Por qué el “efecto Bienes Personales” hundió 4% al dólar Bolsa mientras el libre llegó a $206

El contado con liqui llegó cerró a $203,84, y el MEP, a $193,25, por el ingreso de dólares a través de activos bursátiles. El dólar libre subió a $206 y la brecha cambiaria superó el 100%

Guardar

Nuevo

Los dólares alternativos exhibieron amplia disparidad de precios
Los dólares alternativos exhibieron amplia disparidad de precios

Las iniciativas oficiales vuelven a marcar el recorrido de los precios del mercado. Si bien el BCRA dejó de intervenir desde noviembre en las cotizaciones del dólar implícitas en acciones y bonos que son negociados en pesos en el mercado doméstico y en dólares en el exterior, en la última semana se hizo evidente una pronunciada baja de 4% en estas paridades, una caída que no tuvo nada que ver con un fundamento financiero, si no con la posibilidad de pagar menos impuestos.

Esto ocurre porque el esquema de Bienes Personales obliga a tributar según el patrimonio de los contribuyentes al 31 de diciembre, con una alícuota máxima del 1,25% para depósitos locales y de 2,5% para los del exterior.

En el caso de los depósitos en dólares, en las semanas previas y posteriores a las elecciones se vio una drástica baja de las colocaciones privadas en efectivo, que retrocedieron en unos USD 1.200 millones (-7,5%) entre el 4 de noviembre y el 14 de diciembre, para quedar cerca de los 15.000 millones de dólares.

Esta baja se revirtió parcialmente desde mediados de mes, con una mejora de unos USD 350 millones hasta el jueves 23 (último dato disponible).

Cuando se retiran fondos del banco -sean pesos o dólares- automáticamente se pierde la exención de Bienes Personales, pero si se los regresa antes del 31 de diciembre -fecha límite para determinar el patrimonio a ser gravado-, dicha exención se recupera.

Así, con la afluencia de divisas de corto plazo producto del “efecto Bienes Personales” -cursada a través de bonos en dólares- el contado con liquidación retrocedió 4% en la última semana -llegó a pagarse en un piso de $200 al mediodía- desde los $211 del martes 21 a los $203,84 este martes.

Asimismo, desde el récord de $222,62 del 7 de diciembre, el descenso del “liqui” se amplió a 9,2% en tres semanas.

“Es un movimiento temporal, porque se trata de una venta forzada, en algún momento esto pasó con otros impuestos. Por ejemplo con el impuesto al blanqueo, que también forzó artificialmente a la baja al tipo de cambio, así que este podría ser un momento similar”, comentó Gustavo Neffa, director de Research for Traders, a Infobae.

Un reporte de Cohen SA puntualizó que “tras haber superado los 220 pesos a principios de mes, la estacionalidad favorable generada por el efecto de ‘bienes personales’ -con inversores repatriando activos del exterior para evitar la alícuota diferencial-, sumado al aumento de la demanda transaccional de pesos -característica del mes-, empujan a la baja al ‘contado con liquidación’”.

“Probablemente tenga que ver el efecto estacional por el impuesto de Bienes personales y algo de venta de empresas por el pago de aguinaldo”, apuntaron desde Portfolio Personal Inversiones.

El dólar libre roza el récord

El dólar libre ascendió 2,50 pesos o 1,2%, a $206 en el reducido mercado informal. Así quedó cerca del récord de precios del 11 de noviembre pasado, cuando llegó a comercializarse a 206,50 pesos.

Con esta alza, la divisa “blue” anota un incremento de 24,1% en 2021 y amplía la brecha cambiaria a 100,7% respecto del dólar mayorista.

Este martes, el tipo de cambio oficial ganó ocho centavos, a $102,62 para la venta en la plaza interbancaria. En 2021 la suba del dólar regulado por el Banco Central alcanza el 21,9 por ciento.

En el segmento de contado (spot) se operaron escasos USD 231,9 millones, en una rueda en la que el BCRA se alzó con USD 5 millones por su participación cambiaria, según estimaron fuentes privadas.

Las reservas internacionales del Banco Central ganaron en el día USD 9 millones, para terminar en los 39.182 millones de dólares.

El dólar libre subió a $206 y la brecha con el mayorista superó el 100%, pero los dólares negociados en Bolsa se alejaron de sus máximos

Influenciado por la volatilidad en las operaciones de Wall Street, el S&P Merval de Buenos Aires perdió un 2,1%, a 82.783 unidades. Medido en dólares, el panel líder se aproximó a la resistencia de 450 dólares marcada en noviembre, pero volvió a ceder.

El referente de la Bolsa de Buenos Aires asciende un 61,8% en pesos en el transcurso de 2021, mientras que medido en dólares, según la cotización del “contado con liquidación” implícito en los ADR, gana 13,7 por ciento.

Pese al ajuste de precios, el Merval conserva en diciembre una apreciable alza de 4,5% en pesos y de 12,5% en dólares.

De todos modos, en la sesión se advirtió una pérdida contundente para la valuación de algunos ADR en Wall Street, particularmente de los bancos, con Grupo Galicia (-5,3%) y Banco Macro (-4,4%) a la cabeza.

En cuanto a la renta fija, los títulos públicos Globales, en dólares con ley extranjera, estuvieron negociados con ascenso de 1,1% en promedio, mientras que el riesgo país de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, cedía 24 enteros, a 1.718 puntos básicos a las 17 horas.

Estos bonos reestructurados anotan una apreciable recuperación del 8,9% en diciembre, desde un piso de cotizaciones desde su salida al mercado al cierre del mes pasado. De todos modos, desde el inicio de 2021 mantienen un descenso de precios de 12,4 por ciento.

“El envión externo sin dudas se convierte en un condimento importante para reactivar una recuperación en los activos domésticos, aún cuando resulta selectiva y más modesta, ya que se ve condicionada por el clima de tironeos políticos y la incertidumbre sobre el FMI”, sintetizó el economista Gustavo Ber.

“Ocurre que las negociaciones con el organismo se reanudarían hacia enero, y todavía no resulta claro el nivel de acercamiento que existiría para alcanzar un rápido acuerdo que no sólo postergue los abultados vencimientos, sino que además permita avanzar en la corrección de los desequilibrios ‘macro’, en lo fiscal, monetario y cambiario. Ello se debe a que resulta crucial poder apalancarse en dicho acuerdo para recuperar la confianza de los agentes económicos, a fin de frenar el circulo vicioso que genera tensiones financieras”, agregó el titular del Estudio Ber.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias

MÁS NOTICIAS