Hannes Halldorsson, el verdugo de Argentina en el primer partido de Rusia 2018 (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
Hannes Halldorsson, el verdugo de Argentina en el primer partido de Rusia 2018 (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

Su nombre es Hannes Thór Halldórsson. Tiene 34 años y su actividad más lucrativa es ser director de cine. Además ataja en el Randers FC de la Superliga de Dinamarca y en la selección de su país. Jugó el sábado el primer partido mundialista en la historia de Islandia y le atajó, al minuto 63, un penal a Lionel Messi en el 1 a 1 entre Argentina e Islandia.

Hasta ese partido, Halldórsson era para el mundo del fútbol un arquero ignorado. Le había negado el gol al mejor futbolista del mundo y la victoria a la selección argentina un arquero que no había sido contratado en un club de cuarta división hasta que, tras perfeccionar su técnica en Breidholt, en las afueras de Reikjavik, mientras atajaba una pelota que la pared le devolvía, fue reclutado por el Leiknir de la capital islandesa.

Confesó cuál fue su secreto para tapar el disparo de Messi desde los doce pasos: "Hice mis deberes, sabía que podía ocurrir, es difícil que hubiese un penal, pero ocurrió. Estudié a Messi. Intenté entrar en su cabeza, tenía un pensamiento de que podía ir por ahí". Los números lo amparan. De los últimos 24 penales que le patearon, atajó más de los goles que le convirtieron: tapó diez, le metieron nueve y cinco se fueron desviados.

La estirada del arquero para tapar el zurdazo de Messi: hubiese sido el 2 a 1 para Argentina (REUTERS/Albert Gea)
La estirada del arquero para tapar el zurdazo de Messi: hubiese sido el 2 a 1 para Argentina (REUTERS/Albert Gea)

"Siempre fui bueno con los penales, me siento seguro", reveló. "Para mí como arquero jugar con Islandia y encarar al mejor jugador es un gran momento, es un sueño hecho realidad y hemos sumado un punto muy importante para nosotros, clave para conseguir nuestros objetivos", agregó en rueda de prensa.

El arquero islandés fue elegido el MVP del partido (REUTERS/Albert Gea)
El arquero islandés fue elegido el MVP del partido (REUTERS/Albert Gea)

"Nuestra estrategia funcionó bien. En el primer tiempo sabíamos que el partido iba como queríamos. Nuestra confianza fue a más. Contra Argentina no sabes qué va a pasar pero poco a poco les teníamos donde queríamos. Y quizás sí se frustraron. El empate fue clave para el desarrollo del partido", analizó el arquero que hasta ayer había sido el director del spot oficial de Islandia para el Mundial 2018 bajo el título Saman ("Juntos")m el director de un documental sobre los Vikingos y la mente detrás del videoclip de la canción de Islandia en 2012; y que desde ahora será reconocido también como el arquero que le contuvo un penal a Messi en el debut del Mundial.

Seguí leyendo: