Los 5 mejores restaurantes italianos de Madrid

Pizza napolitana, pasta fresca, ensaladas, carnes y pescados... Lo mejor de Italia también se puede probar desde Madrid con estas recomendaciones

Compartir
Compartir articulo
Pizza cocinada en un horno italiano tradicional - REUTERS/Wolfgang Rattay
Pizza cocinada en un horno italiano tradicional - REUTERS/Wolfgang Rattay

La gastronomía italiana es una de las más conocidas y amadas alrededor del mundo. Y no es de extrañar. El aroma a queso, a albahaca, a tomate, a mozzarella di bufala, a crema de trufa… Conquistan a cualquiera. Es por ello que cada vez son más los restaurantes italianos que abren sus puertas en grandes ciudades como Madrid, una oferta cada vez mayor que parece inagotable. Cada vez que un italiano nuevo abre en la capital, los amantes de la pizza y la pasta fresca vuelan para probar sus elaboraciones y comprobar si realmente merece la pena.

Para encontrar un lugar donde probar la verdadera pizza italiana o una pasta fresca elaborada artesanalmente, nada como confiar en las recomendaciones de los clientes, que ya han probado estas delicias y comparten, en un arranque de solidaridad, su opinión con el resto. Por ello vamos a acudir a las reseñas para encontrar los cinco mejores restaurantes italianos de la capital, según las opiniones de clientes en TripAdvisor. Este ránking se elabora a partir de un “índice de popularidad”, que se calcula a partir de la calidad, la antigüedad y la cantidad de opiniones de los usuarios que recibe un establecimiento.

Te puede interesar: El mapa de los 20 restaurantes mejor valorados de España

1. Pizzamore

Pizzas de Pastamore (Instagram / @pastamore_madrid)
Pizzas de Pastamore (Instagram / @pastamore_madrid)

Situado en el número 191 de la calle Alcalá, Pastamore se sitúa como el restaurante italiano número uno en reseñas en TripAdvisor. En Pastamore preparan comida artesanal italiana con un guiño a la gastronomía española, con especial protagonismo de las dos estrellas de Italia: la pasta y la pizza. Sus masas son fermentadas 48 horas y preparadas con masa madre y todo se cocina en su horno napolitano.

Entre sus platos se encuentran curiosas mezclas entre las dos gastronomías mediterráneas, la italiana y la española, con platos como la Burrata Española, un cremoso queso artesano Italiano con brotes tiernos, tomate Cherry, virutas de jamón ibérico y AOVE o la pasta casarecce con albóndigas de pata negra. Incluso sus cocineros se atreven a mezclar gastronomías tan distintas como la mexicana y la del país de la bota, con su pizza de cochinita pibil.

2. Trattoria Pulcinella

Pasta fresca de Trattoria Pulcinella (Restaurante Pulcinella)
Pasta fresca de Trattoria Pulcinella (Restaurante Pulcinella)

El segundo restaurante en esta lista es Trattoria Pulcinella, ubicado en la calle Regueros, en el barrio de Chueca. Este pequeño y acogedor espacio imita el ambiente de las trattorias italianas, pequeños locales donde no se sirve comida bajo un menú, se paga por cubierto y el ambiente es más informal y relajado que el de un restaurante al uso.

En las más de mil opiniones que Trattotia Pulcinella tiene en la web de reseñas, sus clientes destacan la pasta fresca y, por supuesto, la pizza. Además, cuenta con una lista de entrantes fríos y calientes, ensaladas, risottos, carnes y pescados. Una de sus especialidades es la pizza Pulcinella, con ajo, tomate y rúcula. Básica, pero exquisita y, como el resto de pizzas, hecha al horno de leña napolitano durante no más de 75 segundos. Si por algo destacan, además, las pizzas de su pizzaiolo es por sus ingredientes recién llegados de Italia: harina Caputo, tomates San Marzano y Mozzarella di Bufala Campana DOP.

3. Pizzart

Pizza en Pizzart (Instagram / @pizzartpizza)
Pizza en Pizzart (Instagram / @pizzartpizza)

Cuenta con una nota de 5 sobre 5 y son muchos los clientes que aseguran haber probado en Pizzart las mejores pizzas de toda la capital. Su cocina de Villa Luchana (calle Luchana, 17) ha conseguido el tercer puesto dentro de este ránking, aunque este restaurante tiene otros dos locales en las calles Fuencarral y Arlabán.

Además de entrantes, ensaladas y tablas de embutido, la carta de este restaurante se centra en la pizza, preparada con una masa fina, crujiente y con mucho borde. Su menú se divide en dos tipos de pizza, las Rosso, con base de tomate, y las Bianca, sin ella. Además de sus combinaciones clásicas y alguna opción innovadora, en Pizzart convertirte en pizzaiolo y hacer tu propia combinación de ingredientes. Además, su carta de postres tiene algunos dulces recién llegados de Italia, como los cannolis sicilianos o la pizzeta con ricotta, confitura de melocotón, menta fresca y tierra de nueces llegada desde la Toscana.

4. Ornella

Delizia Marì, pasta fresca de Ornella (Instagram / @ornellamadrid)
Delizia Marì, pasta fresca de Ornella (Instagram / @ornellamadrid)

En la calle Velázquez, a pocos metros de la Puerta de Alcalá, se encuentra Ornella, el cuarto restaurante con mejores reseñas en esta categoría. Con una decoración moderna y bonita y un jardín vertical en la entrada, este restaurante ya entra por los ojos antes incluso que por las papilas gustativas. Pero su comida hace justicia al lugar: sus spaghetti, entre otros platos de pasta fresca, se convierten en los protagonistas junto a especialidades como los tagliolini al tartufo, pasta fresca con salsa de trufa y láminas de trufa fresca de temporada o la Delizia Marì, pasta rellena de ricota y espinacas con salsa de pesto de pistacho, guanciale crujiente y parmesano. Su decoración y el sabor y calidad de sus platos se suma a su buen servicio, muy destacado en las reseñas.

5. Peppe Fusco

Solomillo de vaca jugoso y tierno acompañado de demiglace y boletus (Instagram / @peppefuscotheitalian)
Solomillo de vaca jugoso y tierno acompañado de demiglace y boletus (Instagram / @peppefuscotheitalian)

En Italia no solo se come pasta y pizza, aunque pueda parecerlo. En Peppe Fusco tienen, por supuesto, pizzas y pastas frescas en su carta, pero también cuentan con un delicioso surtido de ensaladas, entrantes, pescados y carnes como su solomillo de vaca con salsa demiglace y boletus acompañado con puré de patatas y mini zanahorias. En cuanto a sus pizzas, cuentan con varios tipos, entre ellos las pinsas gourmet más ligeras, hechas al estilo romano con masa madre.

Este local se encuentra en la calle Fuencarral y cuenta con una atmósfera informal que invita a pasarlo bien disfrutando de la comida y alargando la velada a golpe de cóctel. Y es que, tras el postre, la luz de Peppe Fusco se va haciendo más tenue, al mismo tiempo que se sube el volumen de la música y las cocteleras se empiezan a agitar invitando a prolongar la noche.

Seguir leyendo: