El boxeo nacional atraviesa un momento de recambio generacional tras los últimos suspiros de los principales puntales de la disciplina y la ausencia de referentes en la actualidad. Las proyecciones rumbo al futuro ubican a Fabián Maidana –hermano del "Chino"– como uno de los pugilistas a seguir de cerca.

Mañana, alrededor de las 22, el santafesino de 26 años se presentará en el Staples Center de California para afrontar su 16ª pelea profesional (récord de 15 victorias, 11 de ellas por KO) ante el ruso Andrey Klimov, un experimentado peleador de 36 años que marcará un antes y después en su trayectoria.

Maidana peleará ante el ruso Klimov (Getty)
Maidana peleará ante el ruso Klimov (Getty)

"Vamos a ir a buscar el año que viene a un rankeado. Ya estoy preparado para ir a buscar un título regional", advirtió "TNT" Maidana en los días previos a la pelea. Para eso, primero deberá pasar este duro examen.

El analista de Infobae Ernesto Cherquis Bialo presentó el panorama que atraviesa el boxeo nacional hoy en día y las posibilidades de Maidana, que será pieza clave de la velada que tendrá como combate estelar el que protagonizarán Mikey García y Robert Easter Jr.

Maidana buscará su 16° triunfo profesional (Getty)
Maidana buscará su 16° triunfo profesional (Getty)

El significado de la pelea con Klimov: "Será la primera pelea con un probador duro. Está el boxeador estrella, el incipiente, el noqueador, el flojo de carácter y buena técnica. Y hay una categoría que engloba a todos esos que es el probador. ¿Qué es el probador? Es un tipo duro, áspero, difícil, incómodo, que te ponen en la prueba final. Si pasa la prueba, entonces ya está para un escalón superior. Klimov es un probador difícil: no lo tiró nadie".

La prueba de fuego: "Todos nos encontramos en nuestra vida con el momento de la verdad. A todos nos llega la hora de la verdad. A un boxeador le llega la hora de la verdad cuando tiene que pasar una prueba de fuego. Vos para poder llegar por un campeonato del mundo, tenés que pasar el probador. Tiene una pelea con una generación de estrés propia de un campeonato del mundo porque define su futuro".

Las ventajas de Maidana al realizar su carrera en Estados Unidos: "Se dedica a ser boxeador. Si él viniera a entrenar en Buenos Aires, acá hay amigos, cumpleaños, reuniones. Hay distracción. Vos estás allá con los compañeros de team, un preparador físico, un técnico que dirigió al equipo olímpico de Estados Unidos. Entonces dormís, desayunás, vas a correr, descansás, vas al gimnasio. Estás enfocado. Tenés que pensar en la pelea. Lo único que tenés que hacer es subir el sábado al ring y pasar esta prueba contra Klimov".

Ante Klimov tendrá la prueba de fuego de su carrera (Getty)
Ante Klimov tendrá la prueba de fuego de su carrera (Getty)

La diferencia de "TNT" Maidana con los otros de su camada: "¿Qué distingue a Fabián Maidana de los otros chicos? A los 26 años, los grandes campeones argentinos ya tenían títulos absolutamente convalidados y estaban luchando por llegar a una corona mundial, peleando con los mejores del mundo de cada categoría. Maidana está siendo llevado como en otras épocas. Ahora tiene que dar el salto y empezar a acelerar la frecuencia de peleas si pasa a Klimov".

Las características de Maidana: "No tiene el ataque sostenido del hermano y no tiene el golpe del hermano. No tenemos pauta con respecto al corazón. El hermano tiene más corazón que abdomen. No sabemos si este chico tiene coraje o qué porcentaje del coraje del hermano. Sabemos que boxea mejor desde un punto de vista ortodoxo y a diferencia del "Chino" tiene una enorme facilidad para contraatacar".

Las cuatro incógnitas que deberá develar: "La primera es la velocidad de partida. Es decir, qué tan veloz es la partida para sorprender. La segunda es el carácter. Los boxeadores no son cobardes, lo que hay son momentos en que se te cruzan malos pensamientos. Lo tercero será la precisión: no podés tirar golpes al aire, tenés que darle un sentido a cada partida. Y  por último el temperamento: si va al piso, necesito saber cómo reacciona".

Por qué no hubo recambio de boxeadores: "El boxeo argentino no tiene centro de concentración de interés. El Luna Park no era un estadio solamente. No era un escenario solamente. No era un templo cultural de Buenos Aires solamente. Era una manzana en una zona privilegiada de Buenos Aires que tenía un gimnasio con la misma dimensión de una calle".