Las letras del Tesoro pierden fuelle y los analistas rebajan su atractivo: “Han dejado de merecer la pena”

La rentabilidad de las letras del tesoro baja entre el 0,11% y el 6,63% en noviembre, lastrada por el estancamiento de los tipos de interés

Compartir
Compartir articulo
Sede del Banco de España en Madrid. Isabel Infantes - Europa Press
Sede del Banco de España en Madrid. Isabel Infantes - Europa Press

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés en el 4,5% ha penalizado a los ahorradores en deuda pública española, que han visto cómo la rentabilidad ofrecida por las letras del Tesoro en las dos subastas de noviembre se ha alejado del 3,8% alcanzado en octubre en tres de los cuatro plazos.

Así, las letras a seis meses obtuvieron en la subasta del 7 de noviembre una rentabilidad del 3,747%, por debajo del 3,830% otorgada un mes antes, cuando alcanzó máximos desde 2012. A pesar de esta caída, el Tesoro colocó 1.002,68 millones de euros, un montante inferior a los 2.736,34 millones demandados por los ahorradores.

Algo similar ocurrió con las letras a 12 meses, en que su interés alcanzó el 3,630%, también por debajo del 3,876 de la subasta previa de octubre. El montante adjudicado fue de 3.269,64 millones y las peticiones por parte de los inversores de 6.519,90 millones de euros, prácticamente el doble.

La misma tendencia se mantuvo en la siguiente subasta del día 14 de noviembre, en que la rentabilidad marginal en las letras a tres meses fue del 3,580%, frente al 3,590% concedida un mes antes. El Tesoro colocó 502,08 millones tres veces más que la demanda, situada en 1.687,35 millones.

A plazos de nueve meses el interés marginal alcanzó el 3,705%, por debajo del 3,818% de la anterior subasta y los millones adjudicados fueron 1.473,97, mientras que la demanda fue de 3.270,27 millones de euros.

Las cuentas remuneradas ya duplican la rentabilidad media de los depósitos con intereses de hasta el 5%

Una inversión poco ‘interesante’

La caída de la rentabilidad en noviembre, de entre el 0,11% y el 6,63% respecto a la subasta precedente, hace que comprar “letras del Tesoro haya dejado de merecer la pena en todos sus plazos”, asegura Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto. El único plazo que puede dar un pequeño respiro a los inversores, en su opinión, es el nueve meses, que da unos retornos del 3,8%.

Para plazos a tres, seis y 12 meses los analistas recomiendan que la mejor opción son los depósitos a plazo fijo que dan unos intereses más “jugosos”, sobre todo si la inversión supera los 10.000 euros.

Esto se debe a que la caída de rentabilidad de la deuda pública española se produce en un momento en que los intereses de los depósitos han mejorado o mantenido su remuneración, a pesar de que el Banco Central Europeo haya decidido estabilizar el precio del dinero en el 4,5% debido al mejor comportamiento de la inflación, que cerró octubre en el 2,9%, cada vez más cerca del objetivo del 2% al que el eurobanco ha decidido doblegarla.

Depósitos con intereses de hasta el 5%

El aumento de la remuneración por los depósitos ha hecho que existan bancos protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos español que ofrecen a seis meses un interés del 4%, como el Depósito TOP a tres meses de Banco BIG, o un 3,96% que ofrece el Depósito Ven a Arquia de Arquia Banca. Intereses que superan entidades extranjeras que comercializan sus productos en España y que llegan hasta el 5%, como el ofrecido por el depósito a 10 años de Banca Sistema.

También en cuentas remuneradas se pueden encontrar rentabilidades del 5%, aunque sus limitaciones son mayores que en los depósitos. Este es el caso de la Cuenta Nómina de Bankinter que ofrece una rentabilidad del 5%, pero solo para un saldo máximo de 10.000 euros, también requiere que el cliente domicilie su nómina para disfrutar de esa retribución.