Ejercicios para recuperar la calma, limpiar las energías y aprender a respirar

En su nuevo libro, la best seller española de la autoayuda Rut Nieves enseña cómo liberar la mente y el cuerpo para “vivir tu propia vida” con tips al alcance de todos: desde baños con sal y ruda hasta cómo maximizar los beneficios de la meditación, la risa, el baile y el sol.

Compartir
Compartir articulo
En "Recupera tu poder", la coach, seminarista y escritora española Rut Nieves comparte una serie de ejercicios para aprender a controlar las emociones y evitar que estas nos paralicen, debiliten o desborden.
En "Recupera tu poder", la coach, seminarista y escritora española Rut Nieves comparte una serie de ejercicios para aprender a controlar las emociones y evitar que estas nos paralicen, debiliten o desborden.

La coach, seminarista y escritora española Rut Nieves, hoy conocida por ser una best seller de la autoayuda, todavía trabajaba como arquitecta en Alemania cuando se animó a seguir sus sueños y hacer un rotundo cambio de vida para encontrarse a sí misma. Desde entonces, se formó como coach con algunos de los grandes referentes mundiales (como Laín García Calvo, Sergi Torres y Tony Robbins) y ha sacado una serie de exitosos libros en los que ayuda al lector a manejar sus emociones para vivir mejor.

“Empezamos nuestra vida en la dependencia emocional, pero para poder vivirla y disfrutarla cuando somos adultos tenemos que aprender a sostenernos emocionalmente, dedicar tiempo a conocernos, conectar con nuestro cuerpo y nuestra sabiduría interior (nuestra intuición y nuestro instinto), aprender a gestionar nuestros pensamientos y emociones, y hacernos cargo de nuestra felicidad y bienestar”, afirma Nieves en la introducción de Recupera tu poder, su último trabajo editado por Planeta.

Después del éxito de su serie Cree en ti, cuyos cuatro primeros tomos vendieron más de medio millón de ejemplares en todo el mundo, Nieves regresó con un libro en el que comparte palabras, herramientas y ejercicios muy poderosos para lectores que necesiten liberar su cuerpo y su mente de todas las emociones y creencias que cargan y que suelen debilitarlos, paralizarlos o desbordarlos.

Escribe la autora: “Recupera tu poder es el quinto libro de la pentalogía Cree en ti. Es el que me ha dado la claridad necesaria para terminar de recuperar mi libertad y reconectar con mi intuición y mi instinto, el impulso de la vida en mí y mi seguridad, para hacer realidad mis sueños, disfrutar de mi vida y llevar a cabo mi propósito”.

“Recupera tu poder” (fragmento)

Portada de "Recupera tu poder: libera tu mente y tu cuerpo, y vive tu propia vida", de la española Rut Nieves, editado por Planeta.
Portada de "Recupera tu poder: libera tu mente y tu cuerpo, y vive tu propia vida", de la española Rut Nieves, editado por Planeta.

Ejercicios para recuperar tu calma

Estos ejercicios sirven para relajar la mente y reconectar con nuestra calma y nuestro equilibrio interior.

Pranayama Nadi Shodhana. La palabra pranayama significa «control de la respiración». La explicación de cómo realizar este pranayama y los dos siguientes puedes encontrarla en el canal de YouTube de Xuan Lan.

Este pranayama es de lo más efectivo que he probado para calmarme. Es impresionante. Es una respiración que desbloquea los dos principales canales energéticos de nuestro cuerpo, también conocidos como nadis.

Pranayama Ujjayi (respiración victoriosa o del mar). Es una respiración suave que calma, relaja y energiza el cuerpo. El sonido de la respiración nos ayuda a concentrarnos en nuestra respiración. Aumentamos la cantidad de oxígeno.

Pranayama Rechaka 2:1. Rechaka en sánscrito significa «exhalación». Es una respiración que da el doble de tiempo a la exhalación que a la inhalación, para poder vaciar los pulmones y sacar todo lo que a veces nos guardamos y necesitamos liberar.

Postura fetal. Túmbate boca arriba sobre una manta, una esterilla de yoga o en la cama, abraza tus piernas de la forma que te resulte más cómodo. Y respira. Puedes repetirte internamente el mantra:

«Tranquilo, todo está bien. Tranquilo, estoy a salvo. Ya pasó. Tranquilo, estoy aquí contigo (para tu niño interior o tu cuerpo). Tranquilo, estoy aquí conmigo. Yo me quedo conmigo.»

Túmbate boca arriba con las piernas flexionadas, las plantas de los pies apoyadas en el suelo, una mano en la frente y la otra en la nuca. Respira conscientemente. Acompaña tu respiración poniendo tu atención en cómo entra el aire en el cuerpo y en cómo sale. Si lo necesitas, puedes repetir el mantra de antes.

"Recupera tu poder" es el quinto libro de la pentalogía "Cree en ti", editada por Planeta, en la que Rut Nieves pudo volcar las enseñanzas de algunos de los grandes referentes mundiales con los que se formó como coach, como Laín García Calvo, Sergi Torres y Tony Robbins.
"Recupera tu poder" es el quinto libro de la pentalogía "Cree en ti", editada por Planeta, en la que Rut Nieves pudo volcar las enseñanzas de algunos de los grandes referentes mundiales con los que se formó como coach, como Laín García Calvo, Sergi Torres y Tony Robbins.

Masaje capilar. Siéntate en un lugar donde te sientas cómodo y puedas estar tranquilo. Con las piernas apoyadas en el suelo, los pies paralelos y descalzo, a ser posible. Si tienes gafas, u horquillas o algo recogiéndote el pelo, quítatelos y suéltalos.

Si estás en casa o tienes un cepillo en el bolso, cepíllate el pelo o el cuero cabelludo con suavidad. Cierra los ojos, respira y empieza a masajearte la nuca y la parte inferior de la cabeza moviendo los dedos en círculos como si te estuvieras lavando la cabeza con todo el amor del mundo. Con suavidad y con cariño, poco a poco ve subiendo tus manos hacia la zona central de la cabeza y hacia los lados. Masajéate las sienes, la coronilla y la parte superior de la cabeza.

Cuando tus dedos estén en la parte superior de la cabeza, puedes presionar suavemente con las palmas en las sienes, ajustando la presión a lo que mejor te siente y más te apetezca. Y luego, poco a poco, sigue haciendo círculos con los dedos, bajándolos de nuevo hasta la nuca y el cuello. Cuando hayas terminado y sientas que ya es suficiente, y si puedes hacerlo en ese momento, túmbate unos minutos para respirar y permitir que los músculos de tu cabeza disfruten un poco más del masaje recibido.

Observa cómo la energía fluye ahora en tu cuero cabelludo y las sensaciones que notes en tu cuerpo. Da las gracias a tus manos y a tus dedos, a tu cuerpo y a ti por el tiempo y el amor que te acabas de dedicar. Y poco a poco, ponte de lado, baja los pies al suelo y lentamente empieza a incorporarte. Lo último que sube es tu cabeza.

Este masaje es muy bueno para cualquier momento en el que:

♦ Te duela la cabeza.

♦ Te sientas cargado o embotado.

♦ Sientas miedo, preocupación, agobio o estrés.

Es muy relajante, por eso es importante hacerlo sentado y que, una vez que hayas terminado, recuperes el movimiento poco a poco.

Con su serie de libros de autoayuda "Cree en ti", Nieves ha vendido más de medio millón de copias en todo el mundo.
Con su serie de libros de autoayuda "Cree en ti", Nieves ha vendido más de medio millón de copias en todo el mundo.

Ejercicios para limpiar tu energía

Todos estos ejercicios puedes usarlos para limpiar tu energía o la de tu casa cuando te sientas cargado o sientas que el ambiente de tu casa está cargado o denso. Todos son muy efectivos. No es necesario usarlos todos. A veces con un solo ejercicio ya es suficiente. Usa en cada momento aquel o aquellos que te llamen más la atención. Confía en tu instinto y en tu intuición.

1. Pranayama Kapalabhati. También conocido como respiración de fuego. Xuan Lan lo explica muy bien en su canal de YouTube.

2. Baño o ducha con sal. Mi sal preferida es la del Himalaya. La sal es exfoliante y, además, limpia y purifica nuestra energía. Es lo más parecido a darse un baño en el mar, te quedas nuevo. Si tienes el mar cerca, aprovecha para darte un baño siempre que te sientas energéticamente cargado, denso o espeso.

3. Baño o ducha con jabón de ruda o de azufre. Tanto a la ruda como al azufre se les atribuye la propiedad de limpiar la energía del ambiente, de la casa o de nuestro campo energético.

La ruda es una planta que, además de limpiar los ambientes, tiene propiedades digestivas, relajantes y antiespasmódicas, entre otras.

El azufre se puede utilizar para desintoxicar y purificar ambientes y campos energéticos. Según la gemoterapia, representa el poder de la protección, la fuerza de voluntad y la energía de la sanación. Ayuda a lograr claridad mental, enfoque, fuerza de voluntad y confianza. Además, el jabón de azufre es muy bueno para limpiar el exceso de grasa de la piel y para reducir el acné.

4. Mantén tu casa limpia, ventilada y permite que entre la luz natural en ella. El aire, el agua y la luz del sol también limpian y renuevan la energía de la casa y la nuestra.

5. Quemar palo de santo, ruda o canela también ayuda a limpiar y purificar la energía de la casa y la de nuestro campo energético.

6. Bebe abundante agua entre comidas.

7. Camina descalzo siempre que te sea posible. Con descalzo me refiero a sin zapatos, sin una suela de goma o de plástico, ya que las suelas suelen ser aislantes e impermeables, y eso impide que nuestro cuerpo pueda liberar de forma natural las energías negativas o dañinas. Si es invierno, puedes usar todos los calcetines que necesites. De esa forma, cuando caminamos descalzos, aunque llevemos dos pares de calcetines, nuestro cuerpo puede liberar las energías que necesite soltar.

Rut Nieves insiste en la importancia de la respiración y comparte ejercicios para aprovechar al máximo su potencial.
Rut Nieves insiste en la importancia de la respiración y comparte ejercicios para aprovechar al máximo su potencial.

Ejercicios para elevar tu energía y tu vibración

1. Respiración de pie, brazos abiertos y mirada al cielo. Ponte de pie, descalzo siempre que puedas, pies separados alineados con el ancho de las caderas y los hombros, levanta los brazos a una altura que te resulte cómoda y abre las palmas de tus manos hacia arriba, como si tu cuerpo estuviera formando una copa, con la base en la tierra y abierta al cielo.

Levanta tu mirada e inclina la cabeza ligeramente hacia el cielo, sin forzar el cuello; abre tu pecho, y notarás que tus hombros giran ligeramente hacia atrás. Respira de forma acompasada y cuenta de forma relajada hasta que el cuerpo te pida parar. Recomiendo hacer esto una vez al día, o siempre que necesites elevar tu estado emocional.

No somos conscientes del tiempo que pasamos al día con la cabeza mirando hacia abajo, ya sea para mirar el móvil, el ordenador o un libro. Y si pasamos mucho tiempo mirando hacia abajo, nuestro cerebro lo asocia a estados emocionales de tristeza, apatía o desmotivación.

Por eso necesitamos compensar cada cierto tiempo mirando hacia arriba. La postura de nuestra cabeza, hombros y pecho informa al cerebro de nuestro estado emocional. Por eso, a través de la postura también podemos mejorar nuestro estado emocional. Porque el cerebro asocia emociones a posturas.

2. Respiración abriendo el pecho y mirando ligeramente al cielo. La versión más sencilla del ejercicio anterior es sentado o de pie (sin levantar los brazos). Simplemente hay que levantar cada cierto tiempo la cabeza ligeramente hacia arriba, sin forzar el cuello; sacar pecho, con los hombros relajados ligeramente girados hacia atrás, y respirar.

Esta postura, al igual que la anterior, nos ayuda a elevar nuestro estado emocional, a conectar con el optimismo, a tener más claridad y a equilibrar nuestro cerebro. Cuanto más tiempo pases mirando hacia abajo, más te recomiendo que la hagas para que tu cerebro pueda compensar y despejarse.

3. Sonríe. Sonríe siempre que te acuerdes. A modo de gimnasia para tu cara y para estimular los músculos faciales y el cerebro. Tu sonrisa es muy poderosa. Por supuesto, si necesitas llorar, llora. Primero llora lo que necesites, y luego regálate una sonrisa.

4. Ríete a carcajadas. Prueba a reírte a carcajadas de vez en cuando. Aunque no tengas motivos, simplemente hazlo a modo de gimnasia y tonificación muscular. Y permítete reírte siempre que algo te resulte gracioso o divertido.

5. Toma un rato de sol a diario, siempre que sea posible, evitando las horas de máxima radiación solar y de calor para proteger tu piel, especialmente en verano. El tiempo recomendado es de quince a veinte minutos, tomando las protecciones que consideres necesarias.

6. Muévete por placer, baila, salta, camina o haz el deporte que te gusta.

7. Meditar. Respira conscientemente poniendo tu atención en la respiración.

8. Disfruta de lo que te gusta hacer: dibujar, pintar, colorear, escribir, hacer collage, cocinar, ordenar, jugar, etcétera.

Quién es Rut Nieves

♦ Nació en Madrid, España, en 1975.

♦ Trabajaba como arquitecta en Alemania cuando decidió dejarlo todo para encontrarse a sí misma.

♦ Hoy en día es coach y seminarista especializada en el poder de la mente y las emociones.

♦ Escribió libros como Cree en ti, Naciste para disfrutar, Haz realidad tus sueños y Recupera tu poder.

Seguir leyendo: