Este es el restaurante en Madrid de Javier Ungría, concursante de ‘Supervivientes’: mariscos, steak tartar y copas de ‘afterwork’

El exmarido de Elena Tablada comenzó su negocio de restauración en 2016, un restaurante en pleno barrio de Salamanca que sirve platos de cocina mediterránea con toques internacionales

Guardar

Nuevo

Javier Ungría y el chef ejecutivo de Haches, Carlos Aceves (Haches)
Javier Ungría y el chef ejecutivo de Haches, Carlos Aceves (Haches)

Los concursantes de Supervivientes 2024 llevan poco más de un mes y medio en Honduras y, en este tiempo, hemos podido conocer a conciencia la parte más personal de sus participantes. En esta edición, el nombre de Javier Ungría era sin duda una de las grandes sorpresas. El empresario y exmarido de Elena Tablada, poco dado a exponerse voluntariamente ante las cámaras, rompía su habitual discreción para dar el salto a la televisión y convertirse en participante de este reality.

Nacido en marzo de 1981, Ungría se hizo conocido en el mundo de las celebrities gracias a su matrimonio con Elena Tablada, con la que se casó en 2018 en Miami y con la que, además, comparte una hija en común. El empresario es licenciado en Derecho y Administración de Empresas, y viene de una familia conectada con la realeza y la aristocracia europea; Javier es sobrino de Miriam Ungría, princesa de Tirnovo y viuda de Kardam de Bulgaria, hijo del rey Simeón de Bulgaria.

Te puede interesar: ¿Está Javier Ungría en ‘Supervivientes’ por motivos económicos? Sus negocios, en cifras

Pero, además, sabemos que Javier es un gran apasionado de la gastronomía, una pasión que le llevaba en 2016 a embarcarse en un negocio de restauración en el madrileño barrio de Salamanca, junto a su socio y buen amigo Marcos Diéguez. Haches es el nombre del restaurante del cual Ungría es socio y cara visible, un local situado en el corazón del Barrio de Salamanca que se convirtió, desde su apertura, en uno de los más exclusivos de la capital.

Restaurante Haches, en el barrio de Salamanca (Instagram / @restaurantehaches)
Restaurante Haches, en el barrio de Salamanca (Instagram / @restaurantehaches)

El restaurante abrió sus puertas en diciembre de 2016 y desde el principio tuvo una propuesta gastronómica muy clara. Su carta se centra en la cocina tradicional española, basada en la calidad del producto y versionada con influencias de diferentes gastronomías del mundo. El encargado de crear las elaboraciones que se pueden probar en Haches es Carlos Aceves, su joven chef ejecutivo, discípulo del maestro Luis Irizar, y con experiencia en los fogones con grandes como Arzak, Espai Sucre, y en la cadena francesa Relais Chateaux.

El restaurante cuenta con dos espacios diferentes: una barra donde tomar pequeñas tapas y bebidas y un pequeño salón con espacio para unas 25 personas en el que se luce la carta diseñada por su joven chef. Además, el restaurante de Ungría ofrece desayunos, más de 15 referencias de vino por copa y plan afterwork. Cuenta, asimismo, con una agradable terraza y, por la noche, se transforma para un ambiente de copas y disfrute.

Te puede interesar: Qué se come y por cuánto en El Bohío, el restaurante de Pepe Rodríguez, chef y jurado de ‘MasterChef’

En su carta, en la que triunfa la cocina mediterránea basada en el producto, se encuentran algunas de las apuestas más seguras. Sin duda, una de las opciones más llamativas es su marisco, al que también se suman tapas como las croquetas y otros platos muy bien valorados por sus clientes como es el steak tartar en hueso de tuétano. También en su sección de postres encontramos best sellers, como es su Torrija HH.

El 'steak tartar' de Haches (Instagram / @restaurantehaches)
El 'steak tartar' de Haches (Instagram / @restaurantehaches)

El restaurante, en pleno barrio de Salamanca, se encuentra en la calle José Ortega y Gasset, 79 y cuenta con un precio medio de 35-50 euros por ticket. Los precios de sus platos van desde los 4,80 € de sus zamburiñas hasta los 40 euros de su ribeye con mantequilla Café de París, pensado para dos personas.

Los negocios de Javier Ungría

El restaurante del empresario madrileño forma parte de Haches Hostelería SL, una microempresa gestionada por Ungría que cuenta con ocho empleados y que fue constituida en 2016. A pesar del éxito que el restaurante ha tenido desde sus inicios, en el último ejercicio de datos reflejado en el Registro Mercantil se puede observar que esta sociedad arroja pérdidas en sus resultados, con una cifra negativa de 5.709 euros, pese a facturar más de 471.000.

Pero esta no es la única apuesta de negocio del ahora concursante de Supervivientes. En total, Javier Ungría gestiona seis compañías, la mayoría de ellas en el sector de la inversión. Estos negocios muestran resultados irregulares, con ganancias millonarias para el empresario, pero también considerables pérdidas, tal y como se refleja en los balances de cuentas depositados en el Registro Mercantil. La más importante de sus apuestas económicas es Grupo Paramus, una Sociedad Limitada que administra junto a su hermana Beatriz. Esta empresa tiene un activo de 80.6 millones de euros, aunque en 2022, el último ejercicio en el que presentó datos, registró pérdidas de 460.155 euros.

Grupo Paramús SL posee, a su vez, el 99% de las acciones de Ungría Patentes y Marcas SA, una sociedad dedicada a “la adquisición, tenencia y/o cesión, por cuenta propia, de toda clase de valores mobiliarios y/o efectos de comercio, emitidos por entes públicos y privados, nacionales o extranjeros, dentro de las normas aplicables”. Esta es la única empresa rentable de Javier Ungría, al menos hasta 2022. Ese año, la compañía facturó más de 16,5 millones de euros que le permitieron obtener 2.059.000 euros de beneficios. Además, su activo asciende a más de 23,8 millones.

‘Supervivientes 2024’: la lista completa de concursantes confirmados.

La tercera de las empresas del todavía marido de Elena Tablada es Saceda Ulam SL, cuya actividad es la “adquisición, explotación en régimen de arrendamiento, disfrute y enajenación por cuenta propia de bienes inmuebles y de valores mobiliarios de renta fija o variable”. Este negocio, del que Ungría es administrador único, facturó 230.000 euros en 2022, aunque su balance fue negativo, con pérdidas de 95.241 euros.

De esta manera, las compañías a nombre de Javier Ungría suman más de medio millón de euros en pérdidas, aunque eso no quiere decir que su situación económica sea mala, sobre todo teniendo en cuenta que los beneficios de Ungría Patentes y Marcas SA rebasan los dos millones de euros.