Felipe Melo reconoció cuádo nació su amor por Boca y qué pasaría si lo llama River (Reuters)
Felipe Melo reconoció cuádo nació su amor por Boca y qué pasaría si lo llama River (Reuters)

Dueño de una actitud temeraria, Felipe Melo dejó en claro en más de una oportunidad que el vive como juega. Filoso, temperamental y directo, el volante del Palmeiras dejó varias frases llamativas al hablar desde su pasión por Boca, sobre qué pasaría si lo llama River hasta su admiración por Messi.

En diálogo con TyC Sports, el futbolista de 36 años, que en más de una oportunidad manifestó su gusto particular por el Xeneize pese a ser brasileño, fue consultado por si aceptaría vestir la camiseta del Millonario. “No, no soy Gallina. Esto es por pasión, no solo por plata. Si me llama cualquier club de San Pablo tampoco iría, porque amo a Palmeiras. Igual ninguno me quiere y tampoco River”, respondió sin titubear.

Nacido en Río de Janeiro, Melo debutó en 2001 en el Flamengo. Luego pasó por el Cruzeiro y Gremio hasta que desembocó en Europa. Sin embargo, reconoció que su cariño por el club de la Ribera le surgió desde pequeño: “Esto viene desde chico. Hace un tiempo hablé de esto y en Brasil recibí críticas. Me gusta Boca cuando veo el campeonato argentino, pero en la Libertadores soy de Palmeiras”.

Además, admitió con qué ídolo del Xeneize se siente más identificado: “Cambié palabras en Twitter con Schiavi, que pegaba unas patadas increíbles. Me encantaba, porque vestía la camiseta con el alma. Esos son los jugadores que me gustan. Tienen carácter y hacen de todo para ganar”.

El volante del Palmeiras no dudó en alzar a Messi como el mejor del mundo y admitió que en Brasil
El volante del Palmeiras no dudó en alzar a Messi como el mejor del mundo y admitió que en Brasil "se turnaban para pegarle" Foto: AP

Más allá de lo que significa Boca para él, el ex Juventus, Galatasaray e Inter de Milán, entre otros, reconoció que planea respetar su contrato con el Verdao hasta 2021 y que no cree que lo vayan a llamar desde el cuadro azul y oro, aunque la ilusión es lo último que se pierde. “Riquelme no me llamó y no creo que me llame. Tengo que pensar en ganar la Libertadores con Palmeiras. Es un sueño”, expresó.

Por otro lado, Melo fue categórico al hablar de la Pulga, a quién enfrentó no solo a nivel clubes sino también en el Superclásico de las Américas y no dudó en ponerlo como el mejor del mundo: “Messi es el mejor de los que vi jugar. Te hace una jugada de la nada y hace 15 años que es así. Para atraparlo hay que matarlo. En las Eliminatorias me acuerdo que nos turnábamos para pegarle. No para romperlo, eso jamás, sino para cortar con faltas tácticas. El otro fenómeno es Cristiano. Para definir, es mejor que Messi”.

Otras frases de Felipe Melo:

Cómo consiguió la camiseta de Boca: “Me la regaló Fernando Tobio cuando jugamos juntos acá en Palmeiras. Hablo siempre con él. Me dio la de Boca y yo le regalé la de Inter”.

La pasión y el fútbol en Turquía: “Es otro nivel de locura. Una vez me tiraron un cuchillo. A mi papá le sacaron las monedas antes de entrar a un clásico contra Besiktas y adentro del estadio fue a comprar una bebida y le dieron el vuelto en monedas. En los últimos minutos del partido hubo una lluvia de monedas. Me encantan, porque están locos”.

Una recomendación a los jóvenes: “Hay que tener fe en Dios y en la familia. Vi mucha gente que se perdió en el camino, porque no tuvo a Dios ni a la familia. El deporte es importante porque domina la mente. Si tenés algo que hacer, no pensás en hacer cagadas”.

Segui leyendo: