Las 4 habilidades estratégicas que todo líder debe tener, según la Escuela de Negocios de Harvard

Para mejorar los resultados, los ejecutivos deberían invertir más tiempo en entrenar y perfeccionar sus aptitudes, como lo hacen los atletas de alto rendimiento

Guardar

Nuevo

Establecer y comunicar metas claras, y ajustarlas de ser necesario es fundamental para lograr un liderazgo estratégico (Imagen Ilustrativa Infobae)
Establecer y comunicar metas claras, y ajustarlas de ser necesario es fundamental para lograr un liderazgo estratégico (Imagen Ilustrativa Infobae)

Durante un safari en Kenia, observé cómo una manada de leones acechaba a una manada de cebras, en silencio, durante casi 90 minutos. En ese momento, un cachorro de león se levantó de su posición agazapada y las cebras se dispersaron. Las leonas le gruñeron al cachorro juguetón y siguieron su camino, conscientes de que la supervivencia de la manada dependía por completo de su aptitud, es decir, de su capacidad para adaptarse al entorno y obtener ventajas en forma de alimento.

La experiencia me pareció una metáfora útil de la aptitud estratégica, o la capacidad de un líder para aprender de su entorno y adaptarse a él para marcar el rumbo y crear una ventaja competitiva. Así como la manada de leones necesitaba adaptarse a la oportunidad perdida de comer, los líderes empresariales deben adaptarse a un entorno cambiante para hacer crecer y mantener su negocio.

Los atletas profesionales suelen dedicar gran parte de su tiempo a entrenar, en comparación con el que dedican a competir. En cambio, para los profesionales de negocios, esta dinámica se invierte, y la mayoría de los ejecutivos pasan casi todo su tiempo trabajando en el negocio, y muy poco practicando para mejorar en las habilidades fundamentales para su éxito.

Entonces, ¿cómo puede un líder desarrollar y mantener su aptitud estratégica? Para responder a esta pregunta, estudié a 77 ejecutivos de C-Suite durante un período de cuatro años. Con base en mi investigación, identifiqué cuatro disciplinas practicadas por los líderes estratégicamente aptos.

1 - Aptitud estratégica: establecer una dirección clara y la ajustar si es necesario

Un estudio reveló que solo el 22% de los empleados encuentra una dirección clara en su organización
 (Imagen Ilustrativa Infobae)
Un estudio reveló que solo el 22% de los empleados encuentra una dirección clara en su organización (Imagen Ilustrativa Infobae)

La capacidad de desarrollar una estrategia es fundamental para el éxito de un ejecutivo. Según un estudio de 10 años realizado por McKinsey & Company a 1,500 empresas, el establecimiento de una dirección estratégica es el factor número uno para mejorar la salud organizacional. Y, sin embargo, las investigaciones de Gallup durante los últimos 30 años, que incluyen a más de 10 millones de gerentes, revelaron que sólo el 22% de los empleados estaban totalmente de acuerdo en que los líderes de su organización habían establecido una dirección clara para el negocio.

Un comportamiento que distingue a los líderes estratégicamente aptos es su capacidad para adaptar su estrategia en un entorno cambiante. Para ello, se reúnen regularmente con su equipo para conocer sus puntos de vista e incluir sus aportaciones para afinar la dirección estratégica. Además, buscan y recopilan continuamente información sobre su mercado, clientes, competidores y empresa. Para evaluar su propia aptitud estratégica, pregúntese lo siguiente:

  • ¿Adapto mi plan estratégico cuando surge nueva información para crear valor diferenciado para los clientes?
  • ¿He demostrado la capacidad de ajustar mi plan cuando cambia el contexto empresarial?
  • ¿Con qué frecuencia actualizo mis estrategias y planes con nuevos datos?

2 - Aptitud de liderazgo: adaptarse a las circunstancias

Los ejecutivos deben adaptarse a entornos cambiantes, como los leones en la naturaleza  (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los ejecutivos deben adaptarse a entornos cambiantes, como los leones en la naturaleza (Imagen Ilustrativa Infobae)

Los líderes estratégicamente aptos entienden que su valor para el negocio aumenta al observar continuamente sus propios comportamientos e interacciones para evaluar cómo pueden mejorar para adaptarse a las circunstancias. Operan basándose en una serie de principios de liderazgo que desencadenan los comportamientos necesarios para respaldar su dirección estratégica; por ejemplo, “operamos con una mentalidad de propiedad” o “evaluamos el panorama competitivo con regularidad”.

También identifican cuáles de sus propios comportamientos pueden ayudar a otros a alcanzar sus objetivos; por ejemplo, “escucho sin juzgar” o “protejo el tiempo de las personas ante las emergencias repentinas”. Para comprender mejor su nivel de aptitud de liderazgo, pregúntese lo siguiente:

  • ¿Cuáles son mis principios de liderazgo? ¿Cómo quiero ser recordado como líder?
  • ¿Solicito de forma proactiva a mis subordinados directos y colegas sus opiniones sobre mi desempeño como líder para evaluar mi impacto?
  • ¿Qué factores desencadenantes he creado para ayudar al equipo a adoptar los principios de liderazgo?

3 - Aptitud organizacional: dedicar tiempo a pensar en el futuro del negocio

oficina, empresa, compañía, trabajo, ambiente relajado y descontracturado, jefe, jefa, empleador, empleados, empleadas, empleadora, sonrisas, buen momento de intercambio laboral, desafío, proyectos, crecimiento - (Imagen Ilustrativa Infobae)
oficina, empresa, compañía, trabajo, ambiente relajado y descontracturado, jefe, jefa, empleador, empleados, empleadas, empleadora, sonrisas, buen momento de intercambio laboral, desafío, proyectos, crecimiento - (Imagen Ilustrativa Infobae)

La aptitud organizacional está determinada, en gran parte, por la capacidad de hacer evolucionar su modelo de negocio para posicionar proactivamente a su grupo en la creación, entrega y captación de valor. Una encuesta global de PwC a CEOs reveló que idealmente les gustaría aumentar el tiempo dedicado a pensar en el futuro del negocio, pasando del 47% actual al 57%.

Invertir tiempo en pensar en el estado futuro del negocio requiere disciplina, al igual que se necesita determinación para levantarse y hacer ejercicio cada mañana antes de que el día se vuelva ajetreado.

Si bien los planes cambiarán a lo largo del año, lo verdaderamente importante es el proceso de evaluar continuamente el entorno para identificar nuevos patrones, tendencias y actividades que puedan tener un impacto material en la empresa. Entrenar el músculo organizacional para generar y compartir estos conocimientos rompe los silos y crea un ciclo de aprendizaje que puede conducir a una ventaja competitiva. Para evaluar la aptitud organizacional, pregúntese lo siguiente:

  • ¿He descrito claramente el modelo de negocio de nuestro grupo?
  • ¿Comprendo cuáles son los desafíos internos para hacer evolucionar con éxito el modelo de negocio?
  • ¿Dónde podemos desviarnos de la norma del sector para crear, entregar y capturar más valor?

4- Aptitud de comunicación: colaboración eficaz entre distintos grupos

Un estudio de diez años de McKinsey revela que ajustar la dirección estratégica es fundamental para mejorar la salud organizacional y lograr mejores resultados (Getty)
Un estudio de diez años de McKinsey revela que ajustar la dirección estratégica es fundamental para mejorar la salud organizacional y lograr mejores resultados (Getty)

Una encuesta que realicé en colaboración con Human Capital Media Research a 400 líderes de gestión del talento reveló que el 58% de los grupos multifuncionales dentro de las organizaciones no alinean de manera efectiva sus estrategias entre sí.

A medida que aumentan las responsabilidades y se intensifica la presión por alcanzar metas y objetivos financieros, es común perder de vista el poder de la colaboración. Es similar al jugador estrella de un equipo de baloncesto que cree que debe anotar por su cuenta siempre, en lugar de pasar el balón a otros que estén abiertos y que pueden contribuir de otras maneras.

Los líderes estratégicamente aptos construyen relaciones con colegas que pueden aportarles conocimientos y capacidades que tal vez no posean. Cuando es necesario, buscan recursos externos que puedan suplir carencias para colaborar eficazmente. Para evaluar su aptitud de comunicación, pregúntese lo siguiente:

  • ¿Me reúno con las partes interesadas internas clave de forma intencionada y sistémica para desarrollar relaciones y alinear estrategias?
  • ¿Tengo una comprensión clara de lo que mis colegas intentan conseguir y de sus estrategias para lograrlo?
  • ¿Qué canales utilizamos para compartir información entre las distintas áreas funcionales?

Al adoptar un enfoque proactivo para mejorar las cuatro disciplinas de la aptitud estratégica (estrategia, liderazgo, organización y comunicación), será capaz de obtener continuamente nuevos conocimientos de sus interacciones, lo que lo conducirá a una mayor competencia y confianza para establecer la dirección estratégica de su negocio. 

Según una investigación realizada por Michael Porter y Nitin Nohria, de la Harvard Business School, el CEO promedio invierte 45 minutos al día en desarrollar sus aptitudes. ¿Cuánto tiempo invierte usted cada día en su aptitud estratégica? Eso podría marcar la diferencia entre prosperar (o no sobrevivir) en el mundo empresarial.

* Rich Horwath es director ejecutivo del Strategic Thinking Institute y autor de 8 libros sobre estrategia corporativa

* Harvard Business Review / ©The New York Times 2024

Guardar

Nuevo