Durante la madrugada del sábado se vivió una pesadilla en Villa Gesell. Durante la jornada nocturna en la ciudad balnearia, un grupo de rugbiers asesinó brutalmente al joven de 18 años, Fernando Báez Sosa.

Las imágenes que se observaron de la pelea entre los turistas, reflejaron el momento en el que el adolescente recibió los golpes de sus agresores, hasta quedar sin reacción. Tras producirse esta situación, los transeúntes dieron aviso al 911. Al joven le practicaron maniobras de reanimación en el lugar y luego una ambulancia del SAME lo trasladó al hospital Arturo Illia. Ingresó al centro médico a las 5:14 con traumatismo de cráneo y pérdida de conocimiento. Falleció a consecuencia de las lesiones.

Por tal motivo, la Unión Argentina de Rugby publicó un comunicado oficial en el que manifestó su consternación por lo sucedido. “Tras los hechos públicamente conocidos de violencia física relacionados con jugadores de rugby, estamos profundamente consternados, por lo cual, consideramos necesario pronunciarnos”, comenzó el documento.

“Lamentamos profundamente el fallecimiento de Fernando Báez Sosa esta madrugada en la localidad de Villa Gesell y queremos expresar nuestra mayor solidaridad para con sus familiares. Es aborrecible que un joven salga a divertirse y termine de esta manera”, continuó el mensaje; y agregó: “Esto no puede volver a suceder en nuestra sociedad y todos juntos debemos condenar expresa y enfáticamente estos sucesos de violencia”.

Por tal motivo, la UAR aseguró que “trabaja en redoblar los esfuerzos y generar un programa específico de concientización que colabore para que estos casos no sucedan nunca más”. “Lo implementaremos junto a las 25 uniones provinciales para que se traslade a los clubes, conscientes de que podemos ser parte de la solución a la violencia entre los jóvenes, independientemente de que no sea una exclusiva responsabilidad nuestra”, detalló.

“Nuestro juego convive con el contacto físico desde muy temprana edad, pero siempre dentro de un claro reglamento. Quienes no lo entiendan de esta manera y usan su fuerza física en detrimento de otro no representan nada del rugby ni sus valores. Son la cara más cruel de un flagelo que atañe a toda la sociedad”, concluyó el mensaje.

Mientras tanto, en Villa Gesell fueron detenidos los agresores, quienes fueron identificados como Matías Franco Benicelli, de 20 años; Ayrton Michael Viollaz (20); Máximo Pablo Thomsen (20); Luciano Pertossi (18); Ciro Pertossi (19); Lucas Fidel Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Tomás Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19), Blas Cinalli (18) y Pablo Ventura (18).

El comunicado

Seguí leyendo