“Las Malvinas fueron, son y serán argentinas”: Vélez Sarsfield recogió un grito que no se apaga

El libro “Nuestras mujeres de Malvinas” de Beatriz Reynoso y Silvia Cordano fue presentado en un emotivo acto. Se destacó el compromiso de mantener la memoria viva para las generaciones que vienen

Guardar

Nuevo

Presentación de "Nuestras mujeres de Malvinas" en el club Velez Sársfield
Presentación de "Nuestras mujeres de Malvinas" en el club Velez Sársfield

El miedo, el dolor, el valor. La angustia, el alivio, el orgullo. La solidaridad, la fuerza, la esperanza. La forma sabia y lenta de sanar heridas. Todo eso, nada menos que eso, se despliega página a página en Nuestras mujeres de Malvinas, el libro que escribieron Beatriz Reynoso y Silvia Cordano. Lo hicieron hablando con protagonistas de la guerra. Mujeres protagonistas. La única mujer que estuvo en las islas como militar, otra que formó parte del equipo médico y también las madres, las hermanas, las novias de los soldados.

Ese fue el libro que se presentó en el Salón VIP de la sede del club Vélez Sarsfield, con la presencia de sus autoras y varios invitados destacados.

El Departamento de Cultura organizó el acto. Las autoras fueron presentadas junto a algunas de las protagonistas del libro, entre ellas Beatriz Páez (madre de un veterano de guerra), Rosana Fuertes (esposa de un veterano) y Liliana Colino (enfermera).

La apertura la hizo la periodista Mariana Rodríguez Vimo. Además, destacadas personalidades del club y del ámbito educativo, así como estudiantes y futuros profesores de Historia, estuvieron presentes para interiorizarse en los testimonios y en la influencia del conflicto en la vida de estas mujeres.

Las autoras de "Nuestras Mujeres de Malvinas": Beatriz Reynoso y Silvia Cordano
Las autoras de "Nuestras Mujeres de Malvinas": Beatriz Reynoso y Silvia Cordano

“La presencia de tantos jóvenes es algo muy esperanzador. Uno de los objetivos del libro es “sembrar” Malvinas, especialmente en los chicos, en los más jóvenes. Calar hondo en los corazones jóvenes argentinos que las Islas Malvinas fueron, son y serán argentinas. Llegará el día que el mundo lo reconocerá; siendo la única vía, la diplomática. La mayoría de los preguntas las hicieron los adolescentes de las escuelas presentes y también. los chicos de la pensión del club: los futuros jugadores profesionales. También estuvieron presentes estudiantes, futuros profesores de historia que se acercaron para interiorizarse acerca del libro. Verdaderamente prometedor”, comentó Beatriz Reynoso.

Uno de los momentos más conmovedores de la jornada fue cuando la enfermera Liliana Colino relató su viaje a las Islas Malvinas. Después de 42 años, Colino pudo reencontrarse y abrazarse con el veterano Miguel Allario, a quien asistió durante la guerra. Este reencuentro emocionó profundamente a los presentes y dejó una huella imborrable.

En un auditorio colmado se realizó la emotiva presentación
En un auditorio colmado se realizó la emotiva presentación

Daniel Ontiveros, veterano de guerra y socio honorífico del Club San Lorenzo, también estuvo en el lugar. El relato de su esposa Rosana Fuertes, quien fue su novia durante la guerra, reflejó las dificultades y traumas posguerra que Ontiveros logró superar con el tiempo. Fuertes destacó el amor y apoyo incondicional que sus hijos le brindan a Daniel, resaltando el orgullo que sienten por su padre.

Otro testimonio impactante fue el de Beatriz Páez, madre del veterano Félix Alberto Reynoso, quien narró el drama de la guerra y las secuelas que su hijo enfrentó. Expresó su dolor durante los días en que su hijo estuvo en Malvinas y sin poder contener las lágrimas, recordó: “Cuando mi hijo fue al servicio militar...yo no comía: lloraba”. Páez también habló sobre la falta de apoyo hacia los veteranos en sus revisiones médicas y cómo ella ayudó a conectar a los heridos con sus familiares.

Entre los asistentes estaban presentes representantes de varios departamentos de la AFA, como los de Género y de Acción Social, así como miembros juveniles de la pensión del Club Atlético San Lorenzo de Almagro. De este club, participaron Maximiliano Potel, coordinador de la dirección de desarrollo e integración social, y Agustina Hereñu, referente del área de mujeres, géneros y diversidad sexual.

Los estudiantes se animaron a realizar preguntas a las autoras después de la presentación
Los estudiantes se animaron a realizar preguntas a las autoras después de la presentación

También asistieron veteranos de guerra de La Matanza y Tres de Febrero, junto con autoridades y estudiantes de diversos establecimientos educativos. Los colegios presentaron dos banderas de ceremonia con sus respectivos abanderados y escoltas.

El himno nacional argentino fue interpretado por Fabio Santana, acompañado por integrantes del Coral Vélez Sarsfield y con la interpretación en lengua de señas a cargo de Ana María Lemos. Durante la ceremonia, se realizó un minuto de silencio en memoria de los caídos en la Guerra de Malvinas.

Las protagonistas del libro fueron entrevistadas por las autoras, dando lugar a un diálogo con el público asistente. Al final del evento, se entregaron presentes y distinciones por parte del club y los colegios invitados. Paula González, presidenta del Departamento de Cultura, y Miguel Allario, representante de la Subcomisión de Veteranos del CAVS, ofrecieron palabras de agradecimiento.

Este acto simbolizó un importante reconocimiento a la memoria y el fortalecimiento de los lazos comunitarios. Los organizadores destacaron el compromiso continuo de la institución para honrar la historia y trabajar conjuntamente con otros departamentos para transmitir valores a futuras generaciones.

El Secretario de Educación de Gral. Pueyrredón, Dr. Fernando Rizzi, autoridades militares, autoridades de la escuela y familiares
El Secretario de Educación de Gral. Pueyrredón, Dr. Fernando Rizzi, autoridades militares, autoridades de la escuela y familiares

Reconocimiento y homenaje

En Mar del Plata, la Escuela N.º 217 recibió el nombre de Diego Bellizona, soldado caído en el conflicto. En un acto concurrido, se renombró la escuela en honor a Bellizona, quien perteneció al Grupo de Artillería de Defensa Aérea (GADA) 601 y falleció el 13 de junio de 1982 durante un bombardeo. La autora Rosana Fuertes menciona a Bellizona en el libro, señalando su valentía y el dolor de su pérdida pocos días antes de la rendición.

El reconocimiento de estos testimonios y la memoria viva que eventos como el de Vélez Sarsfield buscan preservar resultan vitales para no olvidar jamás el sacrificio y el valor de quienes participaron en la Guerra de Malvinas y sus consecuentes luchas.

infobae

Nuestras mujeres de Malvinas examina el impacto de la Guerra de Malvinas en la vida de once mujeres argentinas. El libro se basa en entrevistas con madres, hermanas, hijas, novias y profesionales que estuvieron directamente involucradas en la contienda o afectadas por ella. La obra salió en formato digital en abril pasado a través de la editorial Leamos.

El planteamiento principal del libro cuestiona si es simplista afirmar que los hombres hacen la guerra y las mujeres recogen los pedazos y hacen la paz.

Este interrogante, formulado por Geoffrey Cardozo, un militar británico que ayudó en la identificación de soldados argentinos enterrados en las islas, es explorado a profundidad en el libro. Las autoras buscan ir más allá de esta idea, proporcionando una mirada en detalle de las experiencias y roles de las mujeres durante y después del conflicto.

Guardar

Nuevo