Gelatina de manzana verde con chía, una receta rica en colágeno, antioxidantes y proteínas

Los ingredientes de este postre aportan omega 3, calcio, potasio, vitamina C y fibra

Guardar

Nuevo

Esta receta es un postre ligero y saludable para cualquier ocasión (Imagen Ilustrativa Infobae)
Esta receta es un postre ligero y saludable para cualquier ocasión (Imagen Ilustrativa Infobae)

La gelatina es un excelente postre para cumpleaños y reuniones familiares o de amigos, esta versión es una refrescante y saludable opción para disfrutar sin la necesidad de preocuparse por las calorías.

Esta receta contiene un alto nivel de vitaminas y nutrientes, pues la manzana es rica en vitamina C y fibra, además su consumo ayuda a la prevención del cáncer, reduce el colesterol en la sangre, blanquea los dientes y fortalece las encías, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de México.

La gelatina contiene colágeno, que proporciona firmeza y elasticidad a tejidos y órganos del cuerpo, además de conservación y creación de tejidos nuevos, según el Centro de Información de la Gelatina de la Asociación de Fabricantes Europeos de Gelatina.

La chía tiene un alto nivel de omega 3, controla la presión alta y el colesterol, aporta cinco veces más calcio que la leche y dos veces más potasio que el plátano. Alguna de las formas de incluir este alimento en la dieta es poniéndola en agua, espolvoreando en aderezos, agregándole al yogurt, cereal, ensaladas, y en postres, como esta nutritiva y fresca receta.

Receta de la gelatina de manzana verde con chía

La chía hace de esta receta un postre sumamente nutritiva y saludable (Imagen Ilustrativa Infobae)
La chía hace de esta receta un postre sumamente nutritiva y saludable (Imagen Ilustrativa Infobae)

Esta receta tiene una dificultad baja, el tiempo de preparación es de 1 hora 15 minutos; sin embargo, el tiempo que pasarás en la estufa únicamente es de 5 minutos. Equivale a 6 porciones y aporta 34.9 kcal.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 1 sobre de gelatina de agua light sabor manzana verde
  • ¼ tazas de chía
  • 2 manzanas verdes cortadas en láminas

Preparación

  1. Prepara la gelatina de agua light sabor manzana verde siguiendo las instrucciones del empaque.
  2. Vierte 3 cucharadas de la gelatina sobre un molde de silicón para cupcakes, refrigera hasta que cuaje.
  3. Coloca las láminas de manzana y presiona ligeramente, agrega un poco de chía y rellena con el resto de la gelatina.
  4. Refrigera hasta que cuaje por completo.
  5. Desmolda y disfruta.

¿Qué es la chía?

La chía tiene un alto nivel de omega 3, controla la presión alta y el colesterol (Pixabay)
La chía tiene un alto nivel de omega 3, controla la presión alta y el colesterol (Pixabay)

La chía denominada científicamente salvia hispánica es nativa de México y Guatemala. La palabra en maya significa fuerza y es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas y pertenece a la familia de la menta. Los principales estados productores son Jalisco, Puebla y Sinaloa.

La chía ha sido cultivada desde tiempos precolombinos por los aztecas, cuenta la leyenda que los guerreros aztecas podían sostenerse todo el día alimentados únicamente con una cucharada de este alimento.

Sin embargo, fue desplazada por los cereales aportados por los españoles y cayó en el olvido. Antes de la conquista, el cultivo de la chía era el tercero en importancia económica, superada por el maíz y el frijol, de acuerdo con el Fideicomiso de Riesgo Compartido del Gobierno de México.

Otra excelente forma de comer chía es el germinado de chía, rico en ácidos grasos como el omega 3 y 6, que puede ayudar a proteger el corazón y mejorar el flujo sanguíneo; puede aumentar el contenido de L-triptófano, que tiene importantes funciones en el sistema nervioso y promueve la liberación de serotonina. A diferencia de la semilla, el germinado contiene un contenido importante de vitaminas C,E,A,B1,B3 y B9, de acuerdo con especialistas de Cultivos Naturales San Francisco.

¿Cómo germinar chía en casa?

  1. Coloca una toalla de papel dentro de un recipiente de vidrio o un plato y rocía con agua para que quede húmeda.
  2. Esparce las semillas de chía lentamente procurando dejar espacio entre las semillas para que puedan crecer con libertad.
  3. Rocía las semillas tres veces al día y procura que siempre estén húmedas.
  4. Es importante que el recipiente esté cerca de una fuente de luz; sin embargo, no deben estar en luz directa para que no se evapore el agua.
  5. Los resultados variarán dependiendo del clima en donde se encuentren, los resultados se podrán ver aproximadamente en una semana.
Guardar

Nuevo