Durante el año de la pandemia 83.000 porteños dejaron de ser de clase media

En 2020 unas 83.000 personas dejaron de ser de clase media en la Ciudad de Buenos Aires. También cayó la pobreza no indigente, por un salto del 55% en la indigencia

Un total de 111.000 personas cayeron en la indigencia en 2020, mientras que la cantidad de pobres no indigentes se redujo. EFE/JUAN IGNACIO RONCORONI/Archivo
Un total de 111.000 personas cayeron en la indigencia en 2020, mientras que la cantidad de pobres no indigentes se redujo. EFE/JUAN IGNACIO RONCORONI/Archivo

Durante el año pasado, en el que la actividad económica a nivel nacional se contrajo más de 10 puntos, el distrito más rico del país no estuvo ajeno al impacto social. Aún después de la recuperación durante los trimestres tercero y cuarto del año pasado, el año terminó con 83.000 personas que se cayeron de la clase media y un aumento del 55% de la indigencia.

Los datos surgen del informe Condiciones de vida en la Ciudad de Buenos Aires: indigencia y pobreza por ingresos y estratificación del cuarto trimestre de 2020. Los números muestran que al cierre del año pasado, en comparación con mismo trimestre de 2019, 82.000 personas abandonaron los estratos socioeconómicos considerados “no pobres” para pasar a estar en situación de pobreza.

Dentro del universo de ciudadanos en situación de pobreza también hubo movimientos y fueron los más dramáticos. Al cierre del año había menos personas en situación de “pobreza no indigente” -29.000 personas menos-, mientras que fue muy importante el crecimiento de la indigencia. La cantidad de indigentes pasó de 201.000 personas a 312.000 personas, un aumento de 111.000 personas o del 55%. En total -indigentes y pobres no indigentes-, la cantidad de pobres creció 11%.

Por otro lado, la cantidad de “no pobres vulnerables” cayó 0,9% en la pandemia, unas 3.000 personas menos en el año. La de personas inscriptas dentro del “sector medio frágil” creció, debido a la reducción de la cantidad de personas consideradas de clase media. Ese estrato sumó 38.000 personas, un aumento del 14%.

El nivel socioeconómico que más se redujo en términos absolutos fue el más numeroso, la “clase media”. Un total de 83.000 personas menos tuvieron ingresos que al cierre del año estuvieran dentro del umbral considerado de clase media. Una contracción del 5,55%. A febrero de 2021, para ser considerada de clase media una familia tipo porteña debe ganar entre $86.714,13 y $277.485,19 por mes.

Por último, el nivel más alto -”acomodado”- también se achicó 9,79%, 29.00 personas dejaron de tener ingresos suficientes para ser considerados de ese nivel socioeconómico.

La ciudad define seis estratos socioeconómicos para sus estudios. Las define de la siguiente manera:

- En situación de indigencia: Hogares cuyo ingreso total mensual no alcanza para cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA - Línea de indigencia).

- En situación de pobreza no indigente: Hogares cuyo ingreso total mensual no alcanza para cubrir la Canasta Básica Total (CBT – Línea de pobreza) pero permite al menos adquirir la CBA.

- No pobres vulnerables: Hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos la CBT y no alcanza la Canasta Total (CT) del Sistema de Canastas de Consumo.

El peso de la clase media en la ciudad se reduce, mientras que el sector que más crece es el de indigentes
El peso de la clase media en la ciudad se reduce, mientras que el sector que más crece es el de indigentes

- Sector medio frágil: Hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos la CT y no alcanza 1,25 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo.

- Sector medio “clase media”: Hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos 1,25 veces la CT y no alcanza 4 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo.

- Sector acomodado: Hogares cuyo ingreso mensual es de 4 veces o más la CT del Sistema de Canastas de Consumo.

Para la Ciudad, la caída del empleo y del ingreso real que se vivió el año pasado explican el deterioro.

“Este período, signado por la fuerte caída en la ocupación y la reducción del ingreso real, resulta en un empeoramiento en la situación social de la población de la Ciudad. En relación al mismo trimestre del año anterior, unas 94.000 personas pierden su ocupación -la mayoría pasando a la inactividad-, el desempleo se ubica en 10,1% (167.000 personas) y la tasa de subocupación trepa al 12,5%. Entre los que conservan su ocupación, los ingresos reales promedio disminuyen (la variación de precios alcanza casi el 30,6%) y se produce un aumento de los que no perciben ingreso (alcanzan las 36.000 personas)”, explicó el informe porteño.

“Esta situación en el mercado de trabajo, principal fuente de recursos con los que se sostienen los hogares de la Ciudad, afecta más a los hogares en los que hay miembros que quedaron sin ocupación, y donde hay presencia de ocupados con una inserción endeble (asalariados precarios, cuenta propias informales, etc.), en el sector Comercio y donde hay población con experiencia en el mercado de trabajo (50 años y más) y mujeres”, agregó.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online