Sampa, de 59 años, podría seguir su carrera en Brasil (REUTERS/Rahel Patrasso)
Sampa, de 59 años, podría seguir su carrera en Brasil (REUTERS/Rahel Patrasso)

El argentino Jorge Sampaoli interpuso una acción en la Justicia laboral de Brasil para resolver su salida del Santos. El entrenador le pidió al juez la rescisión de su contrato por el atraso en el pago de unos fondos de garantía laboral en los últimos cuatro meses (alrededor de 1.040.000 dólares), según señaló el portal Globo Esporte. La demanda también fue interpuesta por cuatro integrantes del cuerpo técnico del entrenador oriundo de Casilda, Santa Fe.

El Santos anunció durante la noche del martes la salida del ex orientador de la selección argentina a través de un comunicado. “El Santos comunica que en la fecha del 09/12/2019, en una reunión realizada por la mañana en el centro de entrenamiento Rey Pelé, el entrenador Jorge Sampaoli pidió la dimisión del cargo. Una vez comunicada la decisión del entrenador, el caso se entregó a nuestro departamento jurídico y de recursos humanos”, cita la publicación en las redes sociales del Peixe. Sin embargo, Sampaoli negó esa versión y, en declaraciones al diario deportivo Lance!, afirmó que no había renunciado “oficialmente”.

Las partes discuten el pago de una cláusula de rescisión de cerca de 10 millones de reales (unos 2,4 millones dólares) incluida en un primer momento en el contrato de Sampaol,i y que debe ser abonada en caso de que alguna de las partes decidiera romperlo antes de su conclusión, a finales de 2020. No obstante, según la defensa de Sampaoli, hace unos meses pactaron una eventual ruptura del contrato sin la exigencia de pago alguno, pero siempre que ésta se produjera a partir del 10 de diciembre.

El Santos asegura que el técnico le comunicó verbalmente su adiós el lunes 9 durante la reunión con Peres, lo que ha sido interpretado por el club como una ruptura unilateral del contrato antes del plazo previsto, ante lo cual le exige el pago de dicha cláusula. Pero Sampaoli lo niega y por ello se presentó ante la Justicia para rescindir el contrato por ese atraso en unos pagos que le corresponden y así evitar abonar la multa de rescisión.

El entrenador se despidió de la afición en una carta abierta en la que describió al conjunto paulista como una de sus casas “más lindas” y develó que “algunas circunstancias estructurales” no le permitieron continuar. “Tal vez, esto sea simplemente un hasta luego y la vida nos permita un reencuentro. Las despedidas son esos dolores dulces. Muchas gracias, de corazón. Los llevaré en el alma para siempre”, dijo en la misiva.

También agradeció el trabajo de los jugadores por creer en su filosofía, a los trabajadores del Santos y a la ciudad. “Santos es un lugar maravilloso. Nos trataron como si hubiéramos vivido toda la vida aquí. Quedará para siempre, también, que aquí nació mi tercer hijo, León”, indicó. En su opinión, sentarse en el banquillo del Santos le permitió “volver a creer en los sueños, en el juego y en la alegría dentro del fútbol”. “Todas estas cosas siento que son, para mí, una enorme conquista porque la exigencia y lo inmediato de este deporte no siempre nos permite ser felices. En un mundo que nos trata como objetos, me sentí humano y eso fue un privilegio maravilloso”, destacó.

En las últimas semanas la prensa brasileña ya hablaba de un adiós prematuro de Sampaoli ante las dudas de éste sobre la planificación de la plantilla de cara a la próxima campaña. Con menos refuerzos de los solicitados, el técnico llevó al equipo a proclamarse subcampeón de la Liga brasileña, que ganó con una enorme superioridad el Flamengo, también vencedor de la Copa Libertadores. Palmeiras es uno de los clubes que quieren contratar al entrenador, luego de quedar desechada la posibilidad de su desembarco en Racing.

Con información de EFE

SEGUÍ LEYENDO: