"Nueva música": panorama del movimiento que busca conquistar Buenos Aires

Con el Festival TACEC comenzó la temporada de sonidos experimentales, que continuará en los teatros Colón y San Martín. De qué se trata esta corriente y los eventos imperdibles hasta fin de año

Guardar

Nuevo

“Bang on a Can”, una de las próximas visitas
“Bang on a Can”, una de las próximas visitas

Como todos los años en Buenos Aires, la temporada musical contemporánea y experimental se despliega plenamente en esta segunda mitad del año. La denominación de Música nueva hizo su aparición con el Festival TACEC del Teatro Argentino, llamando la atención. La fórmula, poco usada, nos invita a preguntarnos porque cambiar de terminología y si anuncia una renovación. Es lo que indaga este breve panorama de la actualidad musical del Teatro Argentino de la Plata al Teatro Colón.

El Festival TACEC de Música Nueva cerró el mes de septiembre con una programación particularmente amplia en el Teatro Argentino de La Plata Centro de Experimentación y Creación.

Luciano Azzigotti, actual director del Festival, explica a Infobae Cultura porque eligió este subtítulo: "Hay una discusión fuerte sobre como llamar a esta música. Siempre la hubo, incluso creo que fue inherente a su misma creación. Estamos hablando de la música que rompe con la tonalidad a principio del siglo XX, de la música escrita que se transmite de maestro a discípulo y tiene una memoria registrable. Dentro de los nombres utilizados para describirla y más específicamente refiriéndose al quiebre que se genera en el principio del siglo XX, un periodista llamado Paul Becker la definió como 'Neue Musik'. El término convivió con muchos otros: música contemporánea, música de arte, música académica, música culta, dependiendo de las épocas y de los contextos".

Luciano Azzigotti
Luciano Azzigotti

"En Argentina, en los últimos años, esta música se difundió con el nombre de 'música contemporánea'. Creo, como Gandini, que ese nombre es problemático porque generó un ghetto dentro de una invención que terminó más bien polarizando sobre una tradición. Por lo cual la música contemporánea generó una especie de tradición propia y de estancamiento. Decidí llamarlo así, porque por un lado, tenía una cáscara bastante inocente ya que 'música nueva' pueden ser muchas cosas, pero me permitía referirme a la Neue musik no solamente ya como se conoce a partir de Beker en todo el siglo XX sino también a una escuela crítica en la cual se sigue utilizando este nombre, la escuela de Freiburg, desde donde la Neue Musik sigue teniendo un peso específico como aquella música que convive con el presente en modo crítico".

"Mathias Spahlinger y Nikolas Huber son los dos compositores que me influencian conceptualmente en el hecho de poder generar un constructo musical que critique a la sociedad, a su tradición dentro de un teatro de ópera que no pierde el rigor, el formalismo ni la capacidad crítica de pensamiento musical propios de la música de tradición escrita. Esta es la doble función que tiene para mí este subtítulo", agregó.

A lo largo de tres intensas jornadas, el público pudo apreciar un amplio espectro de estéticas provenientes de horizontes muy distintos y sin embargo puestas en un mismo plano. Se tutearon las creaciones multimediales del compositor danés Simon Steen-Andersen quien asume plenamente el atractivo lúdico de las nuevas tecnologías, del uso del micrófono y de la videoproyección con las delicadas interpretaciones zurcidas a mano del Trío Catch en obras acústicas -pero no menos atrapantes- de compositores contemporáneos como Sara Glojnaric [] e Isabel Mundry.

También cohabitaron el grupo Meridian Brothers y su música alternativa caribeña que entrecruza mundos sonoros tan diversos como la tropicalia, el vallenato y el noise con la muy vanguardista cellista francesa Séverine Ballon.

Sin embargo, más allá del eclecticismo, la concepción del Festival reflejó finalmente, aunque dentro de una programación focalizada en producciones esencialmente musicales, un fenómeno en la proa de la actualidad perceptible en todos los géneros artísticos: la multiplicidad, el cross-over, o la zona a veces nombrada "interartes".

La hibridación es una característica de las últimas tendencias en materia de búsquedas creativas, todas las artes incluidas. Es natural en estas condiciones que la descategorización, la descompartimentación y el cruce de los géneros se encuentren también hoy al nivel macro, en la estructura misma de las programaciones, más aún cuando están dirigidas por jóvenes curadores como Luciano Azzigotti quien afirma que "lo único nuevo de este festival fue leer la diversidad que ya está ocurriendo en nuestras cabezas y decisiones de navegación como oyentes".

Trío Catch
Trío Catch

También subraya los considerables esfuerzos desplegados por los equipos de gestión que impulsan la difusión de la música nueva en un contexto de desfinanciación. Es necesario remar contra la corriente de un mailstream cultural que aplana, uniformiza y estandardiza la oferta con "eventos masivos, productos musicales ya totalmente digeridos". Sin embargo, "el público es muchísimo más inteligente de lo que creen las políticas culturales en el 80 por ciento de los casos".

Público curioso, atraído por lo que todavía no conoce, ávido de descubrir pensamientos y modos sensibles nuevos, una descripción en la cual se reconoce sin duda nuestro lector. Echemos entonces un vistazo a la próxima agenda porteña susceptible de captar su atención; veremos de paso que se reafirma la inflexión a la diversidad y al mestizaje en materia de música nueva.

El próximo 19 de octubre, el Teatro Colón ofrecerá en su salón principal la oportunidad de escuchar al legendario grupo neoyorkino, representante de la música experimental norteamericana,  Bang on a can all stars, que vuelve a Buenos Aires después de cinco años de ausencia con estrenos nacionales de Ornette Coleman, Michael Gordon, Philip Glass, David Lang, Steve Martland y Julia Wolfe.

Bang on a can All -Stars se presentará en el Colón
Bang on a can All -Stars se presentará en el Colón

El sexteto amplificado se aparenta a una banda de rock pero posee la precisión de un ensamble de cámara virtuoso. Combina facetas tan diversas que evita cualquier etiqueta y conserva su juventud permanente mientras celebrará sus 30 años con la obra Big Space de Michael Gordon, especialmente concebida para la ocasión. Los oyentes, rodeados por 24 músicos del Instituto Superior del Teatro de música invitados, tendrán el privilegio de conocer de otra manera el espacio acústico del Colón a través de una experiencia inmersiva y envolvente.

El programa completo refleja el multifacetismo de la Música Nueva que nos interesa: rock, jazz, música experimental y minimalismo convivirán sobre el escenario del Colón que, bajo el impulso de Martín Bauer demuestra una vez más su plasticidad y capacidad a rejuvenecer su programación y ofrecer un reflejo vivo de la escena musical internacional actual.

Y la temporada no termina ahí, por supuesto. Los meses de noviembre y diciembre nos reservan más descubrimientos. La edición XXII del Ciclo de Conciertos de Música Contemporánea del Teatro San Martín (CCMC) abrirá el martes 20 de noviembre con Encrucijada del atípico "trío de rock" compuesto por Pedro Chalkho, Juan Pablo Navarro y Facundo Negri. ¡Tengamos nuestras agendas preparadas!

SEGUÍ LEYENDO

Todo lo que tenés que saber sobre la décima edición del Festival Buenos Aires Danza Contemporánea

Cómo es Teatrix, el "Netflix del teatro", según su creadora

Guardar

Nuevo