Cómo invertir dólares para evitar que rindan 0% en el colchón

Guardar divisas sin obtener renta es una estrategia defensiva preferida por muchos argentinos. Pero, aunque hay pocas opciones, existen alternativas para que generen un beneficio financiero

Guardar

Nuevo

Existen alternativas en las que colocar los dólares con el objetivo de que más allá de atesorarlos sirvan como una opción de inversión líquida (AP)
Existen alternativas en las que colocar los dólares con el objetivo de que más allá de atesorarlos sirvan como una opción de inversión líquida (AP)

Los dólares en el colchón o en la caja de ahorro bancaria a la vista rinden 0% anual. En una caja de seguridad, menos que eso, son un costo. Sin embargo, siguen siendo una opción favorita para aquellos que quieran mantener sus ahorros totalmente fuera del riesgo local, aunque en el corto plazo estén lejos de arrojar ganancias incluso midiendo contra el peso.

Para quienes no tengan el estómago para cambiar esas divisas por pesos y apostar por la estabilidad cambiaria existen, sin embargo, alternativas en las que colocar los dólares con el objetivo de que más allá de atesorarlos sirvan como una opción de inversión líquida.

Infobae consultó a especialistas sobre ideas de inversión aptas para minoristas, con el menor riesgo posible y, también, con horizontes de inversión dentro de todo cortos. La respuesta no fue fácil, no hay grandes opciones en ese sentido. Pero desde bonos corporativos, fondos comunes de inversión y hasta el bono Bopreal que les colocó el Gobierno a importadores son algunas de las opciones mencionadas.

El analista financiero Christian Buteler ofrece una serie de alternativas para aquellos que deseen invertir sus dólares de manera prudente, destacando los plazos fijos y las obligaciones negociables (ON) como opciones viables.

Buteler comenta que una opción, para nada atractiva, es la del plazo fijo en dólares, que no ofrece una rentabilidad significativa. “Simplemente lo que hace es evitar que lo pongas en la caja de seguridad. No llega al 1% anual el rendimiento”. Por eso, a la hora de pensar en sacar los dólares del colchón hay que mirar de inmediato al mercado de capitales.

Las obligaciones negociables -bonos de empresas- surgen como una alternativa más atractiva para el analista, aunque no estén en su mejor momento ya que sus precios subieron mucho. Pero, para ahorristas que no están dispuestos a aceptar mucho riesgo, algo de rendimiento sirve.

Guardar dólares sin obtener renta sigue siendo una opción favorita para aquellos que quieran mantener sus ahorros totalmente fuera del riesgo local

“Hay a corto plazo, que vencen en los próximos 18 meses, tasas que llegan como al 7% u 8% anual en dólares, no es una mala renta”, destaca Buteler, aunque advierte sobre los riesgos inherentes a este tipo de instrumentos.

Un riesgo para esos papeles sería una liberación agitada del cepo cambiario, por eso opta por papeles de corto plazo. El analista sugiere que, en caso de una unificación cambiaria, los rendimientos de los bonos y las ON podrían verse afectados y, en ese caso, “te quedás la ON hasta el vencimiento, y ahí percibís el rendimiento”, explica.

En relación con los bonos en dólares argentinos, el analista alerta sobre el incremento de su riesgo debido a su reciente apreciación en el mercado. “Los bonos en dólares argentinos subieron mucho y ahora tienen un riesgo importante. Una cosa es comprarlos a 20 y otra a 56″, argumenta, alertando sobre la variabilidad y la especulación como factores críticos en la decisión de inversión.

Las obligaciones negociables de empresas tuvieron mucha demanda y hoy están caras. Quedan, sin embargo, algunas útiles para apuestas conservadoras, como el bono YPF 2025
Las obligaciones negociables de empresas tuvieron mucha demanda y hoy están caras. Quedan, sin embargo, algunas útiles para apuestas conservadoras, como el bono YPF 2025

En la búsqueda de alternativas relativamente seguras y dentro de todo rentables para la inversión de dólares, Gustavo Ber, economista, sugiere una serie de vehículos de inversión que varían en riesgo y retorno, adecuados para diferentes perfiles de inversores.

