Enzo Ferrari: “Nunca me sentí ingeniero o inventor, solamente me considero un promotor y agitador de ideas”
Enzo Ferrari: “Nunca me sentí ingeniero o inventor, solamente me considero un promotor y agitador de ideas”

"Il Commendatore" fue un prohombre. Hijo de Alfredo Ferrari y Adalgisa Bisbini, hermano de Alfredino, Enzo Ferrari nació en Módena el 18 de febrero de 1898, murió el 14 de agosto de 1988 en Maranello. En sus 90 años de vida fue huérfano, enfermo, infiel, viudo, padre de un hijo fallecido, dueño de una fábrica bombardeada, autor de célebres frases, propietario de una vida dantesca. Le entregó su apellido a uno de las automotrices más relevantes de la historia.

El Ferrari 125 S, el primer vehículo de calle que llevó el nombre Ferrari: el comienzo del mito
El Ferrari 125 S, el primer vehículo de calle que llevó el nombre Ferrari: el comienzo del mito

Ferrari le dedicó una exposición fotográfica en el lugar de nacimiento de Enzo, dentro del complejo que ahora alberga el Museo Enzo Ferrari de Módena. Cientos de imágenes de su cronología pasan por diferentes etapas de su vida: su niñez, cuando se crió en el norte italiano, en el seno de una familia trabajadora y acomodada, cuando a los diez años su padre lo llevó a que conociera el mundo del automovilismo; su adolescencia trágica cuando con 18 años sufrió la muerte de su padre y de su hermano a causa de una epidemia de gripe; su adultez desde cuando recibió el apodo de "Il Loco" por haber invertido toda la fortuna familiar en la competición hasta que se coronó en carreras inolvidables como Nuvolari, Castellotti y Villeneuve.

Una de las imágenes más destacadas de la muestra: Enzo Ferrar al volante junto a su mecánico Nino Berretta
Una de las imágenes más destacadas de la muestra: Enzo Ferrar al volante junto a su mecánico Nino Berretta
Enzo Ferrari en la prueba de una 246 de Fórmula 1
Enzo Ferrari en la prueba de una 246 de Fórmula 1

La exposición recorre toda la obra del genio: cuadros inmensos y fotografías medianas sobre pilares se distribuyen por todo el museo. Algunas imágenes son inéditas: obedecen a su vida más personal y desconocida, fuera de los escenarios públicos. Otras fotografías son más populares e ilustran los tiempos más célebres de Don Enzo. "Es increíble pensar que Enzo Ferrari nació en el siglo XIX", expresó Sergio Marchionne, máxima autoridad de la escudería italiana.

Desde el 18 de febrero se puede ver la muestra fotográfica en el Museo Enzo Ferrari, en Módena
Desde el 18 de febrero se puede ver la muestra fotográfica en el Museo Enzo Ferrari, en Módena
El 815, la primera unidad fabricada de Auto Avio Costruzioni, la compañía que fundó Enzo en 1939 tras romper la alianza con Alfa Romeo
El 815, la primera unidad fabricada de Auto Avio Costruzioni, la compañía que fundó Enzo en 1939 tras romper la alianza con Alfa Romeo

"Su lección es más actual que nunca y su modernidad es absoluta. Era un hombre con la capacidad de ver y dirigir personas y recursos fuera de lo común, y tenía un fuerte espíritu emprendedor y un coraje excepcional. Uno se pregunta qué objetivos podría lograr hoy si tuviera los medios técnicos y el conocimiento de nuestros días. El legado que dejó en el mundo sigue siendo una fuente de orgullo para todo Ferrari y para Italia en general", agradeció Marchionne.

El interior del Museo Enzo Ferrari en la misma casa donde el fundador de la marca nació hace 120 años
El interior del Museo Enzo Ferrari en la misma casa donde el fundador de la marca nació hace 120 años

En la página web del museo, Enzo fue calificado como una de las personalidades más influyentes del siglo XX, uno de los mejores representantes del espíritu italiano en todo el mundo. "Ningún hombre será el mejor si no tiene fuego en la sangre", dijo una vez. En lo suyo, fue uno de los mejores. Su llama fue contagio, constancia. Pero a pesar de haber convulsionado la industria automotriz con sus obras maestras, no se reconoce como un triunfador. Su fuego se apagó por la asfixia de las desgracias personales: sobre su conciencia cargó el lastre de la muerte de su esposa Laura, la pérdida de su hijo Dino, la destrucción de su primera fábrica y los decesos de sus pilotos preferidos (en 1957 un accidente de Marqués Alfonso de Portago a 260 km/h en la Mille Miglia dejó un saldo de once muertos: "Cuando los despedía antes de una competición los abrazaba y los besaba como si fuera la última vez. Sabía que marchaban a una carrera, pero nadie me aseguraba que iban a volver").

Enzo fue un provocador y un entusiasta exitoso, aunque signado por una historia de tragedias. Su aporte a la industria automotriz es invaluable
Enzo fue un provocador y un entusiasta exitoso, aunque signado por una historia de tragedias. Su aporte a la industria automotriz es invaluable
La familia Ferrari: Enzo, su hermano Alfredino, su padre Alfredo y su madre Adalgisa Bisbini
La familia Ferrari: Enzo, su hermano Alfredino, su padre Alfredo y su madre Adalgisa Bisbini

"Yo no sé cómo es el alma, pero si es que existe, los motores deberían tener una, porque se quejan, se desesperan, se rebelan y se comportan como niños a los que se forma, día a día, educándolos", dijo una vez. Hablaba de los motores con una propiedad mística, espiritual. Y a veces, didáctica: "Cuando usted compra una Ferrari, está pagando por el motor. El resto se lo doy gratis". También acuñó la frase "la aerodinámica es para fracasados que no saben hacer motores". Enzo creó en 1929 la Scuderia Ferrari para competir en carreras de la Mile Miglia, Targa di Florio. Y el 12 de marzo de 1947, el Ferrari 125 S -motor V12 responsable de una potencia de 118 CV- realizaba el bautismo del primer auto de calle de la automotriz. El año pasado celebraron los 70 años del comienzo del mito. Hoy festejan los 120 años del nacimiento del creador, la personalidad más capital de la industria automotriz.

LEA MÁS: