El desleal topetazo que generó gran indignación en el Super Rugby

Ocurrió en el partido entre los Reds y los Brumbies por la séptima jornada del certamen

Compartir
Compartir articulo
Terrorífico topetazo en el rugby australiano

Una jugada fuertemente repudiada tuvo lugar en el partido entre los Queensland Reds y el ACT Brumbies por el Super Rugby. El segunda línea Angus Blyth le propinó un golpe terrorífico a su rival Corey Toole, que quedó conmocionado, debió ser atendido de inmediato por los auxiliares médicos y abandonó la cancha. El topetazo de frente del número 4 de los Reds, que mide más de dos metros y pesa más de 120 kilos, fue revisado por el TMO y sancionado con tarjeta roja a los 9 minutos (la pena pasó de amonestación a expulsión tras el análisis de las repeticiones).

Toole tomó una pelota con sus manos y la pateó para ir a buscar su envío sin percatarse de la presencia de un oponente que lo llevó por delante como si fuera un ferrocarril. El sonido del impacto es escalofriante: el wing número 11 quedó tendido escasos segundos y buscó reincorporarse, aunque tambaleó porque sus piernas no le respondían y se volvió a recostar frente a la recomendación del juez neozelandés Ben O’Keeffe. “Por favor, siéntate”, le dijo el referí mientras Toole se apoyaba en su compañero Lachlan Lonergan.

La durísima entrada generó estupor entre los fanáticos presentes en el estadio Suncorp Stadium de Brisbane. Como Toole no aprobó el Protocolo de Lesiones en la Cabeza (HIA) implementado por la World Rugby para evitar riesgos de conmoción cerebral entre los jugadores, tuvo que ser sustituido y no volvió a ingresar.

El periodista especializado en la ovalada Jamie Wall apreció sobre la maniobra: “Esto debería pasar a tarjeta roja simplemente por ser la forma más estúpida de taclear a alguien. Y lo fue. Buen trabajo de los árbitros”. Las redes sociales se pusieron en contra de Angus Blyth, quien quedó en el ojo de la tormenta por su “asqueroso” y “desleal” tacle. Ahora la Super Rugby Pacific podría darle una sanción ejemplificadora para evitar que se repitan jugadas como esta.

La holgada victoria de los Brumbies por 52-24 ante los Reds por la séptima fecha del campeonato quedó en un segundo plano por esta desleal acción de juego que generó miles de comentarios en el rugby australiano y mundial. El equipo de Canberra escaló a la tercera posición del certamen y quedó a un punto de los líderes Hurricanes y Chiefs. En tanto que los Rojos marchan en la octava plaza, todavía en zona de ingreso a los playoffs.

Seguir leyendo: