En qué consiste el polémico canal interoceánico que propuso el presidente Petro para el Chocó: costará una millonada

El Gobierno le está apostando a un plan de reactivación férrea de más de treinta billones de pesos en los próximos años

Compartir
Compartir articulo
El proyecto que busca conectar el Pacifico con el Atlántico hace parte de una estrategia de reactivación ferroviaria - crédito Bienvenido Velasco/EFE
El proyecto que busca conectar el Pacifico con el Atlántico hace parte de una estrategia de reactivación ferroviaria - crédito Bienvenido Velasco/EFE

El presidente Gustavo Petro volvió a proponer la creación de un canal interoceánico en el departamento del Chocó, Colombia, con el objetivo de proporcionar una alternativa al Canal de Panamá.

La iniciativa, que contempla un corredor ferroviario de aproximadamente doscientos kilómetros que conectaría Cupica, en el Pacífico, con Urabá, en el Atlántico, para revolucionar el transporte interoceánico y enfrentar las problemáticas actuales del Canal de Panamá, incluyendo las adversas condiciones de sequía que afectan al lago Gatún.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Jonathan Bernal, vicepresidente de estructuración de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), en entrevista con Blu Radio, destacó que “Colombia tiene la oportunidad de pensar a largo plazo en una conexión ferroviaria que además sería multidimensional y muy corta”, enfatizando la eficiencia que este proyecto podría ofrecer en términos ferroviarios y portuarios.

La ANI, en colaboración con la Unidad de Planeación de Infraestructura de Transporte, se encuentra en la fase de estudio para evaluar las condiciones de inversión necesarias y llevar a cabo las consultas sociales pertinentes. Este paso inicial es crucial para determinar la viabilidad del proyecto y asegurar que se tomen en cuenta las preocupaciones y expectativas de las comunidades afectadas.

Al ministro de  Transporte William Camargo se le delegó la tarea de revisar la viabilidad de los proyectos - crédito Colprensa
Al ministro de Transporte William Camargo se le delegó la tarea de revisar la viabilidad de los proyectos - crédito Colprensa

El Canal de Panamá, por su parte, movilizó en 2022 un total de 196 millones de toneladas de carga. Sin embargo, ha experimentado una serie de desafíos que limitan su competitividad, entre ellas, las ya mencionadas condiciones de sequía. La propuesta del gobierno colombiano busca no solo ofrecer una solución a estos problemas, sino también colocar a Colombia en un posición estratégica en el contexto del comercio internacional.

Así es el proyecto

El Gobierno le asignó esta tarea al ministro de Transporte, William Camargo, y al nuevo director de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Este proyecto, que se espera atraiga inversiones extranjeras por su importancia geoestratégica mundial, comprende un plan que incluye cuatro proyectos claves para el desarrollo y reactivación de infraestructuras ferroviarias. Entre estas iniciativas destaca el contrato de asociación público-privada (APP) en el corredor férreo entre la Dorada y Chiriguaná, extendiéndose por más de 520 kilómetros.

En palabras de Jonathan Bernal, vicepresidente de estructuración de la ANI en una entrevista con Blu Radio, “Esperamos lograr una operación y mantenimiento de largo plazo por al menos 10 años y esperamos invertir tres billones allí”. Este ambicioso objetivo subraya el compromiso del gobierno con la mejora y expansión de la infraestructura ferroviaria nacional como parte esencial de su política de transporte. La ANI ya ha avanzado en este frente, publicando los términos de referencia en versión borrador, con el objetivo de dar conocer los pliegos definitivos y adjudicar el proyecto antes de finalizar el semestre actual.

Otra pieza clave de este gran esquema de mejoras es la creación de una conexión entre los puertos del Pacífico, principalmente el de Buenaventura, y el corredor férreo central. Este proyecto está en fase de evaluación de prefactibilidad para determinar la mejor ruta de conexión, estudiando opciones que atraviesan los departamentos de Tolima, Caldas y Antioquia. “Luego de elegir esa mejor alternativa, deberemos adjudicar la factibilidad en el segundo semestre de este año y la concesión a más tardar antes de finalizar este Gobierno”, añadió Bernal.

La inversión estimada por la ANI para este conjunto de iniciativas asciende a al menos 77 billones de pesos. La búsqueda de inversión extranjera se perfila como un elemento crucial para su realización, dada la envergadura de los fondos requeridos.

El proyecto de reactivación ferroviaria gana impulso con un foco particular en la conexión entre Bogotá y el corredor central, a lo largo de este eje se han destinado ya 19.000 millones de pesos en su etapa de prefactibilidad. Destaca el proyecto del tren del Catatumbo en Cúcuta, diseñado para conectar Colombia con Venezuela, revelando un esfuerzo por fortalecer el transporte de carga y pasajeros a través de las vías férreas. “Este año adjudicaremos el corredor central, que sin duda se convierte en la columna vertebral de la reactivación ferroviaria”, enfatizó el vicepresidente de estructuración de la ANI.

La ANI busca dejar listos los proyectos de factibilidad para comenzar con la adjudicación antes de que finalice el 2024 - crédito ani.gov.co.
La ANI busca dejar listos los proyectos de factibilidad para comenzar con la adjudicación antes de que finalice el 2024 - crédito ani.gov.co.

El Gobierno de Petro busca equilibrar la inversión en el sector transporte, históricamente inclinada hacia el desarrollo de carreteras, frente al modesto avance de las infraestructuras ferroviarias. “Hemos invertido entre el 70 y el 80 % en carreteras, mientras que los trenes, que han movilizado entre el 20 y el 25 % de la carga total del país, solo han recibido el 1.8 % del presupuesto del sector transporte”, detalló Bernal, explicando la necesidad de revisar y ajustar las asignaciones presupuestarias para reflejar de manera más equitativa el papel de los trenes en la logística nacional.

Adicionalmente, el Departamento Nacional de Planeación lidera el esfuerzo en la implementación del Tren del Catatumbo, un proyecto que busca no solo mejorar la conectividad interna sino también facilitar el intercambio comercial y de pasajeros con Venezuela. La ANI subraya la importancia de este corredor, considerándolo una pieza clave en la estrategia para reactivar y expandir la red ferroviaria del país.

La ANI ha enfatizado que el compromiso con estos proyectos trasciende los periodos de gobierno y se constituyen como políticas de Estado. “Es imposible concebir una idea, realizar estudios de prefactibilidad y factibilidad, adjudicar y construir en cuatro años”, señaló Bernal.

Entre las empresas interesadas en invertir destaca Deutsche Bahn, una firma alemana que ha tenido un papel clave en el proceso de prefactibilidad del corredor del Pacífico. Por otro lado, en el proyecto Bogotá ferro central, se encuentran involucradas Vipsa, una empresa de origen español, y Comprogin, también de Europa, demostrando el atractivo que representa el país para la inversión extranjera en proyectos de gran envergadura.

El Gobierno colombiano ha manifestado su ambición de invertir 30 billones de pesos en la modernización y creación de infraestructuras clave, habiéndose ya destinado 444.000 millones de pesos en contratos de obra pública a la fecha.

Entre los proyectos más esperados por la ciudadanía y que se perfilan a transformar significativamente la infraestructura del país está la conexión hacia Buenaventura, la cual, junto a la conexión de Bogotá con el corredor férreo central y la del Catatumbo, se espera que culminen su etapa de construcción hacia el año 2030.