Según Ber, las obligaciones negociables (ON) representan una opción atractiva, destacando emisiones de compañías con solidez en el mercado como Pan American Energy, Arcor, Telecom e YPF. “Tienen muy buenos riesgos crediticios, y además ofrecen títulos cortos y con rendimientos entre el 7% y el 9% en dólares”, apunta el analista.

Las obligaciones negociables (ONs) representan una opción atractiva, destacando emisiones de compañías con solidez en el mercado (Ber)

Además, Ber sugiere operar en Fondos Comunes de Inversión (FCI) que se exponen a bonos soberanos y corporativos de América Latina como otra alternativa viable. Estos fondos permiten diversificar la cartera, mitigando el riesgo a través de la dispersión de activos en diferentes instrumentos y regiones.

En cuanto a los Cederar y los bonos soberanos, Ber los identifica como opciones para perfiles de inversores más arriesgados, interesados en diversificar aún más sus carteras. “Cedear y bonos soberanos serían para perfiles de mayor riesgo en busca además de diversificar”, destaca, haciendo hincapié en que estos instrumentos pueden ofrecer mayores rendimientos a cambio de asumir un nivel de riesgo más elevado.

Giselle Colasurdo, asesora y youtuber financiera, agrega a las opciones ya mencionadas otro activo, uno que está apareciendo en cada vez más carteras, incluso de los fondos comunes de inversión en dólares.

Colasurdo se enfoca en una oportunidad específica que considera atractiva en el actual clima económico, el bono emitido por el Banco Central para los importadores: “Lo que veo a buen precio es el Bopreal serie 3, rinde un 15% anual en dólares y es una oportunidad para capturar una tasa de interés favorable antes de que el mercado ajuste su valor”.

La asesora financiera resalta dos aspectos clave de este instrumento: su vencimiento en mayo de 2026, dentro del período del actual gobierno, y su atractivo rendimiento. “Es una forma de tomar una buena tasa, si bien no es una tasa que la podamos tener por mucho tiempo, porque es un 15% anual a 2026, pero está para aprovechar”, argumenta Colasurdo.

El bono Bopreal, emitido por el Banco Central para importadores, es una alternativa bien vista para ahorristas conservadores. Es de corto plazo y paga un rendimiento atractivo (EFE)
El bono Bopreal, emitido por el Banco Central para importadores, es una alternativa bien vista para ahorristas conservadores. Es de corto plazo y paga un rendimiento atractivo (EFE)

Por su parte, Maximiliano Donzelli de IOL Invertir Online, admite que le cuesta encontrar inversiones en dólares de bajo riesgo y rendimiento mínimamente atractivo en el mercado local, dada la suba que han experimentado las ON de empresas.

Además, aunque Donzelli ya no se inclina a la inversión en ON, dados los altos precios que alcanzaron, aún así destaca una específica, la emitida por Generación Mediterránea a 2027. Lo notable de esta ON es su alto cupón del 9,5% en dólares, con pagos semestrales de amortización, lo que permite a los inversores recuperar una porción significativa de su capital en un periodo relativamente corto. “En un año y medio posibilita recuperar gran parte del capital”, comenta.

Otra alternativa con muy bajo riesgo y con la intención de mantener su inversión hasta el vencimiento, Donzelli sugiere la ON de YPF 2025, que vence en julio del próximo 2025. A pesar de su atractivo cupón del 9,5%, esta ON actualmente ofrece un rendimiento de aproximadamente 4,5% a 5% anual en dólares. “Esa es ideal para el cliente que se la quiere quedar a vencimiento”, afirma el analista financiero.

En ese sentido, también destaca el Fondo Común de Inversión Adcap Renta Dólar como una opción. Según Donzelli, “con un rendimiento proyectado del 5,5% en dólares y una cartera distribuida en tercios: bonos de países latinomericanos, ON corporativas y bonos soberanos atgentinos, funciona como un fondo, se suscribe y se rescata en dólares MEP”.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias

MÁS NOTICIAS