Faustino Oro no se rinde: buscará recibirse de maestro internacional de ajedrez en Barcelona

Participará de un torneo junto a 9 maestros invitados. Necesita sumar 6,5 puntos para la hazaña y hacer la plusmarca del ajedrecista que a más temprana edad alcanzó este logro. Su papá habló con Infobae

Guardar

Nuevo

El jugador argentino Faustino Oro). EFE/ David Arquimbau Sintes
El jugador argentino Faustino Oro). EFE/ David Arquimbau Sintes

“Fausti todavía no tiene capacidad para magnificar un récord. Le faltan años para comprender el significado de ser el más joven de la historia; su mente no funciona como la de un adulto. Sí, tiene en claro lo que representa ser el N°1 del mundo, pero no batir una plusmarca en precocidad. Él quiere lograr el título de maestro internacional, eso le importa más que batir un récord”, le contó a Infobae, Alejandro Oro, el papá de Faustino horas antes del nuevo intento que su hijo hará por escribir su nombre en las grandes páginas de la historia del ajedrez.

Es que otra vez, el prodigio argentino de 10 años, como ocurrió hace una semana en el Festival en Madrid, tratará de hacer realidad su sueño: la conquista de la 3ª y definitiva norma para el título de maestro internacional de ajedrez, y así convertirse en el en el ajedrecista que a más temprana edad alcanzó esa marca. Una hazaña que Fischer, Karpov, Kasparov y Carlsen no lograron de manera tan precoz pero que, desde 2019, está en poder del niño norteamericano, de padres indios, Abhimanyu Mishra, que la obtuvo a los 10 años, 9 meses y 3 días. Faustino nacido el 14 de octubre de 2013 podría alcanzar la plusmarca con 10 años, 8 meses y 16 días.

A partir de hoy, Faustino junto a 9 maestros, cinco de ellos españoles, más un representante de Chile, de Francia, de Colombia y de Guinea Ecuatorial participará en los salones del Club d´Escacs Barcelona en un torneo cerrado (un certamen por invitación) en el que deberá sumar 6,5 puntos -algo más del 70% de los que hay en disputa, lo que representa casi asegurarse el primer puesto-, para conseguir la performance soñada. Una tarea compleja pero no imposible, aunque se trate sólo de un niño, que hace sólo seis meses se emocionó con el regalo que le trajo Papá Noel, pero que sentado frente a un tablero es capaz de elaborar las más sorprendentes celadas.

La inminente llegada del verano en el viejo continente es causal de otra tarde calurosa y húmeda en la ciudad de Badalona; un punto geográfico en la provincia de Barcelona, situada en la costa mediterránea, cuyas playas y centros turísticos son anfitriones de una alta ola de inmigrantes principalmente de Pakistán, Marruecos y China. En un pequeño departamento cercano al centro de la ciudad, Alejandro Oro atendió el llamado de Infobae.

“La elección de jugar el torneo de Barcelona fue exclusiva de Fausti, y lo hizo cuando todavía no sabía que jugaría el Continental en Colombia ni el Festival de Madrid. Para Romina y para mi hubiera sido mejor que cancelara la participación porque ya jugó muchas partidas en pocos días, pero él está con todas las pilas, tiene ganas de jugar y está confiado y eso es muy importante para afrontar un torneo” contó el hombre que junto a su mujer, el pasado 5 de diciembre de 2023, decidió dejarlo todo, trabajo, familia, amigos y el confort de una vida estable en el barrio porteño de San Cristóbal por las peripecias de una singular aventura persiguiendo el sueño y el deseo de su único hijo. Y completó, “a nosotros nos da igual; no estamos detrás del récord, pero él quiere el título de maestro internacional, fíjate que una vez que alcanzó la 2ª norma, en el torneo de Colombia, fue como si se hubiera quitado un peso de encima y su juego fue más suelto y ganó las dos últimas partidas de manera brillante”.

Faustino Oro con sus padres
Faustino Oro con sus padres

-¿Se desilusionó con la chance perdida en Madrid?

-Él sacó cuentas que necesitaba ganar dos partidas y empatar las otras siete; casi lo consigue, pero no le encontró la vuelta a sus dos últimos rivales, y se quedó ahí en la puerta a medio punto. Creo que la suerte que a veces lo acompañó en otros torneos, donde incluso ganó partidas en las que estaba perdido, acá en Madrid no la tuvo.

-¿Y él qué dice?

-Tiene una frase de cabecera que utiliza mucho cuando arma videos: “trabajaré para hacerlo mejor mañana”. Esa es su mentalidad, tiene en claro que si su juego mejora lo demás viene solo. La lección de Arabia (así tituló Infobae), en enero, donde finalizó último fue todo un aprendizaje para él. Aprendió de sus errores.

-¿Cómo va la adaptación de la familia, tu trabajo, la escuela, el ajedrez y los viajes?

-Sobrevivimos (risas), lo que no es poco. Barcelona no es fácil y la reinserción fue más difícil de lo imaginado; la gente es algo cerrada y el idioma a veces complica. En mi trabajo me hablan en catalán, aunque yo no los entienda. Por eso, a pesar de estar todos muy cómodos, tal vez nos reubiquemos en otro lugar. Hace unos meses conseguí un trabajo sencillo que para darte una idea sólo nos cubre el gasto del alquiler, ¡pero hay que ir al supermercado y también pagar los servicios!; acá son 80 euros el gasto de luz y eso que tenemos sólo dos dicroicas en el living (más risas). Fausti está muy bien; se lo ve y se lo escucha feliz. Recién en septiembre, cuando comience el nuevo ciclo escolar, él retornará a la escuela y cursará 6° grado. Lo anotamos en una escuela pública y estamos esperando la vacante. Si bien acá no hay repitencia en el ciclo primario (sí en el secundario) necesitamos contar con una autorización del ayuntamiento por el tema de competencia deportiva para liberarlo del horario de la tarde. Las escuelas abren a las 9.30 hasta las 12.30 y después los chicos vuelven de 15 a 16.30. Le corta muchas horas de entrenamiento. Sería todo más fácil en una escuela privada, pero no es el momento para nuestros bolsillos. Si consigo un mejor trabajo entonces podríamos intentarlo. Él con las comidas no tiene problemas, siempre el arroz blanco, sólo sin agregados, es su plato favorito al igual que las milanesas. También le gustan los sándwiches de jamón, que increíblemente acá es más barato que el queso de máquina. No vemos mucho fútbol de argentina -Fausti es hincha de Vélez- porque es caro, pero por 50 euros te brindan un servicio de dos líneas de celulares de 40 giga cada uno, más Internet, Netflix y Prime. Eso no está tan mal. En verdad, creo que lo único que Fausti extraña son los helados de allá, los de acá son horribles (risas).

-Entonces la ayuda del mecenazgo fue fundamental para su carrera

-Sí, porque el tema de las inscripciones, los viajes y alojamientos son caros. Imaginate, el Open de Benasque, que es un gran torneo, no te dan invitaciones ni condiciones, aunque seas gran maestros. Así que, si sumas la inscripción, más el alquiler del alojamiento (9 días más o menos cuestan 1300 euros) más el gasto del viaje, se te van cerca de 2000 euros por jugar un torneo a 400Km de tu casa. Por eso, habíamos empezado a seleccionar las competencias más cercanas a nuestro hogar para evitar tantos gastos. Por ejemplo, el Continental en Colombia donde Fausti hizo la 2ª norma no estaba en nuestros planes, pero surgió el apoyo del grupo de empresario y eso lo cambió todo. Ahora Fausti puede elegir dónde y cuándo quiere jugar. Eso es increíble.

Faustino Oro
Faustino Oro

-Qué satisfacción que todo se diera tan rápido y espontáneo

-Nosotros, en febrero volvimos a Buenos Aires para reencontrarnos con la familia; en esa estadía conocimos a uno de los integrantes del grupo empresario que nos prometió que hablaría sobre el tema del auspicio con otros colegas. Luego regresamos a España y dos meses después recibimos el Ok. Fue una alegría inmensa, por eso tratamos de ser muy austeros; creo que es la mejor forma de agradecer lo que hacen por Fausti. ¿Si participé en la logística del programa de apoyo?, no, para nada. Faustino fue el que dijo “quiero seguir con los profes que tengo”. Así que se mantuvo a Jorge Cori (sus honorarios los cubre ChessKid), Jorge Rosito, Leandro Perdomo (la FADA) y Mario Villanueva, que les dan sus clases por Internet. Ahí sí, yo creí que sería bueno que Fausti retornara a las clases presenciales como tenía en Buenos Aires, y por eso se incorporó al equipo de trabajo al gran maestro argentino, que vive en Barcelona, Tomás Sosa (un sponsor de acá le paga por su participación). Ese es el equipo completo. Con el nuevo plan de entrenamiento Fausti pasó a estudiar de 9 a 18 horas semanales.

-Tal vez la nota en la que se informó, que por 5000 euros Fausti podría cambiar de federación aceleró los pasos.

-No lo sé, aunque no me gustó que se dijera que por dinero Faustino podría cambiar su bandera. Él no se enteró porque no lee mucho, ni siquiera de ajedrez (risas); para él pasa todo a través de los vídeos. Tal vez le hubiera molestado porque es un tema sentimental y siente un gran orgullo de defender los colores de la Argentina. Hace un año recibimos una oferta de Estados Unidos, del Club de Ajedrez de St. Louis, para jugar con la bandera de allá y la rechazamos. Ese tipo de decisiones nosotros como padres no las vamos a tomar, ni a considerar, porque será un tema que él responderá cuando tenga edad para hacerlo. Sino seríamos mercenarios

-Pero la nota fue una crítica al sistema de la FIDE que beneficia a los países poderosos y a sus federaciones.

-Sí es verdad cuando leí la nota me di cuenta que el tema iba por otro lado, tal vez el título no ayudó. Con el ajedrez sucede algo similar a lo que pasa en el fútbol donde fue necesario crear la figura del club formador para proteger a las instituciones que se ven amenazadas con la quita de sus jóvenes promesas.

-Hablando de promesas o estrellas del ajedrez, los niños o niñas tienen por entrenador a una súper estrella o una figura con gran experiencia. No es el caso de Faustino.

-Para mí y para todos lo importante es que Faustino se sienta cómodo y confíe en su entrenador; no es el momento de trabajar junto a un súper gran maestro. En esta etapa él necesita identificar las áreas en las que deba mejorar y contar con material para resolverlo. Eso es más importante que la fuerza ajedrecística del entrenador.

-Se detuvieron a pensar en las muchas cosas que están pasando por la cabecita de Fausti. ¿Cómo las procesa, cómo lo ayudan?

-En lo inmediato, y a través del grupo de mecenas, se incorporará al equipo un psicólogo deportivo. Creo será importante para él, para que tenga su cable a tierra. Como padres estamos a su lado, pero no sabemos si nos cuenta todo lo que piensa. Cuando termine la seguidilla de torneos vamos a comenzar con esa tarea.

-Es que también está expuesto a una fuerte exposición mediática

-Es que la figura de Fausti atrae mucho público; en Colombia la gente se acercaba a él para hacerse selfis, aunque muchos ni siquiera jugaban al ajedrez. Le tomaron más de 500 fotos. Por otro lado, nosotros sabemos que a él no le gusta la exposición y por eso cuidamos su bajo perfil. Con el tiempo él irá madurando y tomará sus propias decisiones; lo que desee exponer y lo que no. Nosotros subimos a las redes sólo lo que hace de su profesión con el ajedrez.

Mientras la tarde se vuelve noche y la charla llega a su fin, Faustino, “el Pibe de Oro” continúa su preparación junto a uno de sus profesores. Un nuevo desafío lo espera en su horizonte inmediato: el Torneo Internacional de Maestros en Barcelona.

Una nueva prueba a la que irá para hacer realidad un sueño, otra posibilidad a la que irá para batir otro nuevo récord mundial. Faustino siempre va. Y eso, acaso, es lo más importante.

Faustino Oro en el Mundial de Ajedrez
Faustino Oro en el Mundial de Ajedrez

El Torneo de Maestros en Barcelona

Entre el 25 y el 30 de junio se jugará este certamen por sistema round robín (todos contra todos), a 9 ruedas. Los participantes serán: Hipólito Gargatagli, Guerau Masague, Alex Villa, César Alcalá y Carles Martín (todos de España), Fernando Valenzuela (Chile), Andrés Hernández (Colombia), Xavier Mompel (Guinea Ecuatorial) y Samuel Malka (Francia).

En la primera jornada habrá doble sesión de juego; en la 1ª rueda, por la mañana, Faustino irá con blancas ante el gran maestro Hipólito Asís Gargatagli, y en la 2ª, en la tarde, llevará las negras ante Carles Martín Barceló.

Guardar

Nuevo

Ver más

Últimas Noticias