado digital (Ilustración: Jovani Pérez/Infobae)

Desde la crisis que golpeó a muchas de las importantes criptomonedas a principios de mayo, ethereum no ha logrado recuperarse y se encuentra en una especie de bucle.

El valor de Ether, la criptomoneda de ethereum, se ha mostrado inestable. Cada que comienza a ganar valor, en un alza que le cuesta varias horas, lo pierde en cuestión de minutos. Esta no es cualquier criptodivisa, es la segunda más importante del mercado solo por detrás de bitcoin, la divisa digital que lo comenzó todo.

Esta moneda virtual, que se identifica con las sigla ETH, es fundamental para ejecutar ethereum, una plataforma de blockchain de código abierto que ofrece desde servicios financieros, como hacer transferencias de criptomonedas, hasta la posibilidad de crear o acceder a juegos y aplicaciones que no tienen la posibilidad de robarte información o censurarte.

La crisis pegó a ethereum en un momento crucial, en medio de una transición de actualización con la que pretende erradicar una de sus principales deficiencias: la limitada escalabilidad.

En su versión 2.0, ethereum pasaría de realizar 15 transacciones por segundo a 100 mil en el mismo lapso, además, en el proceso se convertiría en una criptomoneda más eficiente energéticamente y con mayor seguridad.

Para conseguirlo cambiarán el proceso como se validan sus transacciones del ether. En la versión actual es a través de “mineros” que ganaban criptomonedas resolviendo complejos problemas matemáticos, pero gastando mucha energía en el proceso. Ahora no hay “mineros”, sino validadores de transacciones que son seleccionados de acuerdo a cuantas unidades de ether poseen y cuanto tiempo llevan invirtiendo. Este proceso que se conoce como “forging” o “minting”.

El precio del ethereum

Ethereum se encuentra en una especia de montaña rusa (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/File Photo)
Ethereum se encuentra en una especia de montaña rusa (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/File Photo)

La criptomoneda de ethereum se mantiene en un “sube y baja” constante. Luego de la crisis que comenzó el 5 de mayo pasado, ether pasó de valer casi 3 mil dólares por unidad a estar muy por debajo de los 2 mil dólares, desde entonces su valor ronda esta cantidad.

En los últimos días, cada que ether consiguió rebasar los 2 mil dólares por unidad, su valor cayó abruptamente y lo regresó al precio en el que se encontraba antes del alza o incluso uno menor.

Por ejemplo, durante las primeras horas de ayer ether valía 1,966.66 dólares. En el transcurso de la tarde comenzó a subir de precio alcanzando un máximo de 2.014,25 dólares por unidad en la noche. Sin embargo, su precio comenzó a caer de nuevo durante la madrugada de hoy.

Este 25 de mayo, la criptomoneda de ethereum se cotiza en 1.947,26 dólares por unidad, lo que significa una pérdida del 0,87% en las últimas 24 horas, así como un cambio negativo del 0,76% en la última hora.

En la madrugada del pasado jueves 12 de mayo, el valor de ether alcanzó los 1.748,3 dólares, su peor valor en lo que va del 2022 y el momento más bajo de la crisis que golpeó a ethereum.

Actualmente la criptomoneda está mas cerca de esta cifra que de los casi 3 mil dólares por unidad en la que se cotizaba antes de la crisis, ni que decir de su máximo histórico que es de 4,891.70 dólares.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Bitcoin fue la primer criptomoneda del mercado (Foto: Archivo)
Bitcoin fue la primer criptomoneda del mercado (Foto: Archivo)

Una criptomoneda es un medio digital de intercambio que no existe físicamente y que usa un cifrado criptográfico para asegurar la integridad en sus transacciones, al tiempo que mantiene un control en la creación de sus nuevas unidades.

El bitcoin fue el primero en ser lanzado al mercado y luego le siguieron otras como Litecoin, Ethereum, Iota, Tether, Cash, Ripple, Decentraland, incluso unas nacidas de memes como Dogecoin.

Las criptomonedas tienen diversos elementos que las hacen únicas: el no estar controladas por ninguna institución, no requerir de intermediarios en las transacciones y usar bloques contables (blockchain) para evitar que se creen nuevas criptomonedas de forma ilegal.

Sin embargo, al no tener reguladores como un banco central o entidades similares se les señala de no ser confiables, de ser volátiles, propiciar los fraudes, no tener un marco legal que respalde a sus usuarios (mineros), permitir la operación de actividades ilegales, entre otras más.

Aunque podría ser una paradoja, a su vez las criptomonedas garantizan seguridad a sus mineros en cuanto a la red en la que se sitúa (entramado) y que implica el manejo de algoritmos. Además, el romper esta seguridad es posible pero no tan fácil de lograr, pues quien lo llegara a intentar tendría que contar con una potencia computacional superior incluso a la que tiene el mismo Google.

¿Cómo conseguir criptomonedas?

Representaciones físicas de varias criptomonedas sobre la placa base de un ordenador (Foto: REUTERS/Dado Ruvic)
Representaciones físicas de varias criptomonedas sobre la placa base de un ordenador (Foto: REUTERS/Dado Ruvic)

Para adquirirlas se puede hacer la compra o intercambio de la propia moneda en portales especializados. Su valor varía en función de la oferta, de la demanda y del compromiso de los mineros, por lo que puede cambiar más rápido que el dinero tradicional, pero mientras más gente esté interesada y quiera comprar determinada divisa, mayor será su valor.

No obstante, quien invierte en este tipo de monedas digitales debe tener muy claro que esta forma trae consigo un elevado riesgo al capital, pues, así como puede haber un incremento, también puede tener inesperadamente un desplome y acabar con los ahorros de sus usuarios.

Para almacenarlas, los usuarios deben contar con un monedero digital o wallet, que en realidad es un software a través del cual es posible guardar, enviar y hacer transacciones de las criptomonedas. En realidad, este tipo de monederos únicamente guarda las claves que marcan la propiedad y el derecho de una persona sobre cierta criptomoneda, por lo que estos códigos son los que en realidad se deben proteger.

TE PUEDE INTERESAR