Los aviones Airbus 340 que forman parte de la flota de Aerolíneas tienen más de 20 años de antigüedad (ALEJANDRO PAGNI / AFP)
Los aviones Airbus 340 que forman parte de la flota de Aerolíneas tienen más de 20 años de antigüedad (ALEJANDRO PAGNI / AFP)

Este lunes será el último vuelvo de uno de los dos Airbus 340 que la compañía Aerolíneas Argentinas decidió dejar de usar y devolver. La ruta que realizará es Buenos Aires-Madrid y luego deberá realizar un viaje extra para quedar finalmente fuera de circulación. Sin embargo, desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (Apla), el gremio que conduce Pablo Biró, adelantaron que los pilotos de la compañía ya tienen mandato para no realizar ese vuelo, llamado “de devolución” y que dejaría a la aeronave fuera de circulación.

Los pilotos ya tienen el mandato para no hacer ese vuelo y que no se lo lleven. En lugar de llevar adelante un plan de mantenimiento, lo sacan de circulación y deciden devolverlo”, explicó Pablo Biró a Infobae.

Uno de los reclamos de los gremios es que la gestión de Mauricio Macri redujo la cantidad de aviones de los que dispone la compañía para rutas internacionales, que pasaron de 15 a 10. Mientras tanto, desde la compañía aérea responden que en total hoy tienen ocho aviones más que en 2015. Y que si bien los contratos de compra de aviones se cerraron durante la gestión anterior fueron renegociados y pagados durante la actual administración. La deuda era de USD 1.060 millones.

Los aviones Airbus 340 que forman parte de la flota de Aerolíneas tienen más de 20 años de antigüedad y una tecnología obsoleta

Los aviones Airbus 340 que forman parte de la flota de Aerolíneas tienen más de 20 años de antigüedad y una tecnología obsoleta, que consume mucho combustible, según explicaron desde la empresa.

En 2015, la compañía contaba con cuatro de estos aviones: dos se devolvieron en 2017 y fueron directamente a desarmaderos. Lo mismo va a pasar ahora con los dos que quedan, que son alquilados y cuyo contrato vence a fin de año.

Pablo Biró, secretario general de APLA
Pablo Biró, secretario general de APLA

“No hubo intencionalidad política como dicen los gremios en que uno de esos aviones se desprograme el 9 de diciembre, un día antes del cambio de gobierno. Esto está en el contrato. El otro avión se desprograma en febrero”, agregaron fuentes de la empresa. Sin embargo, la desprogramación no implica que se devuelva el avión de forma inmediata.

Aerolíneas Argentinas se va a quedar con diez aviones Airbus 330 para sus rutas internacionales. Si bien esa cantidad les permitiría seguir volando las mismas rutas, deberá revisar las frecuencias con las que vuela. Esa será una decisión de la próxima administración, que también deberán decidir sobre qué funciones tendrán los pilotos y los tripulantes de a bordo que vuelan los 340 que serán devueltos. Una de las opciones es que puedan ser reasignados a otros aviones de la flota.

Seguí leyendo: