Nicolás Maduro anunció que su hijo formará parte de la negociación con la oposición en México

Nicolás Ernesto, sancionado por los Estados Unidos, será parte de la delegación chavista que participará de una negociación mediada por el país norteamericano y Noruega con el objetivo de buscar una salida democrática para Venezuela

Nicolás Maduro Guerra, hijo del dictador venezolano, observa a su padre mientras realiza una conferencia de prensa en Caracas (Foto: Reuters)
Nicolás Maduro Guerra, hijo del dictador venezolano, observa a su padre mientras realiza una conferencia de prensa en Caracas (Foto: Reuters)

Nicolás Maduro anunció que su hijo, Nicolás Ernesto, formará parte de la negociación con la oposición que comenzará en México con la mediación de Noruega. Así lo aseguró Maduro, quien explicó que su hijo “forma parte de la comisión de diálogo que va para México encabezada por el doctor Jorge Rodríguez”.

“Van para México al diálogo con la oposición extremista de derecha gobernada desde Estados Unidos. Vamos a dialogar con la oposición pitiyankee, proyankee, con los esclavos del gobierno de Estados Unidos. Hay que dialogar hasta con el diablo. Vamos con la cruz, con el agua bendita, con las bendiciones de dios”, destacó Maduro en un discurso este jueves.

En 2019, Nicolás Ernesto fue sancionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que designó al hijo del “líder ilegítimo” del régimen venezolano, Nicolás Maduro Moros.

“Maduro depende de su hijo Nicolasito y de otros cercanos a su régimen autoritario para mantener el dominio de la economía y reprimir al pueblo de Venezuela. EEUU seguirá atacando a los parientes cómplices de los informantes ilegítimos del régimen que se aprovechan de la corrupción de Maduro”, dijo el entonces secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

Maduro junto a su hijo
Maduro junto a su hijo

Ayer, se confirmó que los sectores de la oposición y del Gobierno de Venezuela entraron en la “fase final” de conversaciones previo al diálogo que tendrán en México, afirmó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

“Les confirmo que la Cancillería noruega nos ha comunicado que las partes que participarán en el diálogo sobre Venezuela han entrado a fase final de sus pláticas exploratorias a fin de iniciar negociaciones en nuestro país”, indicó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México en un mensaje en Twitter.

El aviso llega luego de que el jueves pasado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el país albergaría las negociaciones entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana por la crisis que se vive en ese país.

Horas antes de la confirmación de Ebrard, el sector opositor venezolano que encabeza el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles confirmó su participación en el proceso que presuntamente comenzará el viernes y en el que también estará la oposición que lidera Juan Guaidó.

Noruega confirma que el Gobierno de Venezuela y la Plataforma Unitaria Venezolana están en la fase final de las charlas exploratorias, con el objetivo de empezar las negociaciones en México facilitadas por Noruega”, señaló a su vez el Ministerio Noruego de Relaciones Exteriores.

El ofrecimiento de México ocurre en medio del creciente rol que el presidente López Obrador ha manifestado por la unidad de Latinoamérica tras años de mostrar desinterés por la política exterior.

En 2019, el Gobierno de López Obrador fue de los pocos de la región que no reconoció la presidencia del opositor Juan Guaidó y abanderó junto con Uruguay una propuesta de diálogo entre Maduro y la oposición.

Nicolás Maduro y su hijo
Nicolás Maduro y su hijo

“El Gobierno de México siempre ha impulsado el diálogo entre los propios venezolanos como la única solución a la situación en Venezuela, sin injerencismos y privilegiando la visión humanitaria”, reiteró este miércoles Maximiliano Reyes, subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina.

Previo al diálogo, el sector opositor de Venezuela expresó su deseo de elecciones generales “libres” y “justas”, mientras que Maduro respondió diciendo que está listo para reunirse con “toda la oposición”, pero exige que se levanten las sanciones internacionales antes de sentarse a negociar.

La semana pasada, varios miembros de la oposición aseguraron que la fecha para el comienzo de las negociaciones era el próximo día 13 de agosto, pero, según el mandatario, el día no está fijado todavía.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR