El gerente del hospital Papa Francisco, Daniel Mamaní, dio una controversial teoría sobre los casos asintomáticos.
El gerente del hospital Papa Francisco, Daniel Mamaní, dio una controversial teoría sobre los casos asintomáticos.

Es una de las principales autoridades sanitarias de Salta sobre coronavirus. Daniel Mamaní es gerente del hospital Papa Francisco, el centro de salud más importante de la provincia norteña, y sorprendió con una declaración que contradice el consenso médico: “Hoy a nivel mundial estamos viendo que los pacientes asintomáticos no están contagiando”.

La controversial definición de Mamaní fue deslizada ayer, al convocar a una conferencia de prensa un informe sobre los resultados del operativo sanitario en diez barrios del sur de la capital de Salta.

“Se va a testear a los pacientes con síntomas u oligosintomáticos. Hoy a nivel mundial estamos viendo que los pacientes asintomáticos no están contagiando, pero igual se está buscando y se está rastreando en las poblaciones en la que corresponda”, fue la frase completa de Mamaní.

Según indicó el diario El Tribuno, Mamaní aún no amplió si mantenía su opinión sobre el nivel de transmisión de la enfermedad en los casos asintomáticos.

Los dichos se desprenden de una conclusión reciente de Maria van Kerkhove, jefa de la Unidad de Zoonosis y Enfermedades Emergentes de la OMS, en una conferencia de prensa de las Naciones Unidas. “A partir de los datos que tenemos, todavía parece raro que una persona asintomática realmente transmita a un individuo secundario”, dijo la especialista, quien indicó que existe este tipo de propagación entre personas sin síntomas, aunque advirtió que no es la principal forma de transmisión.

El consenso médico avala la hipótesis de que las personas portadoras de COVID-19 pueden transmitir la enfermedad a otros, aún cuando no tengan un diagnóstico visible. De acuerdo a la evidencia vigente, el coronavirus se propaga entre las personas por contacto directo, indirecto (a través de objetos o superficies contaminadas), o por contacto cercano con personas infectadas, a través de secreciones de la boca y la nariz.

Operativo en el sur de Salta

Salta arrojó ayer 8 casos positivos de coronavirus ante las pruebas de hisopado, lo que llevó a la provincia a un total de 117 personas que contrajeron la enfermedad. Hace días que avanzan los contagios en el distrito, por lo que el ministerio de Salud Pública, que depende del gobernador Gustavo Sáenz, emprendió un rastrillaje epidemiológico en diez barrios de la zona sur de la capital provincial.

Hasta el 24 de julio vamos a estar trabajando en estos barrios, que ya han sido delimitados en la zona sur de la ciudad”, dijo la ministra de Salud Pública de Salta, Josefina Medrano.

La idea del gobierno local es salir a entrevistar personas, para detectar eventualmente personas que tengan un síntoma compatible con coronavirus y avanzar en la identificación. Además buscarán avanzar en la promoción del uso de la app Covid-19, que “tiene como objetivo evitar que la gente concurra a los servicios de salud” y permita que la gente pueda “hacer un reporte remoto diario de su estado de salud”.

“El sistema mismo ya los categoriza y manda información al sistema de salud, en este caso al centro de salud donde está la base operativa de Villa Palacios, donde el equipo de salud va a mirar y de acuerdo a la categorización va a dar respuesta en el domicilio de las personas”, explicó.

Medrano señaló que el objetivo es que “la gente se quede en sus casas y no concurra a aglomerarse en el centro de salud”. “Desde la estrategia sanitaria nos hemos enfocado siempre en salir a buscar al virus, o sea que esta acción que estamos haciendo es para ver si hay virus en ese lugar y, si lo hay, cómo se ha movido”, agregó.

En un plazo de 11 días, agentes sanitarios y personal de salud prevén entrevistar unas 1.500 familias de los barrios Villa Palacios, Divina Misericordia, Carlos Timoteo, Juan Manuel de Rosas, Martín Miguel de Güemes, Ingenieros, Don Emilio, Parques Nacionales, Edvisar y La Unión.

El operativo se basa en un plan estratégico integral para mitigar la posible presencia y propagación de coronavirus. Desde ayer se realizan intensos operativos de seguridad en la zona, con el fin de disminuir la circulación de personas en los barrios donde el equipo de salud de la provincia realiza los testeos puerta a puerta.

Para ello, se instalaron 15 puntos fijos de control en sectores donde están ubicados los barrios identificados, y el ingreso o salida de los sectores en estudio está permitido solo para residentes o trabajadores del lugar, con la justificación correspondiente.

Más de 100 policías están abocados a los controles preventivos solicitando DNI, permisos de circulación provincial o comprobante que acredite la circulación por fuerza mayor como trámites o turnos médicos.

Seguí leyendo: