Fuego en las Islas de Entre Ríos: preocupación de productores agropecuarios por la imputación realizada por la justicia Federal

Infobae dialogó con uno de los productores afectado por los incendios

Preocupación de los productores agropecuarios por la imputación realizada por la Justicia Federal por los incendios en las Islas del Paraná (Informe 3)
Preocupación de los productores agropecuarios por la imputación realizada por la Justicia Federal por los incendios en las Islas del Paraná (Informe 3)

La decisión de la Justicia Federal de “imputar y procesar” a los dueños de los campos quemados en las islas de Entre Ríos, próximas al Río Paraná, tomó por sorpresa a los productores agropecuarios afectados. Uno de ellos es Enzo Federico Vignale, quien en diálogo con Infobae reconoció “estar dolido por el exhorto” que le remitió la Justicia, ya que se considera actualmente doblemente afectado tanto en lo económico por la quema de su lote, sin conocer todavía a los responsables del mismo, y ahora también en lo legal.

Vignale tiene un campo en las islas desde la década del ’90, que no usa hace casi tres años y contaba hasta su quema con pasturas naturales que nunca modificó durante el tiempo que realizó una actividad ganadera en la zona. El productor recibió un exhorto del Juzgado Federal Número 4 de Rosario, a través de la Secretaría Segunda, donde se lo “imputa y procesa” por el hecho. Asegura que el fuego que tuvo en su campo, se originó en un lote vecino y que la situación le provocará muchos perjuicios económicos y legales tras un hecho del que “no es responsable”.

“Me expusieron públicamente –dijo Vignale– como responsable de las quemas y eso duele. Esto junto a otros quince productores que hace años nos conocemos en la zona de islas. La exposición fue realizada desde los gobiernos de Santa Fe y Entre Ríos, y también por entidades ecologistas de los distritos cercanos. Allí me imputan la responsabilidad de los incendios que se produjeron en campos de mi propiedad, ubicados en las islas enterrianas, que desde siempre contaron solo con pastos naturales y cuya actividad y explotación está desafectada desde hace casi tres años”.

Y agregó: “El incendio en cuestión comenzó en un campo lindero, y por efecto de los vientos, se propagó e invadió mi propiedad. Lamento lo ocurrido por la geografía. Hay una serie de hechos que generan un ambiente propicio para que se extiendan con rapidez: la seca, la bajante del Río Paraná, la reducción de lagunas y riachos interiores. Todo esto, y principalmente el origen del incendio, escapan totalmente a mi responsabilidad”.

La Justicia Federal decidió “imputar y procesar” a los dueños de los campos quemados en las islas de Entre Ríos, próximas al Río Paraná (El Ciudadano)
La Justicia Federal decidió “imputar y procesar” a los dueños de los campos quemados en las islas de Entre Ríos, próximas al Río Paraná (El Ciudadano)

Origen de los incendios

Ante la consulta de este medio sobre cuál es el origen de los incendios en las islas, el productor comentó: “Los incendios se generan principalmente por los turistas o también desde asentamientos en distintos campos de las islas. También sobre la ruta se vive un despropósito por la falta de seguridad vial en la zona. Hay muchos cazadores o gente que hacen pesca deportiva, asados a la vera de la ruta que une Rosario con Victoria, saltan y rompen alambrados y entran a tierras privadas o fiscales que no están preparadas para el acampe. Allí se generan los incendios, que pueden ser algunos intencionales y otros no. Las condiciones de sequía hacen tremendamente volátil la zona”.

“Los que producimos en la zona desde hace años nos sentimos muy mal por el hecho de ser los dueños de los campos y que quede impune el hecho, sin conocer a los responsables que originaron el fuego. Me aqueja. Y más ser imputado y procesado solo por ser dueño y sabiendo que personas ajenas habitualmente invaden los lotes. Nos sentimos por esto agraviados, ya que el Estado no da una solución al problema de fondo a los que provocan los incendios”, explicó.

En la parte final de la entrevista, el productor muy afectado por la situación, señaló: “En mi caso se produce un doble daño: uno es la quema de los campos, ya que hasta octubre no voy a tener pastos para mis animales, porque las vacas no comen cenizas, y también un daño económico y legal. En definitiva para que me voy a meter en problemas si se que puedo pedir autorización al Departamento de Victoria para hacer una quema controlada y fiscalizada por funcionarios entrerrianos en un plazo de dos o tres semanas”.

Seguí leyendo: