Fiel a su estilo, Hebe de Bonafini hizo referencia al caso de corrupción de José López con un discurso cargado de exabruptos e insultos, dirigidos al presidente Mauricio Macri, al juez Martínez de Giorgi, a los medios de comunicación y a los votantes del PRO, entre otros.

La titular de Madres de Plaza de Mayo no dudó en calificar al jefe de Estado como "un hijo de mil putas" y en acusar a quienes lo votaron de estar de acuerdo con el terrorismo de Estado. Sin titubear, la dirigente lanzó: "Los que votaron a Macri son los mismos que estaban de acuerdo con que maten a nuestros hijos".

En cuanto a lo ocurrido con López, detenido por intentar esconder 9 millones de dólares en un convento, Bonafini expuso una curiosa teoría: fue un infiltrado para perjudicar al kirchnerismo.

En ese sentido, afirmó: "Es una opereta mal armada, mal organizada. López no es solo un chorro, sino un traidor. A este tipo lo infiltraron para decir que todos los kirchneristas somos un sorete". En ese momento del discurso, un hombre que pasaba por la Plaza de Mayo increpó a Bonafini y le gritó "callate, ladrona".

Ante esto, Bonafini hizo silencio durante algunos segundos, les pidió a sus seguidores que "no le hagan nada" a la persona que la interrumpió y retomó su alocución, dando más precisiones sobre la teoría conspirativa. Al respecto, la titular de Madres sostuvo que "no es casual que el mismo día que hicieron mierda las jubilaciones y se aprobó todo (en el Congreso) este tipo (López) tiró las valijas". Para Bonafini, esto demuestra que "estaba todo preparado, con la complicidad de la prensa y de los jueces".

En tanto, Bonafini pidió reivindicar "a los compañeros como la gente, que dieron su vida, como Néstor". Mencionó a Cristina Kirchner, Axel Kicillof, Agustín Rossi y Andrés Larroque.

Insultos contra el juez De Giorgi por Sueños Compartidos

Esta semana el juez Martínez de Giorgi reactivó la causa que investiga irregularidades en el manejo de fondos públicos en la fundación Sueños Compartidos citando a 40 imputados, entre los que está Bonafini. Esto desató la ira de la dirigente, quien cargó duramente contra el magistrado.

Sin decoro, le avisó públicamente al juez que no asistirá a la convocatoria: "No voy a ir a declarar, Martínez Giorgi, metete en el orto la declaración. No creo en la Justicia, no creo en estos jueces. No voy a poner abogado, no cometí ningún delito", lanzó.

"Yo fui a hablar con De Giorgi y le dije que no tengo la misma plata que Schoklender, pero nunca movió un dedo y ahora que le tiraron de los huevos tuvo que llamar a todos a declarar. Lo tenía que haber hecho hace siete años", señaló. Asimismo, Bonafini aseguró que De Giorgi es "de los mismos jueces que permitieron que tiren gente al río" durante la última dictadura.