Bebé muere después de que le cayó un televisor encima

El pequeño, de tan solo año y medio, fue herido mientras jugaba con sus dos hermanos mayores

Compartir
Compartir articulo
Televisor cayó encima de un bebé y acabó con su vida - crédito Pixabay
Televisor cayó encima de un bebé y acabó con su vida - crédito Pixabay

Un accidente trágico, en medio de una tarde de juegos entre hermanos, acabó con la vida de un niño de apenas 18 meses, luego de que el mueble de televisor, con todo y electrodoméstico le cayera encima la tarde del jueves 30 de noviembre.

Así lo habrían dado a conocer sus hermanos mayores, de 11 y 16 años, en medio del dolor que atraviesa la familia, por cuenta de la tragedia, que llegó hasta el barrio Villa Carmen, en la zona sur de Sincelejo.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Con un trauma craneoencefálico y heridas menores por todo su cuerpo, el niño fue trasladado de emergencia al Hospital Universitario de Sincelejo, en donde el personal médico intentó estabilizarlo, pero, al no lograr mayor resultado, fue trasladado a la clínica Santa Marta.

De acuerdo con declaraciones oficiales, entregadas a Blu Radio, el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía tomó el caso y se encuentra analizando qué pudo haber causado el incidente que, días más tarde, ocasionó el deceso del menor.

El CTI de la Fiscalía analiza qué pudo haber ocasionado el incidente - crédito Getty Images
El CTI de la Fiscalía analiza qué pudo haber ocasionado el incidente - crédito Getty Images

Otros peligros en el hogar: al menos dos de tres hermanos fallecieron luego de inhalar un gas tóxico que entró por la ventana

Estar en casa se convirtió en una pesadilla para la familia Rojas, luego de que a finales de octubre del 2023 dos de sus hijos fallecieran por cuenta de un gas tóxico que se habría colado por las ventanas de su vivienda en Bogotá, afectando a los hermanos, Santiago, Esteban y el bebé, de identidad desconocida.

La sustancia sería un plaguicida tóxico que, trabajadores de una fábrica ubicada al lado de su apartamento, utilizaron para acabar con alimañas que ponían en riesgo la producción. Sin embargo, no tomaron las medidas suficientes y los menores resultaron afectados.

Según comentó su madre, Lilibeth Rojas, en entrevista para el matutino de Arriba Bogotá “llegaron y nos informaron, colocaron esas pastillas ahí abajo. Dicen que eso explota después de tres días, entonces, como los niños estaban ahí en el apartamento, resultaron afectados, porque se les metió por las vías respiratorias, que es como que afecta (al organismo, dicha sustancia)”.

La salud de Santiago y Esteban, de 9 y 11 años, fue desmejorando hasta que perdieron la vida. De hecho, Santiago Rojas ni siquiera alcanzó a salir del apartamento: “Él no resistió y ahí mismo en la casa cayó desmayado, ya sin signos vitales. De ahí después sacaron a Esteban y al bebé. Los sacaron, también al hospital”.

Los responsables no habrían tomado las medidas suficientes para controlar la extraña sustancia - crédito Pngtree
Los responsables no habrían tomado las medidas suficientes para controlar la extraña sustancia - crédito Pngtree

Y a él le siguió su hermano, quien, a pesar de recibir atención médica presentó los mismos síntomas que terminaron llevándolo hasta la muerte: “Esteban David falleció ayer, lamentando el caso. No resistió. Los médicos no podían hacer nada, porque ese insecticida es tan fuerte que no había nada qué hacerle”.

Inexplicablemente, su hermano menor, de tan solo 9 meses de edad, fue quien más resistió la sustancia, pesar de presentar vómitos y fallas en algunos de sus órganos por cuenta del plaguicida, que actuó al ingresar a su sistema respiratorio.

“Después de ellos, él empezó también con los síntomas, porque primero les dan vómitos, les dan desmayos y pues, el bebé también comenzó así”, precisó Lilibeth, completamente devastada con la noticia.

Y es que, hasta donde se supo, los menores habrían inhalado la sustancia a tal punto que resultó mortal, pero, aun así, el bebé parecía estar lidiando de mejor manera con el gas, con todo y que “les iba dañando su cuerpecito por dentro, los riñones, sus pulmoncitos, todo, iban a caer en coma, y luego a perder la vida”.

En ambos casos, la muerte alcanzó a los menores estando en sus casas, en compañía de sus hermanos. Ahora, habrá que investigar qué medidas pudieron haberse tomado para evitar la tragedia y quién es responsable por su deceso, al menos en el caso del gas.